Pildoritas 94 (año 04)

Por algo será

Hay que ver cómo sesudos analistas de la derecha hacen malabarismos para de alguna manera, al consumarse en el Perú el triunfo de Humala, buscar la forma de salpicar a Chávez, en una confirmación de que al Comandante, hay que involucrarlo en todo lo que pueda afectar su imagen. Es así como se esfuerzan en hacernos creer que ya existe un divorcio conceptual del nuevo Presidente con la Revolución Bolivariana y que por el contrario, hay una compenetración con el modelo brasilero de Lula e incluso con visos que rozan el neoliberalismo.

Son conclusiones que manejan deliberadamente para, como siempre, intentar halar la braza para su fogón como consuelo ante lo que no es otra cosa que una derrota más del capitalismo y una victoria de la izquierda latinoamericana que viene a confirmar que los pueblos ya están claros en lo que deben hacer con sus destinos.

Dar como un hecho que Humala para nada va a querer parecerse a Chávez puede ser cuestión de conveniencia pero en la práctica, es impensable, que como en Bolivia, Ecuador, Nicaragua no vaya a aprovechar los positivos resultados de programas que han demostrado su eficacia como las misiones, que han acabado con el analfabetismo, han reducido substancialmente la pobreza y el desempleo, han logrado la inclusión masiva del pueblo a la educación y el acceso a la salud gratuita entre otras.

Está claro que con el triunfo de Humala a la derecha por la voz de sus analistas, siempre errados por cierto, les queda el derecho a pataleo, ponen en boca del nuevo Presidente, cosas que jamás dijo e interpretan a su manera algunas que si dijo en su campaña pero que fueron el resultado de una estrategia para mantener el apoyo de algunos sectores de la derecha que en la gestión de Alan García, no habían recibido lo que esperaban cuando lo eligieron hace cinco años y decepcionados pero también en base a la creencia en las tergiversaciones que sobre la figura y obra de Chávez, se esmeraron en imponer los medios de la derecha peruana, pudieron haberse inclinado por la Fujimori ante temores infundados producto, de las mentiras sobre una realidad que no es tal.

El discurso de Humala ante su pueblo, una vez conocidos los resultados, fue muy claro, en él delineó políticas a cumplir, con un lenguaje muy parecido al que aquí ha utilizado la revolución, todas tendentes a lograr la inclusión y la igualdad de oportunidades sobe todo para los pobres, dejando claro que un crecimiento económico que mantenga índices elevados de pobreza, desempleo, analfabetismo, dificultades para el acceso a los servicios de salud, educación, vivienda, etc. no se justifica, razón por la cual precisamente se consolidó su triunfo, que aquí, el pueblo, ante los resultados de una gestión que está ganándole la batalla a esos males, mantiene ya por once años su apoyo, así como el fenómeno, sin antecedentes, de una popularidad alta y creciente de un Jefe de Estado, que no por obra y gracia del Espíritu Santo sigue recibiendo los favores de las grandes mayorías, sino porque tiene una obra, negada por la derecha y sus medios, pero palpada y vivida en carne propia por esas mayorías.

Humala no es ciego, ni sordo para no darse cuenta de una realidad exitosa que ha sido emulada en otros países como Bolivia, Ecuador y Nicaragua, con resultados favorables para sus gobiernos, tanto que sus Presidentes han sido no solo reelegidos, sino que mantienen altos índices de popularidad, a pesar de ser sometidos como aquí a una guerra mediática implacable, pero llena de mentiras. Por algo será.-



Decepcionado de CORPOELEC

Les confieso a mis lectores que decidí colgar la toalla pues me cansé de denunciar el enorme derroche de electrizad, que durante las 24 horas del día se puede observar en calles y avenidas de esta ciudad de San Cristóbal, debido a que las llamadas luminarias, cuyos bombillos son de 250 voltios, se mantienen encendidos, en una clara burla a las recomendaciones que a cada rato nos hace el gobierno por los medios, en la búsqueda de que el pueblo colabore en el ahorro de energía.

Es inexplicable cómo CORPOELEC, no toma medidas con el argumento de que ese servicio depende de la Alcandía, la cual bien sabemos, aquí, igual que le Gobernación, está en manos de la derecha y por lo tato es óbice que desde allí no habrá jamás algún interés por buscarle una solución al problema, sino por el contrario acrecentar por esa vía situaciones irregulares y que tocan la sensibilidad de la gente como los apagones frecuentes, que si no se estuviese derrochando tanta energía no lo serían tanto.-

Es lamentable y es algo que por lo visto no sucede sólo aquí, sino en muchas ciudades del país pues he leído y oído denuncias similares repetidas, sobre todo por los medios públicos, sin que haya habido respuesta, lo cual viene a confirmar que estamos infiltrados hasta los tuétanos, pero además que es tanta la incapacidad de algunos gerentes que al no darse cuenta del daño que se le hace al país por esa vía, no mueven un dedo para darle una solución al problema.-

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1527 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: