La rebeldía de un venezolano

Después del dolor inmenso sufrido por Bolívar por haberse perdido la Primera República, el hombre se dedica a las labores de reconquistar el suelo de su Venezuela querida, por lo que prepara y ejecuta lo que se conoce con el nombre de la Campaña Admirable, acción militar que el entonces brigadier Simón Bolívar emprende desde Cúcuta el 14 de mayo de 1813, con el firme propósito de liberar a su patria del poder español. Contando Bolívar con 800 hombres, el 17 de mayo llega a La Grita, el 19 continúa hacia Mérida a donde arriba el 23 de mayo. En esta ciudad Bolívar recibe importante ayuda en dinero y suministros de todo género; además de incorporársele 500 hombres más. Al ponerse al tanto de la ubicación y magnitud de las fuerzas realistas que operaban en Barinas y Trujillo comprende que tiene que actuar con rapidez para evitar la reunión y fortalecimiento de las fuerzas españolas, por lo que ordena a Anastasio Girardot que llevase a cabo la limpieza de la provincia de Trujillo y a los capitanes Hermógenes Maza y José María Ricaurte avanzar en la dirección Mendoza-Betijoque, en tanto que el capitán Manuel Gorgorza marchar hacia Niquitao, por la vía de Las Piedras; todas estas fuerzas tenían como objetivo final reunirse en Trujillo. Conjuntamente a este despliegue, la retaguardia bajo el mando del coronel José Felix Ribas emprendía su marcha desde San Cristóbal, reagrupando a todos los soldados que habían quedado dispersos o retardados.

El 3 de junio el capitán Maza desaloja al coronel Ramón Correa de la posición de Ponomesa (Edo Trujillo) en donde el jefe realista tenía 200 hombres, este triunfo permite a Girardot el 9 de junio la ocupación de Trujillo, Bolívar llega a la ciudad de Trujillo el 14 de junio, desde allí ordena a Ribas que marche lo más rápidamente posible a Boconó con el objeto de distraer las tropas realistas y así facilitar el factor sorpresa. Bolívar en la ciudad de Trujillo dicta el 15 de junio de 1813 el célebre Decreto de Guerra a Muerte. Ante el repliegue del jefe realista Manuel Cañas a Carache, Girardot se dirige hacia esa localidad el 17 de junio, entonces el jefe realista abandona la línea que ocupaba y lleva sus hombres a las alturas de Agua de Obispos y es el 18 de junio que se produce el enfrentamiento entre las fuerzas de Girardot y Cañas, resultando el triunfo del jefe patriota y así elimina las tropas que podían entorpecer el avance. El 28 de junio sale Bolívar de Trujillo en dirección a Barinas, donde el jefe realista Antonio Tíscar tenía una fuerza cercana a los 2000 hombres, llegando el 1 de julio a Guanare, ciudad que había sido abandonada por los relistas al tener conocimiento del avance de las fuerzas de Bolívar. El 6 de julio ocupa Bolívar la ciudad de Barinas sin ningún tipo de resistencia, ya que Tíscar se había retirado a Guayana por la vía de Nutrias. A la vez que Bolívar efectuaba su movimiento sobre Barinas, el coronel Ribas el 2 de julio derrotaba al coronel José Martí en la batalla de Niquitao; evitando que dicho jefe realista atacara la retaguardia de Bolívar. Liberada la provincia de Barinas de las fuerzas relistas, Bolívar ordena a Girardot marche hasta allí, para luego enviarlo a Guanare. Por su parte Ribas tuvo la misión de marchar sobre El Tocuyo y Barquisimeto, con el objeto de enfrentar un contingente realista que avanzaba en esa dirección, el 18 de julio toma posesión de El Tocuyo y 2 días después sigue a Barquisimeto donde en la llanura de Los Horcones derrota el 22 de julio al coronel José Oberto.

El 26 de julio llega Bolívar a San Carlos procedente de Guanare, el coronel realista Julián Izquierdo comandante de las fuerzas que guarnecían esta ciudad al tener conocimiento del avance de Bolívar y de la derrota de Oberto en Los Horcones, decide replegar sus tropas hacia Valencia, sin embargo esto fue impedido por una contraorden de Domingo Monteverde que le ordena regresar a San Carlos. El 29 de julio Bolívar fue informado de la presencia del coronel Izquierdo en Tinaquillo e inmediatamente se pone en marcha hacia ese lugar encontrándose el 31 de julio con la vanguardia enemiga en la sabana de Pegones, ante esta situación Izquierdo ejecutó un movimiento retrógrado y se repliega a la sabana de Taguanes y hacia este lugar enfila Bolívar el ataque con su infantería al frente y la caballería en el ala derecha, con lo cual hizo un desbordamiento del flanco izquierdo realista. En una maniobra desesperada que buscaba neutralizar el ataque de las fuerzas de Bolívar, Izquierdo emprendió la retirada, pero durante la ejecución de la misma fue derrotado por los republicanos. La victoria de Taguanes dejó expedito a Bolívar el avance hacia Valencia, pues Monteverde se había retirado al enterarse del fracaso de Izquierdo. El 2 de agosto entra el brigadier Bolívar a Valencia, mientras que el coronel Ribas había quedado en San Carlos como comandante de dicha plaza. Días después sigue Bolívar hacia Caracas, el día 4 en La Victoria acepta la capitulación que le propuso el gobierno español. Finalmente, después de 12 largas semanas de caminata, de lluvias, de mosquitos, de dormir en el suelo y a la intemperie lo más del tiempo, de comer mal y otros más sacrificios, el 6 de agosto de 1813 entra triunfante a Caracas el pequeño ejército mandado por el brigadier Simón Bolívar y con ello culminar exitosamente la Campaña Admirable. Sin duda que esta prodigiosa acción bélica es digna de un genio. Ese genio político, estadista, militar y poseedor de un sentimiento de gran amor hacia su pueblo no pudo, ni puede ser otro que no fuera nuestro Libertador, Simón Bolívar. El hombre más grande de América.


joseameliach@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2305 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a130705.htmlCd0NV CAC = Y co = US