Sorpresas nos da la vida sin tapujos

Otra más de Fidel que acrisola su alma de revolucionario cubano y esta vez con introspección amiga: diagnosticó con rigurosidad científica, el mal que estaba padeciendo nuestro comandante presidente y, en un flash de habilidad de viejo intuitivo, lo internó con suma paciencia en el vientre especializado de su país que resguarda y cura sin distingo a pobres y ricos del mundo que han tenido a bien confiar en el personal médico especializado en las diversas patologías que sin interés capitalista combaten, en cualquier fase de las enfermedades que puedan afectar el buen funcionamiento del organismo del ser humano, no importa su clase social, ni figuración mundial en escala de dignidad, sino servirle a la humanidad.

Por un descuido inoportuno en el exceso de funciones se halla el presidente de los venezolanos convaleciendo después, de haber sido operado dos veces, al no someterse a la evaluación médica pertinente que todo individuo requiere, llegado el momento, en que tiene el deber de realizarla y sobre todo las personas que como el presidente Chávez con responsabilidades en modo creciente dentro del Estado, que incluye el campo de la medicina revolucionaria, donde la atención al ser humano es primordial en el alcance y disfrute de la conformación del sistema racional de la salud. 

Esa pifia imperdonable del mandatario nacional, puso el juego político del país en una situación de incomodidad, que dio lugar a muchas especulaciones negativas, donde la oposición se tongoneó de ruindad con habilidad brutal, manejando la pelota de la discordia fuera del campo del buen juicio de ideas, sin dejar de lastimar al contrario y, con toda su rabia de egoísmo frontal, se recreó en confundir con sus noticias empolvadas de malicias, recargadas de odio en sus medios afines que, saturaron de felicidad a sus escuálidos y pusieron al pueblo chavista en alerta permanente de vigilia a favor de su líder, alejado de su alcance inmediato por estar en Cuba.

Pero, la noche del jueves, último día del mes de junio de este año 2011, fue más que suficiente, para traer al presente en toda su crudeza sin ambigüedad de por medio y las cartas de la verdad se tiraron sobre la mesa del pueblo con toda la majestuosidad del momento en que más de uno quedó al desnudo de tanta perversión que al voleo estuvieron manejando a su antojo y, sobró y bastó una cadena de radio y televisión de quince minutos, donde el propio presidente Chávez narró, con lujo de detalles, el porqué y debido a qué de su larga estadía en Cuba y enlazó el momento actual de su enfermedad con  otros dos sucedidos en años anteriores y, los tres preñados de vida o muerte y, de todos ellos ha salido victorioso, aunque de éste, todavía tiene que cumplir con la rigurosidad de esperar y llevar adelante su tratamiento hasta su pronta curación que cada día está más cerca de su completa libertad física y mental, en atención, a lo que se desprende de su información y que, con toda la parsimonia del caso ha servido, para que el presidente Chávez estuviera en contacto con su pueblo, aunque unilateralmente, y, ha sido su fe y su devoción por el amado pueblo venezolano que lo ha reconfortado para seguir el rumbo, soportando el peso de la cruz que haya que cargar en lo adelante, pero, también le ha valido, para bajar la temperatura del termómetro del baño frío que la MUD trató de arrojar al proceso-político-revolucionario-venezolano y, jamás pensó que el liderazgo de Chávez se manifestará con todo el sentimiento de causa-efecto de arrope en que líder y pueblo se dieron la paz con un apretón de manos de unión invisible con sentimientos de grandeza en que ambos se necesitan y se compensan, aún, sin estar de frente.

Creemos que más claro no canta un gallo y, ese gallo se llama Hugo Rafael Chávez Frías, que ha demostrado con su capacidad de comprensión e interés que no pierde tiempo en ocultar que nació para dedicarle su vida de llevar adelante con afán sincero de estar al servicio de la justicia social del pueblo venezolano y, cooperar de lleno en la unión y fortaleza de los pueblos latinoamericanos y, con esa pasión de bondades la vida nos da sorpresas sin tapujos.

   

estebanrr2008@hotmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1596 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a126009.htmlCd0NV CAC = Y co = US