Derecho a Réplica

¡A Bolívar lo Mataron!

SR. ESTANISLAO VERGARA.

“Dentro de tres días me voy hacia Santa Marta ¡por hacer ejercicio! por salir del fastidio en que estoy y por mejorar de temperamento·

Cartagena 25 de septiembre de 1830

Carta escrita por Simón Bolívar, faltando 2 meses y 23 días para morir de tuberculosis, como asegura la Historiografía Tradicional

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 
 
Como integrante del staff de historiadores de la Cadena History Channel, fui consultado sobre la opinión emitida por el Presidente Chávez, en momentos en que se leía el Informe de la Comisión designada para investigar el “Fallecimiento de Bolívar” ¡Y para sorpresa de los eruditos catedráticos de la historia! Chávez insistió en el debate al decir en Cadena Nacional:

¡Asumo la responsabilidad ante la historia… A Bolívar lo Mataron”

Como se dice en el argot criollo “Chávez le aguó la fiesta” que ya celebraban en la Academia Nacional de la Historia, puesto que lo dicho por la Comisión bendecía la historiografía tradicionalista que asegura que “Bolívar murió por Tuberculosis”

Y para socavar las dudas que dejó la opinión del Presidente, una lluvia de artículos están siendo publicados, donde se presentan cartas, cartas, y más cartas, que escribió Bolívar, desde el 8 de mayo al 17 de diciembre de 1830, donde se puede leer el pesimismo y la pesadumbre que agobiaba el espíritu enfermo del Libertador.

¡Pero la verdad es otra!

La gesta independentista obligó al Libertador y sus colaboradores, a establecer un sistema de comunicación, utilizando claves y códigos, que no podían ser descifrados por los españoles… Pero la red realista contaba con espías y curas en las sacristías, que filtraban la información obtenida en los confesionarios, so pena de la excomunión.

¿Y cómo contrarrestó Bolívar esta red de espionaje?

Muy simple… Se generaba más de una carta, a distintos destinatarios y distinta información… De allí el éxito de la liberación de Nueva Granada, ya que Bolívar escribió que iba a Cúcuta con Páez, mientras a sus oficiales les comunicaba el paso de Pisba, para sorprender al general José maría Barreiro, que nunca se imaginó la estratagema del Libertador.

La misma argucia impactó el en ánimo de los oficiales del Libertador, cuando reflexionaba en Pativilca, donde sus oficiales llamaron con urgencia a Manuelita, ya que todos lo veían agonizante… Y cuando llegó el momento culminante de implorarle que regresara a Venezuela, porque todo se había perdido en el Perú, Bolívar respondió:

-¡Aún me falta algo por hacer!

-¿Qué quiere hacer su Excelencia, que no haya hecho todavía?- Le pregunta su médico.

- A lo que responde Bolívar con determinación: ¡¡¡TRIUNFAR!!!

Y de inmediato, ordenó ensillar su caballo para triunfar en Junín y Ayacucho.

¡¡¡Ese era Bolívar!!! Un hombre impredecible en la acción y persistente hasta la terquedad

Por lo tanto… Es verdad todo lo dicho por el Presidente Chávez, que no sólo es un asiduo lector, sino que es un inquisidor de la historia manipulada, un gran conocedor de la trayectoria de Bolívar y un apasionado de la Vida y Obra del Libertador, tal cual le respondí al representante de la Internacional History Channel… Y como dijo Chávez yo también digo:

¡A Bolívar lo Mataron!

Es una verdad que impacta en las mentes obsesionadas en la Academia Nacional de la Historia, y de muchos historiadores del entorno del Gobierno, para que no se abra la Caja de Pandora del asesinato de Bolívar, porque ello significaría echar al balde de la historia tergiversada, toda la mentira de la Tuberculosis y de muchos personajes que se dijeron fieles al libertador, pero que fueron los cómplices de la conspiración.

Por ello, así como en ésta tribuna se han publicado cartas que “demuestran que Bolívar agonizaba”… Aquí les traigo sólo una muestra que dicen todo lo contrario.

GENERAL RAFAEL URDANETA

He tenido la honra de recibir la misión de los señores coroneles Vicente Piñeres y Julián Santa María, que se han servido presentarme las actas del 2 y 5 de septiembre del corriente año, por las cuales me llaman a la capital (Bogotá) para que vaya a presidir los destinos de la República, que desgraciadamente ha quedado sin gobierno por haberse disuelto el que lo regía, quedando así acéfala y en la completa anarquía (…) Desde luego me pondré en marcha para esa capital (Bogotá) a reiterar mis protestas solemnes de obedecer las leyes y las autoridades constituidas, hasta que las elecciones constitucionales nos proporcionen los beneficios de un cuerpo legislativo y de los nuevos magistrados que nos den los sufragios (…) Hasta que llegue ese momento deseo servir únicamente como ciudadano y como soldado.

Cartagena 18 de septiembre de 1830

Carta escrita por Simón Bolívar, faltando 3meses para morir de tuberculosis, como asegura la Historiografía Tradicional

CORONEL CASTELLI 

He recibido la apreciable carta de Usted participándome los sucesos que han tenido en esa Capital (Bogotá) durante la reacción que terminó por la victoria del Santuario y la ocupación de la Capital. Usted verá por mi Proclama que he respondido al grito de la patria; y además marcho a la cabeza de 2.000 hombres a restablecer el orden donde quiera que esté turbado. Mis antiguos compañeros me volverán a ver a su lado participando de sus peligros y de sus trabajos ¡Muy pronto me tendrán ustedes por allá!

Cartagena 18 de septiembre de 1830

Carta escrita por Simón Bolívar, faltando 3meses para morir de tuberculosis, como asegura la Historiografía Tradicional

COMENTARIO: A tres meses de morir por tuberculosis, según Révérend y los eruditos catedráticos de la historia, Bolívar no menciona para nada la enfermedad, sino todo lo contrario, habla de que va la cabeza de un ejército de ¡DOS MIL HOMBRES! dispuesto a restaurar la paz en Colombia y Venezuela. Es un Bolívar altivo, sagaz y guerrero, que añora entrar a la lucha armada para retomar el camino de la revolución por la unidad de Colombia. Entonces surgen las preguntas: ¿Si estaba enfermo cómo se explica que vaya a la cabeza de un ejército? ¿Qué pasó con ese ejército cuando llegó a Santa Marta?

Estas son sólo tres de las 20 cartas que nos presentan a un Bolívar saludable, altivo, guerrero y dispuesto a invadir a Maracaibo para enfrentar a La Cosiata comandada por Páez… Cartas que iré presentando como un Derecho a Réplica para los furibundos historiadores que insisten en asegurar, que el Bolívar que colocaron en el Panteón Nacional, es el Bolívar que Páez, Vargas, Locadio Guzmán, y los demás integrantes de La Cosiata, celebraron la muerte de Bolívar, publicando en la Gaceta de Venezuela, no por causa de la Tuberculosis, sino por “Un Chancro en el Culo”, tal cual quedó escrito para la historia y las futuras generaciones.

Los invito a visitar este LINK, donde hago un análisis detallado, con ayuda de vídeos e imágenes, sobre el Informe Oficial presentado por la Comisión Presidencial.

bolivarenigma@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5324 veces.



Jorge Mier Hoffman


Visite el perfil de Jorge Mier Hoffman para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jorge Mier Hoffman

Jorge Mier Hoffman

Más artículos de este autor