No encontraron otra forma de levantar un "paro"

El que siembra medios privados recoge medios muertos públicos

No encontraron otra forma de levantar un “paro”, pedirle un “sacrificio” a los trabajadores, 1 dia, tres días o una semana se convirtió en el sacrificio que no le pidieron a varios de los asistentes que llevados por el odio repetido por los medios de comunicación privados miles de veces, no podía tener otro final, recuerden lo dicho por Peña Esclusa, dijo mas o menos que la gente se cansaba de las marchas y había que inmolarse para poder sacar a Chávez del poder, recuerden también las palabras del Capitán, que desertó de la Plaza Altamira este señor fue bien claro al advertir la matanza que se había programado en el lugar de marras, asi que no hay que extrañar este acto criminal si en abril pasado los mismos personajes llevaron a cabo el mismo acto, no tenían porque ser diferentes.

Una de las cosas que más llamó la atención fue la cobertura de las muertes de los cuatro señores dirigentes campesinos que apoyaban la Ley de Tierras, esta noticia no le importó ni a los medios de comunicación privados, ni a la oposición, así como tampoco las cuatro personas que murieron en el centro de Caracas, en octubre pasado, por culpa del asesino Peña y su banda de criminales, varios de los cadáveres junto a los familiares fueron caceroleados y uno de los féretros presentaban varias perforaciones de balas, a quien le importó esto, es más, el caso del fotógrafo Tortosa, cuando se descubrió la causa de su muerte y la denuncia de su hermano automáticamente dejo de ser noticia.

Cuantos millones de dólares hay detrás de estos muertos de esta la oligarquía criolla y sus socios extranjeros, no crean que ellos van a dejar sus privilegios a cambio de nada, ni lo imaginen, que le importa a la rata Carlos Ortega y al ratón Carlos Fernández la muerte de quien sea, al igual que a alguno de los militares golpistas, estos no son capaces de pensar un poquito antes de mandar a matar a alguien, recuerden lo que dijo González González a Tarek Williams Saab.

Este grupo de asesinos que están atrincherados en la Plaza Altamira, no se van a sentar en una mesa de dialogo con las manos vacías, tenían que buscar muertos, recuerden la conversación de los hermanos Ochoa Antich.

Ya no hay paro, ni PDVSA que valga, lo que sobra es odio difundido por los medios de comunicación privados, ya empezaran a radicalizar a este malandraje de la oposición, que entre la cocaína y la otra droga mediática van a querer matar a quien sea, señores dueños de medios privados todos ustedes no son otra cosa que unos vulgares criminales.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1859 veces.



José Ovalles


Visite el perfil de José Ovalles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas