De verdad, verdad camarita

Muchos millones de personas en el Mundo, siguen el ejemplo que Caracas dio, mientras, el imperio gringo se cae a pedazos y, como el imperio es muy grande, usted camarita, estará notando cómo se caen los pedazos europeos, los pedazos orientales, y los pedazos que aun le quedan en América y, esos son los pedazos foráneos o extraños a sus fronteras, su influencia en las economías no solo se caen en sus pedazos sueltos por el planeta, sino, que su tan cacareada economía, le corroe las bases a su aberrada democracia, que al final termina dañando al ciudadano gringo, sea natural o inmigrante.

Observe usted camarita como los pueblos que se le enfrentan desafían su descalificada y, a la vez que ilegitima hegemonía, que ejerce sobre gran parte del planeta tierra. Mientras acá en Venezuela, estamos demostrando que tenemos una inmensa capacidad de resolución a todos los eventos que  se nos presentan en nuestro normal devenir diario. Claro, que hay problemas pero las causas de esos problemas están en la injerencia anterior y actual de ese nefasto imperio, que ahora, gracias a la providencia y la lucha de los pueblos justos, convulsiona.

Métale camarita, la vista a las acciones y reacciones de los gobiernos lacayos del imperio ante los reclamos de sus gobernados, observe usted, como ni siquiera tienen capacidad, ni la más mínima idea de como resolver sus situaciones. Porque el amo -el imperio- está tan ocupado tratando de resolver sus problemas, que no tiene la oportunidad ni la suficiencia de proveerle de  soluciones milagrosas. Algo parecido a lo que le acontece diariamente a los pobres y sufridos  feligreses, que acuden a los religiosos a pedir ayuda y soluciones mágicas y milagrosas a sus problemas. Quienes, solo reciben el reproche de ser los causantes de sus problemas, porque no cumplen con la palabra de Dios, en síntesis, que la victima es su propio victimario. En el caso de los países sobre todo europeos que están muriendo por la crisis económica, la solución milagrosa es poner al pueblo por demás, ya pobre, a pagar las consecuencias de la debacle de la economía haciendo más sacrificios.

Esas soluciones que, no le llegan a los esclavos gobiernos, no ayudan a resolver sus problemas monetarios y, mientras sus mercados y economías  llevan a sus gobernados a la desesperación, porque éstos gobernantes sólo están mirando con la boca llena de baba, hacia los monitores de las bolsas de valores como unos perfectos bolsas, esperando que venga un milagro que maquille el default de USA, para que se puede endeudar, pero el dólar y su primo el Euro van en picada, las cuentas les parecerán bien claras y convenientes, porque serán los pueblos de esos países, quienes echaran sobre sus hombros la carga de la perdida, mientras que los financieros se echaran en los bolsillos el beneficio y  las  ganancias.

Por otro lado el congreso gringo, aprueba o autoriza, al gobierno de Obama para aumentar su nivel de endeudamiento al gobierno gringo, a cambio de ello, le exige  disminuir el gasto del estado. Pero  de inmediato el estamento militar le exige al gobierno de Obama, que no afecte los gastos militares, me imagino que también le exigirán que no afecte a los bancos, aseguradoras, e inversionistas. Ese sector del estamento capitalista, que con sus respectivos tentáculos transnacionales, volverá perfectamente bien repotenciado  a afectar a sus propios ciudadanos y, a los esclavos y  economías de los países “aliados”. Este triste panorama debe inducirnos reflexionar.

Esta situación que ahora sufre –justicieramente- el imperio que colapsa, se refleja en el desbaratamiento de los aliados europeos, léase Francia, España, Italia, Irlanda, Gran Bretaña Grecia, Portugal, etc. Todos esos que tienen soldados en Afganistán, en Irak y en cualquier sitio donde el afán depredador imperial lo solicite. Es por ello, que los ciudadanos de esos países  hoy están indignados iracundos, descontentos, emplazando cada día a sus respectivos gobiernos las consecuencias de esa alianza entreguista. Demostrando con ello que los pueblos  no pueden ser sacrificados en haras del interés de saciar el hambre voraz de un imperio asesino, y ladrón. El pueblo, que es el dueño de su destino en consecuencia se impondrá sobre la nefasta  canalla imperial y todo volverá al buen vivir para la humanidad, en condiciones ideales para el humano y no para las creaciones de la sociedad capitalista.

De verdad, verdad camarita, vea cómo cunde el ejemplo que damos nosotros, el pueblo venezolano, con la revolución bolivariana impulsada por nuestro formidable líder Hugo Chávez. Sí no me cree, échele un vistazo al  sistema de medios del estado, para que vea, como están alzados los ciudadanos contra los respectivos sistemas de gobierno de esos países que han estado alineados con el imperio y las grandes cadenas de medios de comunicación internacionales, esos medios que de esta manera están comprobando que no tienen  totalmente el monopolio de la credibilidad del pueblo mundial.

Porque, sí comparamos la cantidad,  continuidad y constancia de las manifestaciones, en España Grecia, Egipto, Inglaterra y otros países en riesgo de quiebra  económica por un buen vivir y, por otro lado, la constante descalificación que los medios de la derecha perpetran contra la revolución bolivariana y su líder Hugo Chávez. Nos damos perfecta cuenta, que los cuentos de la derecha solo se lo creen ellos mismos, ¡la verdad está clariiita camariiita!

Fíjese mi cámara, que yo me atrevo a decir: Que en otros países, esos pueblos otrora oprimidos, están demostrando que siguen con mas convicción y decisión el ejemplo de la revolución bolivariana, que un porcentaje minoritario de nuestra población  -que no se ofendan nuestros paisanos-. Ello hace que, el imperio, esté sumamente preocupado, porque ellos, si están conscientes que nosotros estamos en el camino acertado y, tenemos la capacidad suficiente para desenvolvernos de la manera más eficiente como estado libre y soberano, además de ser, respetuoso de los derechos del resto de países y sus ciudadanos.  Estamos dispuestos a ser solidarios con los pueblos  en el objetivo grandioso de convivir bien con el resto de la humanidad. Eso nos hace muy peligrosos para la voracidad depredadora del chimbo gendarme mundial.

De verdad, verdadita camarita, esta revolución no la para nadie, ya nosotros teníamos en la mira la maldad y mala sangre de la cual haría gala el imperio gringo desde el siglo 19 hasta  hoy. Aquella vez, no pudimos, porque nos mataron al libertador, pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo, por ello, ahí esta la historia que no perdona y coloca las cosas en su sitio mediante el reflejo de la verdad, esa verdad que mantuvieron secuestrada durante mucho tiempo, historiadores racistas y vende patria.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA!!!

¡¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!!!

¡¡PALANTE COMANDANTE!!!

wiliancastillop@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1816 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a128328.htmlCd0NV CAC = Y co = US