Pasivos laborales, vigilia por la vida

Juan es un carpintero de nuestras universidades, jubilado de 2005, aunque cobró sus Prestaciones Sociales y tuvo que esperar poco tiempo para hacerlo, en lo concerniente a los intereses generados por esas prestaciones, los llamados Pasivos Laborales, 6 años después, aún no terminan de hacérselas efectivas. Como todas/todos nuestros jubilados universitarios ha puesto sus esperanzas en el Gobierno Revolucionario que preside el Camarada Hugo Chávez, el único que ha creado expectativas factibles de pago, pues ha sido en este Gobierno, que se han hecho efectivas acreencias que venían desde 1976, logrando avanzar hasta 1998, veinte y dos (22) años, se dicen fácil; pero esa enorme deuda social, proveniente de los gobiernos burgueses, adecopeyanos y pro imperialistas, ha sido cancelada por la Revolución Bolivariana, haciendo justicia. Todavía resuenan en nuestros oídos aquella frase lapidaria de Teodoro Petkoff, ministro del gobierno del académico Caldera, sentenciando a muerte esos Pasivos Laborales: “se trata de una deuda impagable”. Así se trataba, en la cuarta república, a los trabajadores/trabajadoras y sus  reivindicaciones sociales. Con total desprecio.

Pues, Juan, aún mantiene esperanzas de cobrar sus Pasivos, en su cabeza rondan muchas ideas sobre qué hacer con ese dinerito, ayudar a su hija recién graduada a comprar su vivienda, arreglar su camioneta, en fin, planes son los que le sobran. Nancy, a diferencia de Juan, está mal de salud, requiere operarse en la cadera, la operación le cuesta sobre los 100 mil BsF, el HCM  universitario apenas cubre los 20 mil BsF. “Si cobrara mis pasivos, los usaría en la operación”, es la idea que ronda en sus pensamientos. Como Nancy hay decenas de nuestras/nuestros camaradas trabajadores/trabajadoras universitarias que siguen a la espera de ese dinerito que ahorraron durante sus 25 años dedicados/dedicadas a la labor universitaria, para resolver sus problemas de salud, adquirir o terminar de cancelar su vivienda, en fin, garantizarse un Buen Vivir en sus años de abuelo/abuela.

Y mientras nuestros jubilados/jubiladas se aferran a sus esperanzas, la tecnoburocracia se aferra a comisiones, estudios y demás artimañas que les permitan dar paso al tiempo, prorrogar la búsqueda de soluciones factibles de reiniciar el ciclo de pago que permitió reducir la larga brecha deudora heredada de la cuarta república. Fetrauniversitarios, en vocería de su Coordinador General, Eduardo Sánchez, estima esa deuda en 9 millardos de BsF, un monto considerable. Se trata, ya no, de acreencias de la cuarta, sino de nuestra Quinta República, ya no, de los nefastos gobiernos de la burguesía adecopeyana, sino de este Gobierno Revolucionario, presidido por el Camarada Hugo Chávez.

En el conjunto de soluciones propuestas a la fecha, como siempre surge la propuesta de cancelar con Bonos de la deuda pública, Vebonos; en gestión de Acuña: “…fue el gobierno del Presidente Hugo Chávez el que reconoció la deuda de pasivos laborales con el sector universitario, que existía desde 1976. “No sólo la reconoció, sino que la ha venido pagando. Por este concepto, hemos cancelado cerca de 2 millardos de bolívares fuertes. Trabajamos con el Ministerio del Poder Popular para la Economía y Finanzas para ver si el próximo año, por la vía de los Vebonos o bonos de la deuda pública, que fue una modalidad que en algún momento se utilizó, y recibió buena acogida de los trabajadores”, se logra saldar una porción de la deuda…” (Prensa MPPEU, 02-11-2009). Algunas Federaciones, en la misma línea, vienen proponiendo cancelarlos en otro tipo de Bonos, los Soberanos. Nuestra Constitución Bolivariana es estricta en lo que respecta a este concepto: “Todos los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a prestaciones sociales que les recompensen la antigüedad en el servicio y los amparen en caso de cesantía. El salario y las prestaciones sociales son créditos laborales de exigibilidad inmediata. Toda mora en su pago genera intereses, los cuales constituyen deudas de valor y gozarán de los mismos privilegios y garantías de la deuda principal.” (CRBV, Artículo 92). “Créditos laborales de exigibilidad inmediata”, vaya definición que le da nuestra Constitución Bolivariana a esa exigencia que los universitarios/universitarias han retomado. La respuesta de la ministra Córdova, hasta la fecha, nos devuelve a los tiempos de la cuarta república, el silencio. Lo poco que ha dicho sobre el tema, es colocar trabas a la solución del  problema, que si las datas enviadas por las universidades son inconsistentes, que si tararin que si tararan, en fin, ganar tiempo. Mientras, nuestros jubilados/jubiladas padecen sus vicisitudes, con apenas una esperanza.

El tema ha sido discutido hasta en nuestra Asamblea Nacional, así en 2005: “La comisión permanente de Finanzas de la Asamblea Nacional aprobó, por unanimidad, que las subcomisiones de Presupuesto y de Descentralización incorporen en su agenda de trabajo el tema de los pasivos laborales y presenten alternativas financieras  viables en 30 días hábiles. Así lo dijo presidente de la comisión, diputado Rodrigo Cabezas, quien señaló que solicitarán al Ejecutivo Nacional estudiar los mecanismos legales e institucionales que permitan atender deudas sociales como los 
pasivos laborales y agregó que deberá atenderse prioritariamente el tema relativo a las prestaciones sociales (…) Se planteó, en la reunión, que el problema de los pasivos laborales crece exponencialmente y se sitúa en la actualidad en 23 billones de bolívares. Pero, según Cabezas, no se puede pagar esa cantidad de una sola vez y el camino para la creación de una Ley para cancelarlos no se finalizó. Cabe destacar que hace algún tiempo se manejó la posibilidad de crear una ley de pasivos laborales que permitiera cancelar la deuda a los trabajadores con bonos de la deuda pública, bienes, viviendas, entre otras cosas y, posteriormente, se manejó la posibilidad de hacer un apartado en la Ley de Endeudamiento para cancelarlos…” (Aporrea, 16-06-2005).

La máxima central de trabajadores/trabajadoras de nuestra Patria, también se manifestó sobre el tema: “La propuesta de los trabajadores y obreros de la administración pública para que les sea entregado en activos fijos parte de los pasivos laborales cuantificados por el Gobierno Nacional será estudiada por la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) en la Mesa Cero Conflicto de la Vicepresidencia de la República. Así lo dio a conocer la Coordinadora Nacional de la UNT, Marcela Máspero, quien señaló que la cuantificación de la deuda, fijada en 16 billones de bolívares, puede ser considerada positiva, pues los gobiernos anteriores ni siquiera se molestaron en realizar los cálculos respectivos. Máspero manifestó que existe una gran expectativa por parte de empleados y obreros de la administración pública, para la cancelación de los pasivos laborales en activos, que luego pudieran traducirse en la entrega de viviendas dignas para quienes así lo requieran…” (Aporrea, 23-05-2006).

Como se puede apreciar es un tema delicado, que requiere soluciones inmediatas o de lo contrario seguirá profundizándose y la deuda creciendo, dentro de las propuestas de soluciones no es factible, por ejemplo, crear una Comisión Presidencial que en un plazo perentorio presente algunas fórmulas de pago estudiadas en conjunto con los representantes de los afectados/afectadas, pudiera hasta pensarse en la “Misión Cancelación de los Pasivos Laborales”, estudiando distintas fórmulas de pagos: como viviendas, vehículos, bonos de deuda pública, efectivo, en fin, que en el Registro de la Misión, cada trabajador/trabajadora sugiera su fórmula de pago más factible.

La vigilia de los trabajadores/trabajadoras universitarias para los días miércoles 8 y jueves 9 de la semana próxima, en la sede del MPPEU, llevará  el mensaje claro y contundente de nuestras jubiladas/jubilados universitarios a no quedar en el olvido. Al Camarada Presidente Chávez, le llegó la hora de tomar por los cachos este grave problema y propender a la búsqueda de fórmulas de solución.

Es ahora o nunca, no permitamos que un camarada trabajador/trabajadora se nos muera sin haber cobrado sus Pasivos Laborales. La justicia después de muerto, es injusticia… 

Caracas, 4 de junio de 2010

henryesc@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2627 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a124557.htmlCd0NV CAC = Y co = US