Nace otra tarjeta unitaria

Frente a la opositora tarjeta unitaria que no es única, apareció otra que aunque sí es única, no parece unitaria. La cosa aparentemente se oscurece pero, si prestamos atención, más bien se aclara. Justo el día en que develaron un documento de la Mud donde se alerta que los indecisos y ni-ni se vienen desplazando hacia Chávez, el doctor Henrique Salas Rômer hizo la presentación en sociedad de una nueva coalición  antichavista bautizada Unión Popular para Avanzar (Uppa).

 El nombre de la nueva criatura de la alternativa democrática no es muy original, pero no importa. En la política como en la vida la virginidad es una curiosidad arqueológica. Sólo el Tigre  Fernández se cree inédito. Mis  amigos ñángaras recordarán que desde la clandestinidad, el Partido Comunista  participó en las elecciones de 1968, en apoyo del recordado maestro Prieto, con las siglas  de UPA (Unión para Avanzar). Los derechistas amoscados con la Mud no hicieron mayor esfuerzo y sólo agregaron una “p” para diferenciarse del odiado comunismo. No es lo mismo Upa que Uppa, explican.  

 En la oposición, cada día, nace una organización que se declara, por supuesto, unitaria. Todas pregonan la unidad con fe de carbonero. El doctor Salas Rômer, que desde neonato se considera único, no se iba a quedar atrás. Su bajo perfil traía intrigados a muchos y en la Mud más de uno se preguntaba: “¿en qué andará Frijolito?” El añejo jinete de las riberas del Cabriales no soltaba prenda, administrando con cierto morbo y maligno goce su calculado enigma. El jueves 25 de agosto llegó el día “D”, o mejor, el día “U”, cuando puso a todo el mundo opositor a gritar o pujar: “¡uppa!”

Las siglas de la nueva coalición unitaria y única (valga el triple pleonasmo) resultan polisémicas no sólo por sus varios significados, sino por traernos distintas reminiscencias. Ya dijimos que recuerdan al “Upa” de su contrario ideológico, el  Partido Comunista. Lo de “popular” le hace un guiño, una pícara carantoña (¡ajo!), no se sabe si correspondida, a la “Voluntad Popular” de Leopoldo López. Y lo de “Unión” nos lanza a los remotos días primaverales del maestro Jóvito Villalba, cuando fundó su Unión Republicana Democrática (URD), la tercera pata del Pacto de Punto Fijo. 

 El doctor Salas Rômer lo que persigue es que se aclare la confusión en la Mesa de la Unidad, mal llamada de los “United States” por los mal pensados del chavismo resentido. Por eso lanzó su tarjeta única, que también es unitaria, aunque no busque la uniformidad, eso nunca. En su coalición convergen  21 partidos políticos. Entre éstos, la reseña social de ese inolvidable jueves destaca a Proyecto Venezuela y Proyecto Carabobo (que es una forma de tener dos en uno, como las ofertas de año nuevo), Fuerza Liberal, Unidos por Venezuela, Redes, Pana, Visión Venezuela, URD y siguen muchas firmas más, como manda la ciencia de los remitidos.

 Los jefesotes de la Mesa de la Unidad no han dicho ni pío ante el anuncio unitario de Salas Rômer. La advertencia del Primer Papá de Carabobo de que entre todos los partidos de la Uppa aportaron un millón de votos en las últimas elecciones, la han tomado como si no les importara, pero si les importa. Frijolito lo sabe. El veterano jinete está seguro de que la Mud no aguantará mucho y terminará por llamarlo. El le

 recomienda que mientras más temprano, mejor para todos, no vaya a aparecer por ahí algún oportunista con otra tarjeta única y se complique más el patriótico reparto de la cosa unitaria. 

earlejh@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2605 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor