Feliz cumpleaños mi Cumaná quierida

Desde niño siempre me causó inspiración unas palabras que ya forman parte de la cultura popular y también de mi añoranza. Ellas dicen: “Ay Cumaná quien te viera / y por tus calles pasara / y a San Francisco fuera / a misa de madrugada”. Mi anhelo es que los cumaneses pudieran disfrutar de su Centro Histórico; de casas coloniales y pintorescas; músicas y canciones de antaño; del templo de Santa Inés restaurado; de un reloj que indique la hora con sus campanadas; degustar de un buen café de Cumanacoa o de los Altos de Sucre, cerca de los muros de piedras del castillo San Antonio o Santa María; de la calle Sucre convertida en un boulevard para que los cumaneses disfruten paseando por vías empedradas; y al atardecer el sonar de las campanas de la iglesia anunciado el inicio de la misa y el encuentro con Dios.

Ay Cumaná, tú  que me viste nacer en tu regazo, me diste la cuna, allá en las barreadas del Cumanagoto, entrego a ti mis pensamientos y mis acciones, para ver algún día lo antes dicho. Ver una Cumaná linda para el disfrute de su pueblo, impulsar el rescate de nuestras tradiciones, el rescate de nuestros valores y el rescate de nuestra identidad.

La comunidad organizada de San Francisco y el gobierno regional vienen realizando reuniones casi a diario para iniciar la rehabilitación de las fachadas, luminarias, ornatos, entre otras actividades, con el objeto de revitalizar al Centro Histórico y hacer de él un lugar de encuentro para las familias cumanesas. 

Ay Cumaná, en tus 496 aniversarios, le deseo a nuestro pueblo mucha salud, paz, prosperidad y unidad; y que Dios riegue muchas bendiciones en todos los hogares de las familias cumanesas.

rcacostag@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5742 veces.



Rosendo Acosta


Visite el perfil de Rosendo Acosta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rosendo Acosta

Rosendo Acosta

Más artículos de este autor