. . .y le hicimos su bilongo a Chávez

Desde el viernes en la noche salieron los que vinieron de Santa María, San José, Palmarito, Bobures y Gibraltar de la costa sur del Lago de Maracaibo, de noche también salieron los monaguenses, de madrugada salieron los gracitanos afro guariqueños, ya  por la mañana del sábado 28 partieron rumbo al balcón del pueblo los barloventeños de Tapipa, Caucagua, Birongo, Curiepe, Río Chico y otras poblaciones. Los afroaragueños se sumaron desde Maracay, Ocumare,  Cata y Cuyagua, mientras que desde Naguanagua y Mariara llegaron los afro carabobeños. Los hijos e hijas de Andresote salieron desde Farriar, mientras que los varguenses de Caruao, Chuspa y Osma llegaron después que el sol pasó el medio cielo

El ambiente no podía ser mejor, todas y todos los presentes, antes del inicio del evento compartían e intercambiaban sus ideas y expectativas para el encuentro con el presidente, el equipo del ministerio del despacho de la presidencia con el vice Ministro Ricardo Julio Sánchez, Ángela y Alberto a la cabeza facilitaron todo el montaje para que todo saliera a pedir de boca, la fuerza de los espíritus africanos se sentía en el ambiente y le daba un toque de espiritualidad extraordinaria al espacio exterior del Palacio donde habita ese hermano que tanto queremos.

Fue un encuentro amoroso del pueblo afrodescendiente venezolano con su presidente, allí  estaban los típicos instrumentos de trabajo del cacao, allí estaban los elementales de múltiples plantas medicinales traídas desde Barlovento y Palmarito, allí estaba Rosa Arcila Solarte con su cardoncillo “pa curá” al  presidente, allí estuvo Andrés Eloy Palacio y Carmen María Castillo con sus décimas barloventeñas llenas de una hermosa resistencia cultural.

Frente al Balcón del pueblo estaban y cantaron los vasallos de San Juan, venidos desde Curiepe con toda la magia barloventeña, Las maestras cimarronas de Veroes con su canto contestatario, los Tambores de  San Juan de Naguanagua con su palabra melódica, entre los asistentes estaban también los jóvenes varguenses de El Guarurazo y los Cimarrones de Caruao, con sus tambores y esa genialidad de sacarle melodía a un caracol marino.

El país diverso que señala nuestra constitución se hizo presente en Miraflores, para superar la enfermedad física que presenta el comandante Chávez, que según la sabiduría de los congos  no es mas que un desequilibrio del alma  que se expresa en la descomposición psicosomática del cuerpo.

Los espíritus con toda su fuerza y su capacidad sanatoria estaban presentes en todos los espacios de Miraflores, algunos, los mas eurocéntricos no los pudieron ver. Los espíritus cantaron y danzaron en el palacio en cada toque de tambor, en cada canción que hizo el Grupo Elegua, en el bellísimo rezo congo del Tata Nganga del grupo Tamboriprimo, los mismos rezos que prohibieron y persiguieron los esclavistas españoles y que siguen sin entender muchos “camaradas socialistas” de hoy.

El bilongo que le hicimos al presidente contó con un manojo de hierbas de esas que hacen espantar los malos espíritus, como lo sabe hacer Arsenio Vicente Marrero, se nutrió de la fuerza ancestral de los Chimbangules de San Benito que a ritmo de Chocho y de Misericordia le pidieron a Ajé por la sanacion de el hijo predilecto de Sabaneta, el mismo que luego del Bilongo afirmó “amor con amor se paga, viva la negritud, viva la afrovenezolanidad, Chávez vivirá, viviré, seguiremos haciendo patria, voy rumbo a mi recuperación plena”.

La Red de Organizaciones Afrovenezolanas como organizadora hizo desarrollar una actividad colectiva, por que en el África ancestral toda la vida es colectiva, por eso nuestros cantos son colectivos, por eso es que los afrodescendientes siempre nos juntamos  para construir la patria, ya que no entendemos el mundo desde lo individual, por eso es que creemos en la Revolución Bolivariana y en el socialismo que impulsa el presidente Chávez, un socialismo que está llamado a reconocer los aportes éticos, morales, políticos y culturales que la madre África le hizo y sigue haciendo a Venezuela. Aportes que en lo musical nos permite contar con propuestas como la que presentó el Ensamble afroaragueño a la hora de interpretar el Himno Nacional, así como los hermosos cantos de sirena que llegaron desde Turiamo y Cuyagua.

Nuestro Bilongo pa Chávez vino a reafirmar el inequívoco compromiso ancestral revolucionario con la construcción de la Patria buena, el mismo compromiso que en su momento cumplieron Miguel de Buria, Andresote, Guillermo Rivas, Miguel Gerónimo Guacamaya, José Leonardo Chirinos, Malta Cumbale, Juana Ramírez, Argelia Laya, José Joaquín Veroes y otros miles de afrodescendientes que durante la colonia y la guerra de la independencia ofrendaron su vida por la libertad de Venezuela. Nos toca hoy, a los afrodescendientes de Venezuela continuar la obra revolucionaria de nuestros ancestros y  ancestras, tal como lo vienen haciendo los niños y niñas de “la Muchachera” de Curiepe junto a la ternura de la hermosa niña que terminó su décima a la Cruz de mayo diciendo ¨tambor y canto y que Viva Chávez

Ya el presidente está curado, de eso no tenemos dudas, pero los espíritus de la sabana tienen ahora la tarea de protegerlo como lo protegen también los nkisis que se instalaron en Miraflores el día del Bilongo.

Bilongo: palabra africana que significa acto de fe desarrollado por descendientes de africanos en base a conocimientos ancestrales sobre plantas y otros elementos naturales  

enriquearrieta@gmail.com 

(*)Coordinador   General  de la Red de Organizaciones Afrovenezolanas


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3307 veces.



Enrique Arrieta Chourio(*)

Militante de la Red de Organizaciones Afrovenezolanas y vicepresidente del Consejo Nacional para el Desarrollo de las Comunidades Afrovenezolanas.

 enriquearrieta@gmail.com      @ArrietaChourio

Visite el perfil de Enrique Arrieta Chourio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: