Entre la rabia y la ternura sobreviven las víctimas del 11-A

Este lunes, 11 de abril, con la Canción Solidaria de siempre, acudimos al acto organizado en el Cine Baralt por la “Asociación de Víctimas” del golpe de Estado de 2002. Este evento no estaba entre lo que llaman “la programación oficial”. Estoy segura que, para quienes estábamos allí, no fue un elemento de importancia. Aunque mucho dice de las consideraciones que nuestros compatriotas están recibiendo. Y efectivamente, cuando intervino Jessenia Osorio de ASOVIC, nos enteramos de las calamidades que están padeciendo. No sólo desde el punto de vista económico, social y familiar, sino de la desolación y del olvido en el que los tienen arrinconados. Nuestros corazones sentían coraje y Alí Primera me susurraba al oído: “y no me gusta el papel de estar perfumando mierda”. A mí tampoco, Alí.

Las cantoras y cantores que escuchábamos sus denuncias angustiosas: Lilia Vera, Martha Doudiers, José Garcés, Gonzalo Gómez (Aporrea) y yo, nos estremecíamos entre la rabia y la ternura. Entonces, Lilia, maestra de una escuela de solidaridad con los pueblos del mundo, hizo el llamado necesario: ¡Hay que llamar a los cantores¡ ¡Esta situación no puede continuar! ¡Ser revolucionarios no es un acto de la boca pa´fuera! Y nos interpretó a los que allí estábamos y además, dio en el clavo del asunto: “la palabra sin los pasos, es una palabra muerta”. Porque de eso se trata. A lo que agregué en el escenario: hay quienes pretenden transformar la revolución en una mercancía, en juego de oportunismos y de chantajes. Y no se los permitiremos. De manera que cumplamos con ayudar a romper el silencio y a exigir la atención urgente de estos compatriotas. De las viudas, de los heridos, de las familias. Para que no nos devore la indiferencia y la desidia, como dijo en el documental proyectado esa noche, un joven que sufrió heridas durante el golpe fascista. Ninguna de las víctimas está pidiendo que las mantengan. Están exigiendo que nuestra Revolución sea capaz de colocarse a la estatura de su amor por la Patria. Al fin y al cabo: LA PATRIA SON LOS HOMBRES Y MUJERES DE NUESTRA TIERRA.


chichemanaure@hotmail.com















Esta nota ha sido leída aproximadamente 1776 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter