Reflexiones sobre el Psuv y el Gran Polo Patriótico

Esta semana observamos con cierto alborozo el renacer del Polo Patriótico, rebautizado como “El Gran Polo Patriótico”, y vimos a un presidente conversando con colectivos, diversos los cuales le manifestaron lo que ellos como base desean de esta unión que no debe tener como meta el proceso electoral, sino una unión que trascienda en el tiempo y que no nazca con los vicios propios de los partidos tradicionales, los cuales como un cáncer los hacen envejecer muy pronto como parece ser el caso del aun rescatable PSUV.

En este encuentro de  Chávez con los colectivos me impresiono por la profundidad de sus conceptos a pesar de su edad, una joven del colectivo Tiuna Fuerte, la cual le expuso a Chávez con una claridad meridiana, todos los problemas de integración que hay entre los diferentes grupos y colectivos con identidad propia, que apoyan este proceso y que muchas veces se derivan de las mentalidades cuartas republicanas que aún subsisten en el PSUV, partido que no ha sabido generar políticas de acercamiento y convivencias con sectores con diferente estilo político pero que convergen en torno al proceso revolucionario.

Creemos que este renacer, llamado Gran Polo Patriótico, un polo donde la militancia no es aluvional, ni su inscripción es forzada por el temor a perder alguna prebenda, sino por su compromiso REVOLUCIONARIO, nos hace fortalecer la fe, la esperanza y la convicción   que si es posible un proceso de cambios y  nos  hace pensar que cada vez es más valedera, la propuesta de una Dirección Colectiva , en donde el principal actor de esta revolución como es el pueblo, sienta como suyo ese poder que se le ha transferido, creando así el sentido de pertenencia y el orgullo patrio que toda revolución genuina debe despertar, sin que haya ninguna contradicción con la posición del líder indiscutible de este proceso como lo es el Comandante Chávez, al que sin exagerar vimos sumamente alegre en la reunión antes mencionada.

Y se debe aprovechar este entusiasmo para darle arranque de una vez por todas a la promesa aun pendiente de la escuela de formación de cuadros, que tanta falta nos hace.

Ahora cual debe ser el papel del PSUV?

 El PSUV, debe aprovechar esta coyuntura para no seguir envejeciendo prematuramente y convertirse en un verdadero partido político de izquierda dejando los vicios arrastrados y trabajar como tal, no como un partido especializado en organizar eventos, que tenga además personalidad propia en sus opiniones políticas, y que no sea una caja de resonancia de las opiniones del presidente y que se ocupe más de los problemas del país con iniciativas propias, alejarse del sectarismo que lo ha caracterizado en su trato con los más pequeños y que estimule y acepte la crítica constructiva y no la descalifique a priori.

No pongamos todo el peso de la revolución sobre los hombros del presidente.

El debate está abierto. 

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE: VENCEREMOS.

jrondon66@hotmail.com

jrondon66@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2663 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas