!!!MIsión cumplida!!!

Jardín Botánico: Ahora si presidente Chávez

Para quienes creyeron que Chávez engañaría a la dirigencia de las/los trabajadores universitarios, que encauzaron un conflicto en defensa de sus justas reivindicaciones contractuales; tenemos que decirles que el tiro les salió por la culata, los hechos han venido demostrándoles que Chávez sí cumple lo que ofrece. Rememorando los hechos, recordemos que el pasado mes de mayo, el camarada Presidente decidió ajustar los sueldos al personal universitario en un 40%, a partir del citado mes. En su anuncio el Presidente Chávez, destinó recursos para hacer dicho ajuste y en su alocución fue bien preciso, en cuanto a que el mismo tuviera incidencia al conjunto de beneficios socio-económicos establecidos en las Contrataciones Colectivas, léase: Primas. Pero, una cosa piensa Chávez, y otras sus ministras. El ajuste lo convertiría la tecnoburocracia ministerial en homologación de beneficios, afectándose con ello, los ingresos de los menos pudientes, obreras/obreros y empleados/empleadas, en beneficio de profesores y profesoras. Lo que Chávez daba por un lado, por el otro la tecnoburocracia se los arrancaba a obreros/obreras y empleados/empleadas, para beneficiar a sus colegas de oficio.

  El ajuste fue aplicado tan mal, pero tan mal, que dio motivaciones suficientes para el inicio de un conflicto de amplio alcance en el ámbito de nuestras universidades nacionales. Fetrauniversitarios y Fenasoesv, pasaron a liderar la indignación general que cundía entre trabajadores y trabajadoras universitarias. Mientras ello ocurría, las centrales patronales, la Aristocracia sindical, organizada alrededor de Fetrauve, Fenastrauv y Fenasinpres, cerraba filas con la tecnoburocracia de Opsu y el Mppeu, celebrando a viva voz, la arbitrariedad por ellos realizada. Fueron meses de intensa confrontación, en los que quedarían al descubierto posturas políticas de marcado corte reaccionario, como la expresada por Aristóbulo Isturiz, quien en un encuentro del Psuv, denunciaba la lucha emprendida como teledirigida por la embajada gringa, como parte de una estrategia desestabilizadora de la oposición. Mientras, dirigentes del Psuv, satanizaban a las/los trabajadores, los medios de comunicación del Estado cerraban filas, invisibilizando esa justa protesta; dejándole la puerta abierta a los medios de comunicación de la burguesía, para que fueran éstos quienes dieran cobertura a las acciones de protestas emprendidas por la clase trabajadora universitaria. Valga decir, aquello que tanto cuestionan a medios como Globovisión, lo ejecutaban ahora los medios que pretenden ser la alternativa. Así, por ejemplo, desde La Hojilla, se satanizaba sin opción a réplica, a las trabajadoras/trabajadores universitarios, en una campaña que bien pudiéramos comparar con aquella emprendida por los medios de la burguesía, contra los Círculos Bolivarianos; toda una campaña, cuyo fin no era otro, sino colocar a la clase trabajadora universitaria de espaldas al proceso Bolivariano y, con ello, a su dirigencia, de comprobada trayectoria en el campo revolucionario, incluso en tiempos tan duros, como lo serían aquellos años de 2002, tiempos de golpe de Estado y de reacción burguesa.

  La lucha de clases, terminaría de colocar cada punto sobre sus íes respectivas, trancas de puertas, ruedas de prensa, movilizaciones de calles, trancas de autopistas, en fin, que no hicieron las/los trabajadores universitarios para hacer sentir su presencia en el ámbito político de la lucha por su sobrevivencia como especie. Al final, después de una masiva marcha hacia la vicepresidencia de la República, se dio al traste con las contrarrevolucionarias políticas emanadas del Mppeu, sin duda, tomadas del viejo recetario neoliberal. Allí llegaron, las/los trabajadores universitarios exigiendo cuatro puntos concretos para poder dar por finiquitado el conflicto iniciado meses atrás: 1) respeto a la Contratación Colectiva, violentada al irrespetar la cláusula de las interescalas y, al no hacer extensivo el ajuste a la Prima Hogar; 2) respuesta a la cancelación de los Pasivos Laborales; 3) Discusión de la nueva Contratación Colectiva; y 4) fin de la tercerización en nuestras instituciones universitarias. La masiva marcha, rompió el cerco mediático tendido sobre Miraflores; permitiéndole al camarada Presidente Chávez, apreciar que la información por él manejada, no contenía el cien por ciento de veracidad. El vicepresidente, que manejaba la información completa, tuvo que informarle a plenitud las causas de las protestas universitarias, sensibilizándole al punto, que las reuniones posteriores a la masiva marcha, le obligaron a poner orden, “tengo órdenes expresas del Presidente Chávez de poner fin a este conflicto”, así le expresaba a la ministra universitaria quien, no sabemos bajo que directrices, se las jugaba por la prolongación del conflicto en nuestras universidades.

