(o la anarquía nos devorara)

El Gran Polo Patriotico

“Somos la vida y la alegría en constante

lucha  contra la tristeza y la muerte”

Argimiro Gabaldon (Chimiro)

  Los esfuerzos del camarada presidente Chávez no han dejado de tener sentido, sobretodo hoy que son es tiempo de definiciones. No debe haber coartada alguna para que revolucionarios de nuevo cuño sigan surgiendo por aquello que nos revelaba el libro de Biología sobre la generación espontanea. Es como si surgieran de una franela vieja, sudada, así decía el viejo libro...de ella nacían ratones. Yo no voy a cuestionar teorías. Mucho menos puedo jugar a ser un erudito en revoluciones, y mucho menos en biología, pero lo cierto es,…  que están surgiendo ratones, a la velocidad del rayo. Otra, de calibre mas alto fu{e hace alrededor de cinco años la palabra del flaco comandante guerrillero Francisco Pradas  “...las revoluciones no se permiten...y esta es una revolución permitida”. ¡Pues que se anime la discusión!.  

     Lo cierto es que los errores se están multiplicando más rápido que los panes. Esta es una de las tantas razones como para preocuparse. ¿Qué hacer?...vuelve la vieja interrogante de Wladimir Ulianov en momentos que el nuevo (y falso) activismo revolucionario sigue momificándose o llenando trincheras de cuanto bicho piensa el proceso como una oferta económica atrayente, como un contrato atractivo.  

     Francisco Pradas Barazarte, sospecha de esas revoluciones de boina nada más. Nadie, ni siquiera por el apasionamiento freudiano, puede acusar a este viejo comandante guerrillero como un contra – revolucionario, como ha sido la moda de algunos revolucionarios light, que lamentablemente están dentro del proceso, ”revolucionarios permitidos” , que no revolución permitida –prefiero pensarlo así, a diferencia de Pradas. Simplemente la sospecha de Pradas es la sospecha de muchos, y es que no se puede creer sin ton ni son de una revolución que es permitida: tiene el visto bueno del “gran demócrata”  Barak Obama, pero solo en el plano formal. Ya sabemos de los planes que hay contra el país y que dejan feo a manipulado presidente de los EEUU,  quien anda por muchos los países remendando democracias y elecciones, aunque en el suyo sigan sin encontrar el dedal y todo a costa de la “orden” que se le programe. 

     No se, pero creo que Malraux, tiene que prolongar su visión sobre la “época del desprecio”, pues el siglo ha terminado, lo que no lo ha hecho es el desprecio. Malraux, sostenía que con este siglo terminaba la época del desprecio. Más lacerante son las palabras de Adorno al parafrasear a Bertol Brecht cuando sostiene “que el palacio de la cultura y civilización occidental es construido con mierda”, ( build out of dogshit). Con solo estas dos visiones se podría invocar a una reflexión colectiva sobre la revolución que se discursea y (no) se construye y  la revolución que se construye, pese a todo, pese a todo. Es en este contexto que  el camarada presidente invita  a la conformación del gran polo patriótico. Nace naciendo y no por generación espontanea. 

     Y es que quizás, por aquello del build aut of dogshit adorniano, se siente que están pasando las mismas cosas que siempre han pasado. Esta dialéctica misteriosa se repite y hasta le hace posta a la dominación. León Felipe, al igual que el maestro  Freire, ACOSTUMBRADOS A LEER AL MUNDO pueden dar lectura a esta revolución y se desencantarían, no por  la revolución como tal, pero si por algunos que dentro de ella apuestan a su derrota. Por ejemplo León Felipe pudiera decirnos desde su palabra. “Quien lee diez siglos en la historia / y no la cierra  / al ver las mismas cosas siempre / con distinta fecha / los mismos hombres / las mismas guerras / los mismos tiranos / las mismas cadenas / los mismos esclavos / las mismas protestas / los mismos farsantes / las mismas sectas / y los mismos / los mismos poetas / que pena / que pena que sea así todo siempre / ¡siempre de la misma manera! /. Demos lectura  nosotros a esta realidad, no para el desencanto, ni para el repliegue, pero tampoco para llenar las trincheras de vanguardia con cuanto bicho concibe al proceso en lo constante y sonante, nada más. Eso no es bueno, porque estaríamos poniéndole al lado de nuestros hijos mas nobles  que como hombre y mujeres  apuestan a la vida, a quienes  en cualquier  momento pueden venderlos, solo por una cuota de Bolívar. No puede  permitírseles a muchos infiltrados “bolivaristas”, no bolivarianos, ávidos del erario público que ganen un espacio más en un proceso que le pertenece al pueblo, pero que reclama la participación revolucionaria para su desletrinización definitiva. 

     Quien se lleva el proceso por los caminos del diablo, lo hace consciente de la necesidad de este país nuestro para los intereses macro – planetarios de dominación. Estos aúpan con su práctica la entrega, el servilismo y la genuflexión. Y es que acaso no hay ejemplos muchos para hacernos recordar, aquel personaje del que  Antony de Mello hablaba sobre los activistas sociales que buscan la reforma, no la revolución y narraba  “Erase una vez un rey muy sabio y bondadoso que, al enterarse de que había una serie de personas inocentes en las mazmorras de su prisión, mandó construir otra prisión más confortable para aquellos inocentes”. Tenemos que aclara hasta aquí, dos cosas puntuales, una, la primera tiene que ver con eso de la revolución permitida, en  mi parecer lo único permitido aquí son aquellos revolucionarios  de otoño  que restan y dividen, mientras un pueblo y un continente larguirucho y noble quiere sumar y multiplicar. Lo otro, tiene que ver con la necesaria revisión de hombres y mujeres (no de nombres) a todos los niveles y que con su practica  reproducen la democracia que no debe volver y que peligrosamente creen en el socialismo solo como sobrenombre de la misma democracia de siempre. 

     No hay tiempo para recular, sólo la organización popular puede salvar caminos, en función de un pensamiento alternativo y de nuevos esquemas de movilización verdaderamente revolucionarios, que no salvacionistas. Solo la participación activa puede movilizar en la integración orgánica con la comunidad en la co – creatividad y la corresponsabilidad. Solo la conciencia colectiva se hace inversamente proporcional a el desencanto cuando la participación activa de las comunidades organizadas en torno al poder de convivencia y de solidaridad orgánica descansan sobre su protagonismo en las dimensiones de un nuevo saber, hacer, tener y poder.  

      Entonces, porqué mantenerse al margen hasta que llegue una fórmula mágica – electoral. Porque no organizarse y organizar en función de lo que el maestro Nazoa llamará los “poderes creadores del pueblo”. No vaya a ser que por arroparnos en la desesperanza, después tengamos que decir con Vallejo: “...¡Sí después de las alas de los pájaros / no sobrevive el pájaro parado! / ¡Más valdría en verdad / que se lo coman todo y  acabemos /”. ¿Se lo dejamos todo a los nuevos propietarios de Bolívar? 

     La respuesta es la práctica...y esta es la búsqueda por lograr definitivamente el encuentro de los simones en el campo de los hechos. 

     Animar la discusión en torno al proceso que se desarrolla es darle orientación y sentido a nuestros pasos. Desde allí, puede animarse, hasta crecer en espiral una nueva campaña admirable donde asimilemos las lecciones de los hombres y mujeres que lo han dado todo por nada. ¡al carajo los cargos! Y al carajo, también los mujiquitas de boina puestos en ellos “a fuerza de tarjeticas” y “padrinos”. Digamos con Martí: “no podemos ser el pueblo de hojas, que vive en el aire, con la copa cargada de flor, restallando o zumbando, según la acaricie el capricho de la luz, o la tunden y talen las tempestades; ¡los arboles se han de poner en fila, para que no pase el gigantes de las siete leguas. Es la hora del recuento y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes” 

     Es con el Gran Polo Patriótico que se abre la posibilidad, mas alla de lo electoral, de vencer  al partido  - voto, entendiendo el movimiento de movimientos y no moviendo el movimiento. Con ello se estaría poniéndole el último clavo a la sepultura del oportunismo.

espanel7@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2789 veces.



Nelson España

Miembro del Frente Antiimperialista de la Zona Sur - Anzoátegui

 espanel7@gmail.com

Visite el perfil de Nelson España para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson España

Nelson España

Más artículos de este autor