Indepabis, lo que das es vergüenza

Hace más de cuatro (04) años una hermana sufrió un ataque de Escherichia Coli, tuvo que se internada en terapia intensiva en una clínica reconocida, la presión de esta clínica para que canceláramos fue hasta grosera, se nos decía de manera disimulada que de no hacer depósitos periódicos se corría el riesgo de que mi hermana fuese pasada a un centro de salud pública; recuerdo que visite unos CDI pero todos tenían la terapia intensiva llena, pero como Dios nunca abandona a su pueblo decenas de amigos ayudaron con préstamos y mi querida hermana pudo salir con bien de esta grave enfermedad. Lo que me causa sentimiento es que en mi desesperación fuí a Indepabis para que ellos evitaran que mi hermana fuese sacada de la clínica y jamás tuvieron la amabilidad de acompañarme a la clínica; recuerdo que hable en Los Caobos con un supervisor de apellido Molina; a la semana toda mi familia pudo presenciar como la amiga de un alto jerarca militar movilizaba todo el Indepabis para que un concesionario, Cinascar, le devolviera su dinero por sentirse estafada con la venta de un carro que desde que salió de la agencia no sirvió para nada, de esto escribí y la misma gente de Aporrea me pidió que no lo comentará y que esperará a ver si se daba solución a la problemática de mi hermana, pero se les olvidó que si los amigos no nos hubieran facilitado el dinero, mi hermana hubiera muerto; cosa que no ocurriría con la situación de Cinascar, la cual podía esperar, mi hermana NO.

En otra oportunidad llevé una carta denunciando la discriminación de un centro de imágenes de Puerto Ordaz, Estado Bolívar; eso quedó en el recuerdo y esta seudo empresa sigue cobrando montos excesivos y discriminando a la gente (guardo copia de que esta correspondencia fue entregada a Indepabis, Ciudad Guayana), ya que por ser una empresa que tiene equipos de alta tecnología, las personas deben hacer lo inhumanamente posible para pagar los estudios y someterse a ser tratados de manera grosera y denigrante.

Son muchas las personas que me han manifestado su desconfianza de este organismo oficial que está al servicio de todos menos el pueblo; por Indepabis Ciudad Guayana han pasado muchos jefes pero las cosas en vez de mejorar son cada vez peor; la burocracia y la falta de un trato amable y cortes hacía el pueblo está a la vista; el día de hoy 29 de noviembre de 2011, llegó una señora con cara de pocos amigos, eran las 8:10 am, entró y abrió las puertas como a las 8:20 am, el personal restante no había llegado; este servidor llevaba su denuncia que muchos leyeron a través de aporrea: “Seguros Pirámide: ¿Ladrones de Oficio?, pero al parecer este personal parece todo menos servidor del pueblo, créanme que pensaba que estaba hablando con el abogado de la empresa de seguros; en primer lugar me dijo que las correspondencia debían ir dirigidas a nombre de la TSU Soremil Carvajal, Coordinadora Regional del Indepabis, de lo contrario no te la reciben, en otras palabras el pueblo que vive en Vista el Sol, debe primero tomar un microbus para viajar por más de 40 minutos para preguntar quien es la coordinadora Regional de Indepabis y luego irse a hacer la carta; que riñones la de esta gente, no cabe duda cual es su principal objetivo la no denuncia; y por qué? La respuesta: las conciencias sin principios se compran rápido con favores y regalos. En nuestro caso al parecer se nos había adelantado el personal de la empresa de seguros; se no dijo en Indepabis que nosotros no podíamos mandar a reparar el carro sin la autorización de la empresa de seguro, le expresamos que primero leyera nuestra carta explicativa y se diera cuenta de que habíamos esperado cinco (05) meses y la empresa no había mandado a reparar el vehículo; pero lo que nos dejó claro y sin vista es que ésta señora sin expresarnos en que articulo de la Ley de Seguros expresa que yo debo esperar el tiempo que le de la gana a la empresa de seguros para reparar mi carro, nos decía que nosotros no debíamos haber mandado a reparar el carro; en fin el pueblo en el Indepabis debe demostrar que la empresa lo está agrediendo y el Indepabis actúa como el abogado de la empresa; de nada vale los evaluos de los peritos del INTTT, ya que los montos que ellos dicen vale una reparación son el papel tuale de las empresas aseguradoras y al Indepabis le sirve para otra vaina. En los requisitos que pide Indepabis expresa que debo anexar soporte; en eso estoy de acuerdo, pero como pedirle a una señora que traiga las cartas llevadas a una empresa que no le ha brindado la garantía en una nevera que compró; es que acaso el pueblo debe pasar como seis meses pasando cartas a la empresa o comercio que le vendió la nevera para poder hacer la denuncia, solo con la carta explicativa donde el pueblo exprese que la empresa no ha querido cumplir con el servicio de garantía debe ser santa palabra para que el Indepabis visite al comercio y este demuestre delante de la afectada las razones de su incumplimiento, pero en el Indepabis Ciudad Guayana es todo lo contrario. Son centenas de denuncias a las empresas de seguros y jamás nadie me ha manifestado que ha logrado resolver sus problemas de estafa, muchos tiran la toalla, ya que se juega al cansancio del denunciante y estas empresas siguen como si nada; mañana sale uno por VTV diciendo que confiemos en el Indepabis que si nos protege, como si con los Show propios del capitalismo se fuese a solucionar las cosas; los que siguieron este camino o receta, ya sabemos como han sido derrotados en el terreno electoral, no hagamos lo mismo.

En fin estimados venezolanos, poner una denuncia en el Indepabis es luchar contra la empresa que te roba y con el ente oficial que los protege, así están las cosas en mi patria socialista.

A veces señor Presidente habla usted del buen vivir y me preguntó otra vez: ¿Qué es el buen vivir para usted? Creo que los que trabajan en el Indepabis Ciudad Guayana si saben que es el buen vivir para ellos.

Señor Presidente si su Gobierno sigue por este camino no se sienta mal cuando alguien le diga que un Flux de un ex presidente le quede a la medida, y no vaya a pensar mal, es por lo parecido de su gobierno en materia de protección a los que día a día son robados por comerciantes o empresarios inescrupulosos y que no tienen un verdadero ente que le brinde la protección necesaria; ay señor mi Díos, que tiempos fueran para este pueblo si este servidor tuviera poder de decisión en está dependencia que solo está al servicio de un comercio y un sector empresarial que monta sus show mediáticos pero que tiene más de una conciencia comprada en los organismos encargados de proteger a un pueblo; por lo menos en el caso de Ciudad Guayana el pueblo sentiría que no estaría solo en su lucha por el respeto que como ciudadano se merece.

Será, que cuando nos dicen que denunciemos es pura paja. Por cierto el 0800 RECLAMA no funciona.


(*)Profesor UNEG


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4480 veces.



Henry Carrero(*)

Asesor y docente universitario en la Universidad Nacional Experimental de Guayana - UNEG. Especialista en temas de mercadeo.

 henryantonioc@gmail.com      @HENRYACARRERO

Visite el perfil de Henry Carrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social