Para luchar por la Revolución Bolivariana hoy es el día, el momento siempre

A estas alturas y con tanto por tantos que ha hecho La Revolución Bolivariana, que la gestión de este gobierno no tenga el 80 o 90% de apoyo en el pueblo es preocupante, los números de las encuestas de un lado y del otro así lo confirman, también era impensable apenas un año atrás, que el descontento del pueblo Revolucionario se manifestara de diversas maneras y a través de diversos medios alternativos, disintiendo de las decisiones y actuaciones de la política del Comandante presidente que ahora es de “estado”, en donde para nada se consulta al pueblo o se lo toma en cuenta, por lo que en vez de profundizar la revolución en la construcción del socialismo del siglo XXI, tal parece que nos estamos convirtiendo en un país más del circulo complaciente del Imperio y sus aliados.

Pero ¿existe real peligro de que el Pueblo Revolucionario Constructor de la comuna pierda sus logros y sus luchas, su oportunidad de construir la comuna después de tanta sangre derramada, tantos sacrificios, y que al final quedemos, no solo barridos de la faz de la tierra, y si sobrevivimos, invadidos y retrotraídos al pasado, como patio trasero del Imperio y sus aliados?...

El desandar el camino y desdecirnos de lo que hasta ahora fue nuestro norte para tratar de ganar adeptos y “suavizar” nuestra política socialista de izquierda que ha sido ejemplo y admiración en los pueblos de progreso del mundo y entonces parecernos por ejemplo a las políticas “ni chicha ni limonada” de Brasil, en donde nuestra realidad y nuestras construcciones no son parecidas, en donde la sociedad Brasileña que esta casi polarizada y sino miren las favelas, en donde los más pobres de todos los pobres viven inmersos en la prostitución y en el trafico de drogas y en donde los ricos son “aristócratas” Marqueses y señores feudales, lo único que ha hecho es causar sorpresa, confusión y estupor, además de contribuir con la desmoralización del pueblo Revolucionario y de los pueblos del mundo que ven un faro de luz en la revolución Bolivariana.

Los recientes sucesos resultados de las decisiones del Comandante presidente, no han servido sino para redundar en la falta de comunicación del gobierno con el pueblo, a quienes no se les ha explicado las razones del porque de estas decisiones, en donde se percibe la fragilidad de la política que se esta empleando, los proyectos faraónicos atemporales, por la coyuntura económica mundial en donde se impone el ahorro y la conciencia para manejar los dineros del pueblo de la Republica Bolivariana de Venezuela que va a necesitar cada bolívar para capear el temporal que se avecina , los planes a largo plazo sin haber culminado los anteriores, el desorden administrativo, y la gran cantidad de dinero que se ha perdido en medio de una corrupción que nos ha sido imposible erradicar pues son los viejos vicios, los mismos funcionarios unidos a los nuevos de turno, y para rematar en vez de ir profundizando en el principio del socialismo, caemos en el populismo, el despilfarro y un sospechoso y extraño giro hacia la derecha.

Solo la realidad nos dará la respuesta, no es tiempo de flaquezas ni de dudas flagrantes, nada más hay que ubicarse en el contexto de la realidad para darnos cuenta que hemos perdido demasiado tiempo en tratar de hacer más en el menor tiempo en vez de hacer menos pero mejor.

La Revolución Bolivariana, es única e inédita y no se parece a ninguna Revolución surgida en la tierra en ningún momento; es este el tiempo destinado por la Providencia para que se llevara a cabo esta inconmensurable obra destinada a recoger una cosecha ubérrima , y para ello fue dotada por la Providencia, no solo de un Líder capaz, de los recursos energéticos necesarios, sino y a aquí lo más importante un pueblo que guiados por un pensamiento y una acción, ejecutara salvando obstáculos e inmensos peligros y vientos y voluntades en contra, la misión de construir la Comuna.

En estos tiempos en donde cada día se acentuara la crisis, en donde de nada va a valer decir sino hacer, la presencia y la actuación de todas las voluntades para cerrar este fin de fiesta que se avecina, es necesaria y urgente; hacemos votos, para que la recuperación del Comandante Presidente de sus heridas físicas y morales, sea completa y satisfactoria y lo haga retornar a sus principios en donde la misión clara y la sindéresis sirvan para tratar de recuperar en algo el tiempo perdido, se requiere de ideas claras, recta intención, ser libre y humilde de corazón, y aprender a escuchar los designios de la naturaleza y de los pueblos.

Confiamos en el Líder.

anazaicon@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1525 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor