Apreciado Perez Pirela

CELAC e ideología

Abriste el programa del lunes 5 de diciembre con el trasfondo sonoro de Alí Primera (gran ausente de la CELAC, a pesar de haber sido él un gran americanista), que te acompañó durante buena parte del primer segmento

Pasaste a hacer una crítica (que tu llamas auto-crítica) al extraño caso del autogol cometido por los organizadores de un evento en donde pusieron de protagonista a un animador que es  figura emblemática de la sociedad de consumo, la sociedad del mercado, neoliberal, cínica e hopócrita (la sociedad, por supuesto, al igual que tú, no tengo nada personal contra ese animador de TV).

Entonces desarrollaste lo mejor de tu especialidad como buen investigador (segun puedo inferir de los programas que realizas y que que casi a diario veo), el trasfondo ideológico de los mensajes subliminales encriptados en los medios publicitarios, algo que también hicieron en los años 70, otros estudiosos de la práctica de la ideología como Ludovico Silva, quien por cierto, este 4 de Diciembre, cumplía años de fallecido (1988) ironicamente el mismo día en que Carlos Andres Perez II era ungido como presidente de la república, en un acto faraónico que contó con una Gran Orquesta Sinfónica y cientos de niños (si en algo se parece a hoy, no es mi culpa), dirigidos por José Antonio Abreu (ver video en internet), amigo y ministro del fallecido genocida.

Después de presentar varios tips de telenovelas, que identificaste maravillosamente como agencias ideológicas del neoliberalismo y que yo les llamo MISION CENICIENTA (casi siempre hay una pobretona, una  tierrúa que se casa con un rico, o no se sabe de donde carajo, le sale una fortuna), pasaste a identificar directamente los mensajes del animador cuestionado (sin cuestionar su talento, sinó lo que él representó en el evento, lo que habla bien de ti), asociandolos con las empresas que directamente financian los medios en los que él se desenvuelve: Si se puede, Pa’lante y otras perlas encriptadas, para que el resto de la decodificación, lo haga la mente humana de manera inconsciente a través del condicionamiento cultural y la asociación.

Citaste un ejemplo muy bien hecho, de la manera como queda grabado el mensaje publicitario en el sub-consciente de las personas cuando nos mostraste la cuña del restaurante La Estancia..sobre todo cuando recitaste el slogan de la canción SOLO EN LA ESTANCIA ENCONTRARÁS..a lo que los técnicos del estudio te contestaron EL BUEN SABOR DEL RESTAURANT (y yo desde mi sillón, en mi habitación), con lo que dejaste claro que es un mensaje que ya está afirmado en la mente de los venezolanos, que se reproduce a si mismo y con ello, el deseo de ser alguien que PUEDE comer en La Estancia, independientemente que un plato cueste Bs 500 y el servicio completo a dos personas (esto último lo agrego yo), el equivalente a un salario mínimo completo.

Pero creo que tu momento cumbre, fué cuando expusiste el video en donde un entrevistador le hace una pregunta a la Miss Milka Chulina (perdón si lo escribo mal, no tengo idea porque este nombre es como extra-terrestre), en un concurso de Mises..y ella dió la respuesta esperada por los organizadores, la que estaba en el libreto que le entregaron, en el guión de la maldad y el concierto para delinquir..ella habló de los bellos logros de la cuna de la democracia en América (Venezuela), justo después del caracazo y en el momento en que el entonces Teniente Coronel Hugo Chávez Frias (hoy nuestro Presidente y Líder) estaba en prisión..todos sabemos porqué.

En esencia, tu programa del lunes 5 de diciembre, hecho con bastante vehemencia, versó sobre la ideologización (al respecto, María Adela Linares escribió un corto pero lúcido artículo), que el pensamiento neoliberal ejerce a diario en su contínua labor disociante y embrutecedora a través de los medios.

Ahora bien, hablaste del niño y los violines y de un cacerolazo que no pudo callarlo, porque no hay cacerolazo que calle un violín, sobre todo si viene de un conservatorio.

Sabiendo que no es tu campo, me voy a permitir unos fragmentos analíticos al respecto: en primer lugar, en América, sólo un mínimo porcentaje de los músicos se dedica a la musica de tradición escrita (en el jazz se escribe el tema, después es libertad, improvisación), en segundo lugar, las orquestas de Abreu (que ahora son del estado, pero gobernadas por él ) no pueden ser representativas de toda América porque el noventa por ciento del repertorio que ellas ejecutan, es de procedencia centroeuropea.

Dijiste (y muy bien dicho), que uno de los más vendidos de la noche de clausura del CELAC fué Cisneros, la Polar y los coleaos de Televen (estos últimos, resultantes edípicos de  RCTV), pero yo también puedo agregarte que la preeminencia participativa de tres agrupaciones de la corporación  de orquestas (porque insisto no es un sistema, el sistema es relación e interacción y allí no lo hay) en un solo evento de clausura, tiene un significado..¿o no?..¿quien ganó allí?.

Será la Neocolonización?:

Brito Figueroa (1978): ¿Qué entendemos por neocolonialismo? tiene la propiedad de hacer de los países colonizados participantes activos en el mantenimiento de la relación de dependencia”. En términos de la teoría de las decisiones culturales puede decirse que el neocolonialismo se caracteriza por la toma de decisiones ajenas sobre objetos culturales ajenos y se profundiza el rechazo hacia los objetos culturales propios. La toma de decisiones ajenas se asume como propia y se colabora con el agente cultural ajeno que las toma; además, los objetos culturales ajenos se anhelan como propios. (Brito Figueroa, 1978, p. 710). (el sub-rayado es mío)

¿Será que las orquestas sinfónicas son una realidad cultural propia de los pueblos de América? ¿Nos pertenecen o son un instrumento heredado de la dominación cultural? Y si es así, ¿están siendo resemantizadas,?..¿o se mantienen aferradas a los valores foráneos y maquilladas cada vez que hay un evento?

Te voy a citar dos nociones de lo que piensan dos grandes investigadores del papel de la música:

1.- “Es mi creencia que un concierto sinfónico es la celebración de la “sagrada historia” de las clases media occidentales y una afirmación de su fe en sus valores como una imperecedera mitología de la vida . Así como esos valores y la sociedad industrial en general  están cada vez más bajo el ataque tanto de la crítica  como de la presión de los eventos, el concierto se hace cada vez más vital como ritual de estabilidad en un mundo inestable “(citado por John Balty en Ethnicity, Identity and Music. The Musical Constructions of Place. Edited by Martin Strokes. Oxford. New York.1987:19) 


2.- El niño comienza a aprender el estilo musical de su cultura en la medida en que el adquiere el lenguaje y los patrones emocionales de su gente. Este estilo es así, un importante vínculo entre un individuo y su cultura y más tarde, en la vida, retroalimenta inconscientemente al adulto toda la textura emocional  del mundo en el que fue formada su personalidad…Así, desde el punto de vista de su función social, el efecto primario de la música es darle al escucha un sentimiento de seguridad, porque ella simboliza el lugar en donde nació, sus primeras satisfacciones de infancia, su experiencia religiosa, sus placeres realizados en comunidad, su noviazgo y su trabajo- cualquiera de todas esas experiencias de formación de la personalidad.( Alan Lomax citado por John Balty en Ethnicity, Identity and Music. The Musical Constructions of Place. Edited by Martin Strokes. Oxford. New York.)

Ahora, te colocaré la opinión de uno de los apologistas de las orquestas en este medio (aporrea): En  el “Sistema” se puede orientar mejor los destinos de músicos provenientes de las zonas populares, en donde solo existe el sistema de la droga  y otros malditos males sociales que acostumbran anidar…

Aquí se evidencia un profundo odio hacia la pobreza: pensar que en los barrios, o se es prostituta o delincuente si no se está en una orquesta.

Ahora te lo diré con mis palabras: La música es un bien cultural producido socialmente y su significado es aquello que representa, a menos que, por rara excepción, algo se represente a sí mismo, lo cual está próximo al sin sentido.

Con esto te digo que no niego lo que había en el evento, pero reclamo las ausencias, y en mi reclamo va la PERTINENCIA: Porqué no un Mariachi, unos Batá Cubanos, un buen Vallenato, aunque sea un son del Tamunangue, Una Batucada Brasileña..el imperdible bandoneon y el tango, que nos dejaba el sentir de toda una cultura que involucra a Argentina y Uruguay; zampoñas, quenas y Charangos, que hubiesen respaldado los sentidos y muy sinceros discursos de Pepe Mujica, Evo y Correa.

¿No es la CELAC el instrumento para combatir la hegemonía y la globalización?..entonces porqué no colocar consonancias entre significado y significante, me refiero a los usos y funciones de la música en dicho evento y la trascendencia asociada a sus fines.

En otro de los conciertos, en donde estuvo Dame pa’ matala, nos hubiera gustado también escuchar otras voces, pero digámos que allí la irreverencia sustituyó algunas ausencias.

Terminaste el programa con un fragmento dirigido  a reconocer el gran logro que significa la CELAC para todos en América (desde México hasta la Patagonia), en lo que estamos absolutamente de acuerdo todos los seres pensantes, de Venezuela, América, y el mundo.

Tu invitado al programa fué la voz líder de la agrupación dame pa’ matala, que bueno, había algo de Alí en él, me lo recordó muchísimo.

Creo que tu programa es lo mejor de la Televisión en materia de análisis mediático (por cierto, antes había uno muy bueno llamado CARA DE VIDRIO, pero no lo he vuelto a ver), así, te invito (como investigador), no a que me invites, sino a escuchar las campanadas que estámos sonando hace años en relación al crecimiento desmedido, desproporcionado y por demás abusivo (en relación a las manifestaciones de la cultura popular), de esta corporación de orquestas y sus mensajes que, en cuanto a presencia, les gana a todos; su ubicuidad es aparentemente impoluta.

Te invito a develar los subliminales presentes en los mensajes de esta corporación transnacional de orquestas y otros no muy subliminales, pero aplaudidos por una muy nutrida parte de la clase política, empresarial, religiosa y militar venezolana , te invito a avizorar, como hemos hecho muchos, El traje (no tan) Nuevo del Emperador.

Salud!!!

 (diegosilvasilva@cantv.net)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2525 veces.



Diego Silva Silva

Compositor- Guitarrista- Investigador-Articulista-Conferencista. Licenciado en Educación. Ha recibido, entre otros reconocimientos (en las áreas de la música sinfónica, de cámara, electroacústica): Seis Premios Nacionales de Composición, Siete Premios Municipales de Música; el Premio Latinoamericano de Composición Casa de las Américas; ha presentado sus obras en Moscú, EEUU, Cuba, Nicaragua, Francia, Inglaterra, España, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Siria y Canadá; Investigador de la música del pasado colonial de Venezuela (restauró un extenso legajo de Canciones Patrióticas Sinfónico Coral caraqueñas desconocidas); ha estudiado las diferentes manifestaciones de la gran diversidad que representan las músicas de América y el mundo no occidental; fue asesor del departamento de investigaciones culturales del Ministerio de Cultura de Nicaragua (1983-1987); fue Vice-presidente de la Sociedad Venezolana para la Música Contemporánea y Presidente de la Comisión Artística de la Orquesta Filarmónica Nacional. Ha dirigido la Orquesta Sinfónica Venezuela, la Municipal de Caracas, de los Llanos, de Falcón, de Aragua, la Filarmónica y otras agrupaciones orquestales incidentales. Ha sido guitarrista acompañante de: Gloria Martín, Alí Primera, Lilia Vera, Cecilia Todd, Los hermanos Godoy, Isabel Parra entre otras y otros. En los años 70 fue miembro Fundador de la Camerata Renacentista de Caracas en donde se desenpeñó como laudista, vihuelista, violinista y percusionista.


Visite el perfil de Diego Silva Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: