Chávez y el comienzo del retorno

El presidente Chávez, para sorpresa de muchos, se presentó en el país un día antes de la conmemoración del Bicentenario del 5 de Julio, doscientos años de la declaración de independencia de Venezuela, como el dijo “al epicentro de mi amor”, el epicentro de este proceso revolucionario que con errores y defectos el pueblo venezolano lleva adelante apoyando a su comandante, quien lo dude lea la prensa burguesa de estos últimos días y lea entre líneas. Ahora bien, lo acaecido con la enfermedad de Chávez nos debe llamar a una profunda reflexión, reflexión necesaria y cada venezolano creyente en la esperanza de una patria socialista está obligado a aportar su grano de arena en la trinchera donde se desenvuelva.

La oligarquía como siempre inyectando su veneno, haciendo su trabajo pues, es lo que les queda; engañar, manipular y confundir. Desde hace días los voceros opositores, los representantes del imperio en el país se vienen con todo en contra de la revolución bolivariana, los ataques son despiadados, sin tregua y sin cuartel. Esto no puede ser de otra manera, nos proponemos transformar la sociedad, redescubrir la historia, conocer la verdad de lo ocurrido en Venezuela durante todos estos años, desenmascarar a los traidores y poner en evidencia a todo aquel que de distintas formas conspira contra la revolución, ante semejante propósito ilusos seríamos si pensamos que la burguesía se quedará quieta.

Los opositores lanzan al mundo sus acusaciones, se presentan como si no fueran los verdaderos responsables de la crisis estructural que vive el país, ahora, descaradamente presionan y hacen señalamientos y recriminaciones con el tema de las viviendas, Agro Venezuela no se les escapa tampoco y así a todas las misiones que ellos consideran como embriones del nuevo estado, el estado socialista. Los opositores apoyados por sus cañones mediáticos diseminan campañas de descrédito, nunca hacen un análisis a profundidad, lo de ellos marcha por las ramas, se quedan en la superficie, detestan la historia, son los mismos de “borrón y cuenta nueva” de Obama, se niegan a usar el retrovisor, quieren desaparecer el pasado, sin embargo, esto será imposible.

La enfermedad de Chávez nos demuestra algo que es necesario que ocurra, resaltar el carácter espiritual de esta enorme tarea de concretar la revolución bolivariana y construir nuevas estructuras de poder ejercidas por el pueblo, no obstante, la realidad nos retrotrae a lo ocurrido en otros momentos de este proceso, verbigracia el 13 de Abril de 2002, esos días debemos tenerlos presentes en cada momento de dificultad. El pueblo esos días se hizo gigante, se convirtió en poder y junto a su fuerza armada recuperó el poder para el líder. El paro petrolero nos puso a prueba nuevamente y el pueblo volvió a demostrar de lo que es capaz. El referéndum contra Chávez se convirtió en una oportunidad preciosa para volver a derrotar a la burguesía en su propio juego, el electoral, y se convirtió esta jornada en un gran triunfo popular. Está absolutamente demostrado que cuando el pueblo ve en peligro inminente a su líder sale con fuerza y aplasta las pretensiones burguesas, pero luego se repliega, luego de alejado el peligro y no da el salto cualitativo hacia la toma del poder que debe ser madurado en la organización, la politización, la conciencia y la planificación.

Inmediatamente al conocerse la enfermedad de Chávez la burguesía no desperdició tiempo para ejecutar su plan, llamados de todo tipo se hicieron por televisión, guiños de ojo para todos lados, centraron y centran su estrategia en el tema de “la sucesión” de Chávez… ¡Que estúpidos!, o mejor dicho, pretenden agarrarnos como estúpidos, no conocen la pasta de este pueblo. A mi entender Chávez está recuperado, su fortaleza está más que a prueba, no obstante, debemos tener claridad que Chávez no es un extraterrestre, es un humano, capaz de sentir y padecer como cualquiera de nosotros, capaz de enfermarse, que necesita descansar, atender su problema de salud y que para lograrlo nos necesita a todos y cada uno de nosotros, organizados, politizados, con un mapa ideológico claro, vuelve el espíritu del 13 de abril pero con organización, politización y planificación.

El comandante nos llama a seguir haciendo los cambios necesarios, nos ordena derrotar a la burguesía y al imperialismo en paz. Eso significa que debemos ganar elecciones, ser eficientes en cada tarea política y de gobierno, actuar eficazmente en todo, luchar contra el burocratismo, la corrupción, las desviaciones pequeño burguesas; erradicar las inconsistencias ideológicas, formar a nuestra gente y sobretodo organizar al pueblo, prepararlo para la batalla de clases que libramos y prepararlos para no caer en las trampas que el sistema capitalista suele colocarnos a lo largo del camino. Sería muy simple solamente prepararnos para el evento electoral sin prepararnos todos los días en la batalla política diaria. Una batalla que es a muerte, sin tregua y que el trasfondo persigue acabar con la esperanza de patria que solo es posible en el socialismo.

La burguesía los últimos días está cabalgando sobre tres problemas de vieja data y generada por ellos mismos que son: La Electricidad, la Inseguridad y la Especulación. Desde hace unos días para acá se ha desatado con fiereza la especulación, es por ello que vale la pena reflexionar lo siguiente:

La Especulación: el gran culpable de la existencia de la especulación es el capitalismo; el sistema capitalista, que todo lo convierte en mercancía, hace del tema del mercado de productos toda una red que genera plus valor, en pocas palabras, un producto cuya estructura de costo es de 5Bs al llegar al consumidor final termina costando 25, es decir, de lo que cuesta producirlo hasta que llega a quien lo consume vemos incrementos hasta del 400%. Ahora bien ¿Cómo se combate? En el capitalismo es imposible, para ello se requiere ir creando las redes que permitan romper con ese espiral especulativo y estas redes no pueden obedecer a la naturaleza del capitalismo, la acumulación del capital ni nada de eso, tampoco pueden ser subsidiada exclusivamente por el estado porque ello significaría crear una especie de ficción que no es sustentable en el tiempo. Para derrotar la especulación se requiere que el estado en primera instancia se apodere de las redes de distribución de bienes y servicios, y a partir de allí a través de la organización comunal se logre un sistema altamente organizado y planificado que garantice el éxito. MERCAL y PDVAL en lo inherente a los alimentos lo demuestran. En el caso de los alimentos la misión Agro Venezuela debe trabajar en este sentido para lo que se produzca por allí no caiga en las redes capitalistas que generan la especulación por su propia dinámica y naturaleza. Qué dicen los capitalistas al respecto; ellos sostienen que no es posible lograrlo y que se generarían despidos de trabajadores porque las redes la manejaría el estado a través del poder comunal. Esta argumentación capitalista es absolutamente falsa, para nada se afectaría a los trabajadores, éstos (los trabajadores) harían un trabajo absolutamente productivo y cada quién ganará dignamente un salario acorde con las leyes, lo que si se erradicaría es la lógica capitalista, la lógica de concentración de capital que es concentrado en pocas manos y deja de ser parte de la riqueza de una sociedad para pasar a ser la riqueza de unos delincuentes capitalistas que construyen su riqueza explotando a los demás. Volviendo al caso específico de Agro Venezuela, en concordancia con el propio mandato establecido en la Ley de Tierras y la Ley de Seguridad Alimentaria, se requiere de una enorme planificación para que los alimentos no se fuguen hacia las redes capitalistas que terminan otorgándole una exorbitante ganancia a quienes menos trabajan. Los capitalistas son los que obtienen la mayor ganancia y paradójicamente son los que no trabajan. Podemos hablar entonces que la burguesía mantiene a unas personas que ganan mucho y no hacen nada lo cual no es otra cosa que el financiamiento de un sector altamente parasitario, la burguesía es parasitaria, si la sociedad erradica este elemento parasitario de su seno pues se erradica el elemento especulativo de los productos que se comercialicen.

La Inseguridad: la mayoría de casos vinculados a la inseguridad tienen que ver con la circulación de enormes cantidades de dinero y productos entre las mafias capitalistas que financian cosas que van desde lo más mínimo hasta el tráfico de estupefacientes fuera y dentro de las cárceles. Los problemas de las cárceles se producen por el manejo de ingentes cantidades de dinero en los negocios que allí establecen los llamados Pranes, líderes delincuentes, pertenecientes todos al lumpen proletariado, estos delincuentes crean allí verdaderos centros de distribución de todo, incluso comercian con la vida humana, está más que demostrado en distintos reportajes sobre el caso de las cárceles. Ahora, ¿Quiénes están en las cárceles venezolanas? En su gran mayoría los pobres que por la enajenación y alienación del sistema capitalistas se meten a delincuentes para “subir de status”, estatus, categoría eminentemente capitalista. La realidad de las cárceles se reflejan en el resto de la sociedad; el trafico de drogas es la razón elemental para incorporar a bandas de delincuentes a centenares de jóvenes que son la “masa laboral” de las bandas organizadas de traficantes y ¿Dónde invierten los delincuentes el producto de las ingentes ganancias que obtienen? ¡Oh sorpresa! En el sistema capitalista. La alta burguesía termina siendo la receptora de las ganancias del tráfico y consumo de drogas que les sirve a ellos para corromper a cuanto funcionario se les atraviese lo que nos obliga a impulsar con mucha fuerza una batalla frontal contra este peligroso flagelo, la inseguridad, la delincuencia es un actor contrarrevolucionario.

Así como en EEUU se habla de más de 40 millones de adictos registrados como consumidores, sin contar los no registrados, el negocio de la droga se ha convertido en una de las patas más fuertes en el sostén imperialista, por ello en vez de disminuir el trafico y consumo de drogas, al contrario lo incrementan; cuando los EEUU invaden un país, el aumento en el tráfico y consumo de drogas es evidente lo cual supone un aprovechamiento del mismo por parte del sistema. Las bandas de narcotraficantes existentes en México son ayudadas y financiadas desde EEUU, las armas vienen de allí ¿Quién controla eso? Así como las trasnacionales del imperio nos legalizaron el uso de los venenos para la producción agrícola, asimismo, de hecho, autorizan, financian y se aprovechan del tráfico de drogas. No conozco de estadísticas pero en cada evento delictivo que se desarrolla en el país el factor droga está presente, llámese alcohol, alucinógenos etcétera y lo más grave aún, la motivación fundamental se basa en el espíritu consumista que implanta la burguesía por sus medios de comunicación que incita a los jóvenes de escasos recursos a delinquir. Quien trafica con drogas no lo hace para sobrevivir, lo hace para conseguir dinero y derrocharlo. Si sabemos la causa ¿Por qué solo nos vamos al efecto?

La electricidad: los medios de la burguesía, los voceros oposicionistas y todos los mecanismos pro imperialistas están desgañitados por el tema de los problemas eléctricos. Para nada analizan lo referente al consumo excesivo e innecesario de electricidad, más bien ridiculizan las medidas para ahorrar energía, se aprovechan de la mentalidad consumista sembrada en la mente de los venezolanos para banalizar las campañas de ahorro energético del gobierno, poco o nada colaboran en este sentido, los mensajes que trasmiten por sus canales de televisión van precedidos de la obligación legal a que los somete el estado, todo para ellos es una guachifa…con esa estupidez de “yo gasto lo que me da la gana” pretenden que un sistema aguante el incremento de consumo de energía reflejado sin tomar medidas para el ahorro, indudablemente que esto no obedece sino a un plan desestabilizador que busca, al igual como pensaron con el paro petrolero, exacerbar el descontento de la población, recuerden que el pueblo no se rindió y de allí salimos fortalecidos. A la vez que atacan al gobierno por su política de ahorro energético, promueven el saboteo físico de instalaciones, por algo hay algunos presos ya. Sabemos que el tema energético es delicado, se ve afectado entre otras cosas por un incremento desmedido del consumo, esto sin tratar de “escurrir el bulto” y ocultar las fallas, pero nadie puede negar el derroche de energía en Venezuela. Un principio de todo revolucionario es sostener siempre la verdad, educar al pueblo en base a la verdad. Por eso insistimos tanto en la consciencia, el conocimiento, la verdad, “por la verdad murió Cristo”, “con la verdad no ofendo ni temo”, Cristo y Artigas, de tal manera que es ridículo pensar que las exposiciones de los representantes del gobierno son puras majaderías, más aun tratándose de un hombre como Alí Rodríguez Araque, revolucionario probado, hombre consecuente, pero ocurre que también es aplicable aquí la máxima de “Cada ladrón juzga por su condición” y como la burguesía es embustera por naturaleza…saquen ustedes conclusiones.

Sobre estos tres asuntos la burguesía está haciendo una despiadada campaña mediática, ahora también con el asunto de la enfermedad de Chávez, que por cierto, aún no se ponen de acuerdo, unos dicen que no está enfermo, que solo fue parte de una campaña mediática del presidente, otros dicen que se está muriendo, total, quien los entiende. Lo cierto es que el comandante volvió e inició el retorno, el pueblo retoma el espíritu del 13 de abril, gente que sin ninguna convocatoria, sin nadie salvo la convocatoria de Chávez salió a lucir sus banderas, sus consignas. Hubo un renacimiento del espíritu revolucionario y esto ahora más que nunca es necesario. Debemos entender todos que estamos obligados a organizarnos, estamos obligados a derrotar el saboteo, interno y externo; estamos obligados a profundizar la revolución dentro de nosotros mismos; estamos obligados a marchar hacia el renacimiento espiritual que necesita toda revolución. ¡Que el espíritu del bicentenario vuelva, que nos acompañen todos nuestros libertadores en este retorno del líder de la revolución! ¡Retornemos con Chávez a lo más esencial y espiritual de esta revolución, su esencia, sus raíces y su profundidad en la historia! “Cristo y el pueblo con nosotros, quien contra nosotros”…es el pueblo hecho Cristo, es el pueblo hecho Bolívar, Argimiro, Fabricio, hecho Chávez, hecho espíritu, hecho revolución, hecho poder…en esta ecuación no puede estar la burguesía ni el imperialismo, pero estamos obligados a derrotarlos en paz y ese es un lineamiento del comandante, y los lineamientos no se discuten.

Patria Socialista o Muerte…Venceremos.

latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1432 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor