Nosotros también queremos que los Señores de la CIDH nos habiliten

Con todo el respeto a la fama que en buena lid se han ganado por su humana consideración analítica de desenrollar y decidir casos intrínsecos de contagio político en el Continente Americano sin nada que ver con los yanquis como Comisión sin riesgo y, sin que se nos quede ningún resabio atravesado que nos pueda afectar o descalificar la oportunidad milagrosa que hoy nos asiste en sus cuatro dimensiones de popularidad, por lo que acudimos sin preámbulo a ustedes a plantear, lo que a continuación marca nuestro destino, menos peliagudo que el del Leopoldo López y, de antemano agradecer su obligación de paliar lo que desconforma nuestros derechos humanos ofuscados. Somos como mínimo -entre cuatro y cinco millones- de personas que hemos formado sin fines de lucro una “basa ancha de desahuciados de Venezuela”, cuyas siglas sería: “BADV”, lo que ajusta un poco que estamos desamparados en Venezuela y en vista de su agilidad y prontitud de atender y resolver todo lo que tenga que ver con nuestro país sobre los derechos humanos, no nos queda otro camino que apegarnos a su sentimientos de integridad que compartida de bondad y comprensión sobre la justicia social que nos asiste, pero de la que no disponemos de ni un antes ni un después, ya que somos los infinitamente olvidados de dios y de todos los gobiernos, por lo que no jugamos a la política, ni estamos adheridos a ningún tinte que colorea a los que se agarran a la MUS, ni los que guindan de la otra unidad y quizás seamos, nini-nana, por lo que los encausados nos vean mal, ya que no arrimamos nada a su favor y estamos más interesados que algún organismo internacional como la CIDH que no esta ajustada a nuestra Constitución y libre de todo su proceder como legislador que ordena sin contemplación que en el país se cumplan sus decisiones como mandato a ras de su rasero peculiar que los hace hermanos del bien sin naturaleza opuesta. Queremos viajar, tener lo que otros tienen bien diversificado y además, comer, beber, joder plácidamente y también deseamos sumar millones -¿y por qué no, de dinero mal habido? Que eso da e infla pasiones de regocijo que no dificulte el acto de la corrupción y, que se vea más bien como un acto libre de buena administración que debe acompañar y estar presente a la hora de entregar cuentas de un cargo público y así se evita la sospecha que años después destape, el libre albedrío de darse la gran vida. ¿Si ustedes sueñan –nosotros también y nos asiste el mismo derecho de vivir en paz con todas las comodidades y arrogancias de un ciudadano de la IV-R dentro de la V-R. Con la precisión milimétrica del momento: haremos uso de nuestro derecho de atención y expresión que, permita tirar a sus pies el haz de dificultades que destrozan nuestra convivencia en este mundo en que unos pocos se contemplan como reyezuelos y nosotros como los condenados eternos sin permiso de alguna clase que nos socorra como todo ser humano que deba gozar del derecho de respirar como un papa con la bendición de dios por delante y que no seamos los eternos pecadores, infestados de todos los males que Caín se despojó y dejo caer una vez que traicionó la lealtad de los hombres de ser independientes y en ese orden social en que hoy nos debatimos, contagiados de tanto tragar aire contaminado que enflaquece nuestras almas y no le da respiro normal, ni la libertad de extasiarse de todos los beneficios que da el poder por lo que los humanos luchan en este planeta –por lo menos, para que los oiga el que tiene oídos- porque de lo contrario se estaría en igualdad de conflictos como los que nos embucha a toda hora que, es el pan del día a día y, no da descanso a nuestras almas a amar y ser amados, porque el que sufre más bien odia. Que su voluntad como CIDH de servirle a este su Continente esté siempre por delante y así como despacharon el problema de inhabilitación de Leopoldo López se nos habilite a ver si cogemos un poco más de carne social dentro de la misma sociedad que nos sataniza llamándonos, pobres. Motivo por el cual rogamos a sus excelencias que nos den el visto bueno con la misma clemencia del caso aludido antes y que sirva de consuelo a la libertad de tener como sea lo que es de todos. Estaremos atentos a su digna oportunidad de ponernos a valer como debe ser, por lo que dios y alguien más los cogerá en su seno y hasta os premien por la templanza de habilitar ante un posible corrupto y ahora a los “BADV” de esta tierra. estebanrr2008@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1158 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a130449.htmlCd0NV CAC = Y co = US