Mas que a Chávez, López Obrador se parece a Lula

1. Partiendo de los intereses de los trabajadores, Hugo Chávez, el presidente y líder venezolano, es hoy el dirigente más destacado de América Latina. Además de que por su enorme popularidad ha sido confirmado y reconfirmado en las urnas por lo menos cinco veces por el pueblo, sus posiciones políticas se asemejan más a las de Fidel Castro que a las del chileno Salvador Allende -derrocado y asesinado en 1973 por mandato yanqui-, o las de "Lula" Da Silva, el obrero socialista que ascendió electoralmente al gobierno de Brasil.

2. Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien por ahora mantiene un discurso de izquierda y de confrontación, tiene buenas posibilidades de llegar a la Presidencia de México sólo si es capaz de lograr una gran movilización de la población, si rescata la dignidad de los electores y los impulsa a votar contra la derecha panista en el gobierno y el centro derechista PRI que coogobierna con el presidente Fox. Otra cosa sería si lo dejan llegar; además si tuviese al llegar la fuerza para hacer las transformaciones urgentes.

3. Cada uno de esos personajes de ideales de izquierda y socialista tuvieron distintos orígenes y experiencias políticas; enfrentaron diferentes economías y momentos históricos. En tanto Chávez tiene orígenes militares y Castro viene de la pequeña burguesía universitaria, Allende y Lula viven experiencias socialistas y marxistas: en política el chileno y en el sindicalismo el brasilero. Aunque los orígenes no parecen ser muy importantes, lo notable es que ninguno viene del sector empresarial o de los negocios.

4. Debe importar mucho analizar los resultados. Allende sólo pudo gobernar tres años y, al parecer, sus logros -no sólo materiales, sino fundamentalmente políticos- han sido poco conocidos. El general Pinochet, quien organizó el golpe de Estado con el apoyo del gobierno de los EEUU, se encargó de asesinar a miles de seguidores de Allende y de imponer un gobierno de veinte años, así como una economía pro yanqui. En Chile sólo parece quedar el recuerdo y las organizaciones socialistas parecen comenzar de cero.

5. En Cuba, aunque Castro ha gobernado casi de manera unipersonal 46 años y la economía cubana ha estado estancada, el papel que Cuba ha jugado en el mundo frente al capitalismo y al imperialismo yanqui, ha sido muy importante para la lucha de los pueblos por su liberación. Cuba pudo ser un país capitalista tan sumiso e injusto como México, Puerto Rico o Colombia, pero escogió el camino independiente que lo enfrentó al imperio, mismo que ordenó el bloqueo de su economía, la permanente amenaza y el terrorismo en la isla.

6. Venezuela y Hugo Chávez son, por ahora, la esperanza de los pobres de América Latina. Aunque es muy poco lo hecho en apenas seis años, las claras posiciones políticas del gobierno y el apoyo masivo del pueblo, están demostrando que se va por buen camino. Chávez, al parecer, no sólo confronta a sus enemigos, también moviliza y organiza a su pueblo. Frente al vasto poder de empresarios asociados al capital yanqui, es interesante conocer las redes alternativas de información y politización que se han extendido.

7. Lula, el obrero socialista, ha tenido que enfrentar los enormes problemas de una gran economía en crisis. Se ha visto obligado a aliarse con poderosos sectores empresariales y grupos financieros internacionales para tratar de salir de la crisis; sin embargo allí está el peligro. En ese proceso en vez de avanzar ha retrocedido, pues ha perdido apoyos masivos de organizaciones campesinas, obreras y ciudadanas que se sienten traicionadas. Al parecer hay que esperar un poco, pero parece que Lula está perdiendo todo el apoyo que tenía.

8. López Obrador, en caso de desatar grandes movilizaciones y triunfar en las elecciones, tendría que enfrentar parecidos problemas a los de Brasil. Una gigantesca deuda externa e interna, las presiones y provocaciones del capital internacional, los intereses de los poderosos empresarios, los bloqueos del PRI y del PAN y la terrible desinformación de los medios de comunicación. Por otro lado, si decide negociar con esas fuerzas entonces los sectores de trabajadores y las fuerzas independientes retirarán su apoyo y será lo mismo.

9. Al parecer, el gran poder de los sectores empresariales y la clase política de centro y de derecha en Latinoamérica, se impone sobre los gobernantes de la izquierda socialista y democrática. También en Europa los partidos socialistas, comunistas y socialdemócratas con mucha dificultad se distinguen de los partidos conservadores, liberales o socialcristianos.. Más aún, los primeros parecen más efectivos servidores del capital. Sólo había que revisar, Italia, Francia, España o Alemania. El capitalismo se reconfirma.

10. Al parecer la llamada democracia burguesa o formal y su famoso Estado de derecho imponen un modelo de política y economía que siempre e ineludiblemente da ventaja a los sectores poderosos sobre las clases mayoritarias de la población. Cuba escapó de ese modelo por eso fue combatida con saña para destruirla. Venezuela va por parecido camino, por eso los yanquis buscan asesinar el proceso. Aunque es muy difícil que López Obrador pudiera romper el esquema, vale la pena vivir otra experiencia, buscando impulsar la conciencia y la participación autogestiva de los trabajadores.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1818 veces.



Pedro Echeverría V.


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a12268.htmlCd0NV CAC = Y co = US