  La dirigencia de la clase trabajadora universitaria, en gesto de responsabilidad, ante el compromiso verbal adquirido por el vicepresidente de la República, Elías Jaua, asumió como suya la palabra empeñada por el camarada Chávez, en vocería de su vicepresidente, y así lo anunciarían en rueda de prensa a través de los medios oficiales, quienes abrían sus pantallas, por primera vez, a la clase trabajadora universitaria, desde que se iniciara el conflicto. Quienes ayer, fueron satanizados y colocados en la acera del frente; ahora, como por arte de magia, eran reivindicados/reivindicadas en los medios oficiales. La victoria ahora, era de todas/todos. Incluso, aquellas Federaciones, que meses o días atrás, repudiaban la acción del conflicto; ahora, reivindicaban como suyo los logros alcanzados, en un gesto de cinismo, que indigna y da ganas de vomitar. Hasta un remitido público, a página completa y costo millonario, hicieron público con el fin de intentar engañar a la clase trabajadora universitaria, adjudicándose un logro en el que no tuvieron ni arte, ni parte. Peor aún, en el que fueron causantes del mismo, al coaligarse con la tecnoburocracia de Opsu y el Mppeu.

  Culminado el conflicto, el Gobierno Revolucionario ha venido dando pasos firmes hacia el cumplimiento de los acuerdos alcanzados, este mes se espera la jubilación de compañeras y compañeros trabajadores de los IUT y CU, en concordancia con lo establecido en la Normativa Laboral y la Contratación Colectiva, con 25 años de servicios y 100% de su sueldo como pensión; en contraposición, a como lo venía negociando Fetrauve con el Mppeu, 25 años de servicios y 80% del sueldo como pensión, hagamos memoria, no nos dejemos engañar. Asimismo, en días pasados el Presidente aprobó los recursos para ajustar la Prima Hogar en 40%, retroactivos desde mayo pasado, deuda que se cancelará a finales de este mes, como fue acordado. Igualmente, el pasado jueves 10, anunció la forma de pago de la “deuda impagable”, como la definiera el ex ministro de Cordiplan, Teodoro Petkoff, los Pasivos Laborales. “El presidente Hugo Chávez aseguró que la  deuda acumulada con las y los jubilados será pagada con Petrobonos, que sugirió llamarlos “Faja Petrolífera del Orinoco”, ya que de las actividades petroleras en la referida zona, ubicada al oriente del país, son las que permitirán cumplir con estos compromisos (…) El instrumento legal, destacó Chávez, contemplará la creación de un Fondo de Prestaciones que acompañará al Petrobono en el pago de la deuda. Manifestó, al respecto, que el referido fondo tendrá cuentas de participación y deberá tener personalidad jurídica, para ofrecer garantías a las y los jubilados. El dignatario destacó que el 3% de la regalía petrolera irá al referido fondo, dado que en Venezuela se vive un nuevo modo de distribución de las riquezas generadas por el petróleo. Sugirió, además, que  en el futuro el mismo podrá ser transformado en un fondo de inversiones para que genere ganancias. Explicó que  este fondo también permitirá que las y los trabajadores que se jubilan cada año (cerca de 30 mil)  reciban sus prestaciones sociales “de inmediato y sin retardos”. (Correo del Orinoco, 10-11-11).

  El acuerdo alcanzado en la sede de la Vicepresidencia, contenía un punto de altísimo contenido social reivindicativo que da un golpe importante a las políticas neoliberales que se han venido impuesto en nuestras universidades públicas: la tercerización o flexibilización laboral. En el caso concreto de la UCV, en lo concerniente al Jardín Botánico. Recuérdese que el 21 de Diciembre de 2000, el Presidente Chávez restituía, a esa Casa de Estudios, una parte valiosísima de su Patrimonio: el Jardín Botánico de Caracas, que le fuera arrebatada por las armas en el brutal allanamiento de noviembre de 1969, durante el mandato del “académico” Rafael Caldera. Así, mediante Decreto Presidencial Nº 1.128 de fecha 20-12-2000, publicado en la Gaceta Oficial Nº 37.126 de fecha 14-01-2001 y oficio Nº R-975-2002 del Consejo Universitario de la UCV, se daba fin a la ignominia que durante medio siglo mantuvo esa parte de la Ciudad Universitaria.

  El Presidente Hugo Chávez, con ese acto, reivindicaba el carácter pleno de la Autonomía Universitaria, a la cual, ya antes, le había dado carácter constitucional, por primera vez en toda nuestra historia Patria. Ese gesto, que al igual al asumido por el Padre Libertador Simón Bolívar  al decretar el 24 de junio de 1827, los Estatutos Republicanos Universitarios, que le valieran el reconocimiento de su comunidad que, a través de su Junta General, el 13 de marzo de 1828, le manifestara: “…Cuando se proclaman por todas partes principios de salud y existencia de políticas, la Universidad Central de Venezuela no puede enmudecer. Su Instituto mismo, si no sus peculiares intereses, la han reunido en esta sesión para meditar seriamente sobre los votos de Colombia. La conciencia de la integridad nacional. La continuación del Libertador Presidente en el mando supremo del Estado, mientras lo exige la felicidad común. El cuerpo universitario no se ocupa de resolver su problema, porque en su concepto no le constituyen los votos de los pueblos. Sin embargo hace algunas reflexiones, menos para convencerse ni para convencer a otros que para cooperar al impulso nacional ejerciendo el más eminente de los derechos” (Historia de la Universidad Central de Venezuela, Juan de Dios Méndez y Mendoza). No esperamos un gesto similar de quienes hoy gobiernan nuestra institución universitaria, más sí de nuestro pueblo trabajador que ve hoy en la labor gubernamental, comandada por el camarada Chávez, una acción continuista de la idea del Padre Libertador de garantizar a plenitud la autonomía universitaria.

  No obstante, esta acción benefactora del camarada Presidente Chávez, quedaría a medias, al no considerar en su Decreto restituyente, al factor  fundamental para el buen funcionamiento de esa Institución: las trabajadoras y trabajadores adscritos al mismo. Si bien, su  primera Presidenta, la compañera Marianela Genatios, dio un impulso importante en el logro de la restitución plena del Jardín a la UCV, con la incorporación de sus trabajadores y trabajadoras a la nómina de la Universidad. No pasaría mucho tiempo en que, al ganar el Rectorado la derecha fascista universitaria, llegara la ignominia a dirigir los destinos del Botánico por cerca de nueve años, representada en la figura nefasta de Aníbal Castillo, quien desde su arribo a la Presidencia de la Fundación, se dedicó a hostigar y humillar al personal que, con esmerada dedicación se ha dedicado a mantener y sostener en impecable estado de presentación este esplendor vegetal con que cuenta nuestra Caracas.

 Fueron años duros para las/los trabajadores del Botánico, hasta que tomaron conciencia de su rol como parte integrante de la clase trabajadora universitaria y emprendieron la larga lucha que culmina con el acuerdo de la Vicepresidencia y el compromiso de la Ministra María Cristina Iglesias de acelerar el Auto que les da reconocimiento como auténticos trabajadores y trabajadoras universitarias, el cual dictamina: “…por cuanto los trabajadores y trabajadoras de la Fundación Instituto Jardín Botánico de Venezuela Dr. Tobías Lasser, vienen cumpliendo o realizando actividades propias del sector universitario, son trabajadores universitarios y trabajadoras universitarias y deben ser beneficiarios y beneficiarias de las condiciones de trabajo acordadas mediante las convenciones colectivas de trabajo, de obreros y obreras, empleados y empleadas, y homologadas en el marco de la Reunión de Normativa Laboral para a Rama de Educación Superior…” (Auto Nº 2011-0212, de fecha 04-11-11, emanado de la Dirección de Inspectoría Nacional y Otros Asuntos Colectivos de Trabajo del Sector Público). Un golpe mortal a la tercerización en nuestras universidades públicas!!!

  Ahora sí, camarada Chávez, Misión Cumplida en el Jardín Botánico. SinatraUCV y SutraUCV, en conjunción con las/los trabajadores lo han logrado, restituir su voluntad de incorporar a plenitud, el Jardín Botánico a la Universidad Central de Venezuela!!! 

 henryesc@yahoo.es


Caracas, 12-11-11 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2507 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a133512.htmlCd0NV CAC = Y co = US