Jesús, Bolívar y Chávez

Ellos definen ideologías preponderantes para la región buscando la integración. Integración que solo Jesús logro a nivel mundial; sin embargo con Chávez, la quietud ideológica no existe, Bolívar y Chávez enseñan que no hay sagradas escrituras políticas establecidas para siempre.

Jesús, Bolívar y Chávez, mesclan ideales cristianos con ideales socialistas que buscan la liberación eterna como la terrenal, los tres no liberan al hombre de Dios, al contrario, acuden a él para la liberación total. El fundamento marxista “el hombre hace la religión, la religión no hace al hombre o la crítica de la religión es la presuposición de toda crítica” con Jesús, Bolívar y Chávez se pierde en un Estado y sociedad que produce la religión. Teoría universal de este mundo que si, es el opio del pueblo como lo dijo Karl Marx.

Bolívar y Chávez saben que la miseria religiosa es la expresión de la miseria real. La religión es la queja y la pena por un mundo capitalista sin corazón y por un estado cultural embrutecido por el opio del pueblo. La superación de las religiones es una felicidad ilusoria de las naciones americanas bombardeadas por la religión católica desde los años 1500 para quitar la autenticidad a la gente, ilusiones que Bolívar y Chávez devuelven a medias; es la exigencia para que la masa no abandone un estado de cosas que necesita para desarrollarse, libertad, soberanía, autonomía, principios sociales por los que lucho Jesús y le costó la vida.

Bolívar, momentáneamente quito las cadenas y Chávez las imaginarias flores, porque, la libertad y el socialismo no son fantasías ni consuelo para pocos, es una posibilidad por la que todos debemos luchar, pensar y actuar de acuerdo a una realidad como mujer y hombre desengañado que entran en razón y puedan girar en torno a si mismo y en torno a su sol real.

Jesús, Bolívar y Chávez, no han llevado la superación mas allá de la verdad, la tarea ahora es, establecer la verdad del más acá, ¿Jesús es Dios? Tema que más polémica desata en la historia de estos últimos 2000 años ya que en los primeros 200 años de nuestra era ningún historiador romano menciona a Jesús, porque Roma, trataba de suprimir el cristianismo; sin embargo The Historiam History of The World dice, “el impacto histórico de las actividades de Jesús, fue más trascendental, incluso, desde un punto de vista estrictamente seglar que los hechos de cualquier otro personaje en la historia”.

La vida de Jesús fue escrita por gente de su misma generación Mateo, Marcos, Lucas y Juan, dos de ellos sus mejores amigos, sus libros llevan el nombre de sus escritores y se los conoce como evangelios en la Biblia, escrita en más de 2000 mil lenguas. 

La revista Times indica, “se han escrito más libros acerca de Jesús que de cualquier otra persona en la historia”. Jesús marca el inicio de una nueva era reconocida por las principales civilizaciones del mundo, de tiempo en tiempo Jesús es portada de las principales revistas de EEUU, TIME, NEWSWEEK, US NEWS and WORLD REPORT. El periódico The Toronto Stars dice “su figura está presente en el mundo del cine, de la música y la moda, Jesús es parte del panteón de héroes. The Wall Street Journal, en su editorial de diciembre del 2002 manifestó “la ciencia no puede ignorar a Jesús” TIME agrego “se necesitan argumentos disparatados para negar que Jesús de Nazaret haya sido la figura más influyente no solo de los últimos dos milenios sino de toda la historia humana, se puede afirmar con toda seguridad que no ha habido otro humano cuya influencia haya sido ni remotamente tan profunda y perdurable como la de Jesús”.

Jesús reconoció ser hijo de Dios, Bolívar y Chávez creen en Dios. Los tres lucharon contra imperios. Bolívar triunfo contra España, Chávez y su pueblo enfrenta al imperio estadounidense, cada uno en su época revivieron las ideologías revolucionarias. Con personajes como estos la ideología nunca muere.

Jesús, Bolívar y Chávez, enfrentan el poder de la Iglesia, sin embargo, sus procesos revolucionarios al creer en Dios , no se reducen a la simple y estrecha dimensión de una política- económica o política- social o cultural- religiosa, sino que debe abarcar toda la dimensión de la mujer y hombre enteros en todas sus dimensiones, incluida su apertura a aceptar el absoluto del pueblo que es Dios.

Así vimos al presidente Chávez, recibiendo la bendición en una misa, no es estrategia cualquiera es una convicción de las más firmes que la humanidad tiene. En América Latina controlar las bases católicas significa controlar el cambio eso lo entendieron Jesús y Bolívar, el cáncer del Sr. Presidente Chávez, ayudara a su entendimiento de que lo que importa es el resultado victorioso de la revolución, ayudara a entender también que él solo no lo lograra se requiere la participación del pueblo, los liderazgos son pasajeros, el pueblo queda igual que un sistema.

El pueblo está plenamente convencido que toda liberación, todo cambio, toda mejora social y económica, es gracias a Dios, apartarlo de esa creencia por más que la revolución bolivariana o chavista se esfuerce con sus normas de acción y sus liderazgos y sus ideologías del socialismo del siglo XXI, sin la ayuda de Dios, dice la masa, llevara el germen de su propia negación y decae el ideal que ella misma propone.

Bolívar y Chávez, rechazaron a la Jerarquía de la Iglesia por burguesa y apartada del pueblo, Iglesia llena de statu quo del Opus Dei, enemigos del pueblo o de una Iglesia popular. De la masa sale la crítica amarga hacia esa elite eclesiástica que dice que la Iglesia es una Institución sin carisma que no practica el evangelio siguiendo los lineamientos del Vaticano, halado siempre por los imperios para que ayuden a destruir comunidades de base.

El Vaticano y las Iglesias locales llevan siglos votando humo negro del infierno camuflado de blanco, la Iglesia católica lleva más de 1500 años agonizando por la negra jerarquía eclesiástica putrefacta de tanta violación y corrupción moral y ética lleva a sus miembros a la insatisfacción, a la incertidumbre y a la confrontación. Cultura eclesiástica que hay que resaltar una y otra vez como los males del imperialismo. 

Bolívar y Chávez, no luchan contra Dios, lo hacen contra la Iglesia desestabilizadora cuya acción se mueve a los compas del capitalismo como sistema. Bolívar y Chávez como Jesús, con sus revoluciones pretenden una religión nueva para que no sea el opio del pueblo ¿Cómo lograrlo si la Iglesia tiene una experiencia de 2000 años manipulando a la humanidad? 

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2844 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: