Ledezma en el tobogán

Verlo bajo las luces de ese cromákit produjo, cierta tristeza, tanta que recuerda la letra del Tango, “Niebla del Riachuelo” : “Torvo cementerio de las naves que al morir, / sueñan sin embargo que hacia el mar han de partir..”. Nostalgia pura 

¿Se desboco ¿, con desafinado guargüero, y pobres alegatos, arrojó, sin ton ni son, longanizas de verbo sin sentido ni contenido. 

Qué muestra: un aliento descerebrado en discurso con sentencias y frases cortas, para esconder una larga y anémica vida con historia que es el novenario de un reiterado error hacia el lejano poder. 

Su propósito, es obvio y valido, hablar mal de la gestión de gobierno, para responderle basta citar lo que dice la encuesta del mes de  agosto 2011 de Hinterlace, que reconoce  en 59% la popularidad del Presidente, mas señera que la modesta, cifra reflejada por GIS-XXI, a la pregunta, ¿ si hubiera elecciones este domingo, por quien votaría?, la gente respondió, 57%, por Chávez. 

Que demostró, ser otro candidato del desespero por la caótica situación de esa Mesa endeble, desunida, y, en bamboleante meneo. Con miedo, poco énfasis y resbaladiza y astuta palabra, niega, muy propio de sus antecedentes, nexos con la oligarquía. Lo grave es que sigue sin leer y menos entender la realidad, ni de la gente que lo financia, la derecha, y menos de quienes, descendientes evolucionados de su domesticado Juan Bimba, hoy poseen robusta conciencia política de clase y mucho participan. 

Que desvela el diseño de este acto, una ratificación de una historia, adonde, como viejo adeco, abundan los lances de azar, deslealtad, poco pudor y nada casto proceder; Ej., se muda a la cobija de Salas Romer, después de formar parte en 1998, de la Cosiata contra el Candidato de su partido AD,  Alfaro Ucero, siendo su jefe de campaña, y entonces, Alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, cínicamente se encarga de anunciar públicamente la expulsión de su ex jefe, a quien había jurado hacer Presidente de la República. Marrullería momento triste cuando dirigía su campaña presidencial, para colmo, puso candado y se robo la llave del cuartel electoral. Con este proceder que hasta el Código Civil de Napoleón de 1804 se hubiera sonrojado mas cerca del Código Penal que de la Ley del CNE, aspira engatusarnos. Gracioso el muchacho. Imagen, graciosa que nos lleva de la mano a ese personaje  de Francisco de Quevedo, “El Buscón”, que en alguno de sus partes escuchó de su padre:  “Hijo, esto de ser ladrón no es arte mecánica sino liberal”. O esta otra: " -Quien no hurta en el mundo, no vive. 

El sitio, la asfixiante Qta. Monteverde, tranquero cerrado al pueblo, morgue, de triste recordación.  Santuario de frivolidades, allí, la Mesa de la Unidad, en histeria plena, grito ¡¡fraude¡¡ y negó, -entre otros, él mismo, Ledezma-, que Chávez había  arrasado con el 60% del Referendo del 2004, contradijo al millón de nuevos votantes respecto a los comicios del 30 de julio de 2000. 

Espacio de cotillones con “hora loca”,  panguingues y faralaos adonde se discrimina  a la gente gorda, negra o vestida “inconvenientemente”. Terreno de peinados, maquillaje y repostería, muy cargado esa tarde, con los perfumes de venganza de aquellos,  a quienes Ibsen Martínez, delata como traidores petroleros en la pieza de teatro que está montando, allí abundaba esa masa de despedidos por televisión, por actos contra los intereses del pueblo, hoy sometidos a juicio por daño brutal al  patrimonio de los menos favorecidos. Son sus naturales electores. Ojalá que no sean los únicos. 

Que ratifica: cuán larga es la fila de los atrevidos y desesperados contendientes opositores que lanzan sus proclamas presidenciales, en esta faena ya van en fila: El Tigre, Oswaldo, María Machado, Pablo Pérez y ahora Ledezma, ¿quien  le seguirá?, Capriles, El Pollo, Leopoldo, El Pran de Margarita, … ¿ quién sabe? …….  lo concreto es la caótica situación de esa unidad tan poco firme ni convincente. 

Que propuso: un nuevo mensaje de salvación nacional, otro mas,  para re editar un Nuevo Pacto de Punto Fijo contando para su empeño con el apoyo de tres tristes tigres: Oswaldo, R. Allup, Eduardo. 

Qué oímos, una faramalla llena de puro alarde y poca parsimonia a la hora de hacer promesas con las bolsillo vacíos y un alma repleta de historias que todas suman y apuntan hacia el temperamento propio de la gente su generación de adecos post Rómulo, sino que lo diga Alfaro Ucero o CAP, si pudiera hacerlo. 

Que omite con descaro su locuacidad, un esbozo de defensa en el caso de ese par de sospechosos de estafa, chantaje, soborno, Ismael y Cía. sabiendo que él, ellos, y sus cómplices, son hijos de la misma M… esa. 

Síntesis, fue perorata sin ideología, farol puro, que aún así, echa luz, ratifica la desventurada historia final del partido adeco, hoy negado, tres veces, por sus ancianos Judas. 

Ver a Ledezma es sentir: “Anclas que ya nunca, nunca más, han de levar,/ bordas de lanchones sin amarras que soltar.../ Tango con: Música: Juan Carlos Cobián y Letra de  Enrique Cadícamo. 

Para escuchar este tango completo, entrar en http://www.goear.com/listen/3164943/niebla-del-riachuelo-bolero-jose-pepe-espinosa-sancez 

tuliom@cantv.net 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2013 veces.



Tulio Monsalve


Visite el perfil de Tulio Monsalve para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Tulio Monsalve

Tulio Monsalve

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a130276.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO