Análisis del libro de Carmona Estanga (El manual de la estupidez) N° 1

Nota de Aporrea: Premio Nobel de Paciencia para Roberto por hacer el sacrificio de leer ese librillo del ex-dictadorzuelo
He tenido la paciencia para leer y analizar el libro de Pedro Carmona Estanga y lo he hecho tratando de dejar de lado cualquier tipo de prejuicio o sentimiento.

Quiero compartir con Uds. El resultado de esta lectura y los puntos de vista y conclusiones a las cuales he llegado. Así que les detallo y comento diferentes partes del libro sin un orden necesariamente especifico.

Vainas de esta vida o la verdad es la verdad.

Pagina 189 del libro, trascribo……

En una de las cosas en que concedo razón a Chávez es que algunos, subrayo, algunos periodistas, son capaces de actuar sin escrúpulos. Patricia Poleo es una de ellos, pues encarna un estilo que no tiene empacho en distorsionar la verdad para construir una novela. Quizás se sintió resentida por el rechazo que su propio gremio mostró hacia mi iniciativa de ofrecerle la Dirección de la OCI.

Aparte en la misma pagina

Se comenta que Poleo trató de proteger a Carlos Ortega para desligarlo de los eventos, pues compartirían un proyecto político futuro. No objeto que Patricia quisiera ayudarlo pues ello es legitimo, pero jamás en detrimento del honor de otros. Ella logró que sus escritos sensacionalistas le permitieran incrementar las ventas de su periódico ¨El nuevoPaís¨.

Pagina 190…..

Mi posición en los hechos de abril no fue excluyente del sector sindical. No solo llamé a Ortega, dialogué, consulté, sino que como he demostrado, ofrecí a uno de sus más conspicuos representates, Manuel Cova, la Vicepresidencia de la República para compartir la delicada responsabilidad que se me encomendaba.

Pagina 191….

Dos veces participé en compañía de Carlos Ortega en reuniones en las cuales se encontraba Pérez Recao en febrero y marzo del 2002, en las cuales junto con otras personas representativas del país se analizaba la situación nacional y la escalada de la crisis.

Pagina 192…..

A lo largo de las crónicas, se trasluce el afán de Poleo de deslindar la posición de Carlos Ortega. Ella sabrá las razones. Si lo hacia en función de la amistad que los une o del eventual proyecto para preparar a Ortega como un futuro candidato presidencial laborista, vale decir un Lula Venezolano, ello habría sido respetable y plausible, pero no justificar su saña. Por lo demás, como lo he dicho mil veces, a Ortega le brindé respeto, consideración y solidaridad y pese a algunas declaraciones impropias de su parte, jamás lo he cuestionado, sino que por el contrario, mi apoyo y búsqueda de entendimiento fue siempre amplio y notorio, dentro del límite de las representaciones institucionales de cada uno.

Pagina 194….

Hasta la madrugada del 12 de abril, en que di el paso de asumir la presidencia del Gobierno de Transición, no hubo fisuras en el empresariado como insinúa Poleo, puesto que las decisiones fueron adoptadas por consenso en los órganos de gobierno de Fedecámaras, las cuales interpreté y cumplí cabalmente.

Comentarios:

Me ha costado leer este libro, pero ha valido la pena. Con respecto a su autor se nota una personalidad débil y mediocre, su trayectoria de gobierno en gobierno en una democracia que llevo a nuestro pueblo a los limites de la miseria son aval de un personaje oportunista y zalamero. Basta decir como ello indica en su libro que luego de algunos trabajos secundarios en embajadas de nuestro país en El mundo, se compró una avioneta por puro goce de volar. Valdría la pena saber cuantos representantes en nuestras embajadas han podido darse ese lujo. Carmona Estanga es un tonto útil que se deja manejar por las circunstancias que nunca ha realizado por voluntad propia algo digno de mencionar, siempre ha sido llevado por las circunstancias y manejado por gente poderosa y de recursos.

Da risa sus comentarios sobre la Poleo, mal le pagó la bruja cuando él le había ofrecido la OCI en bandeja o será que no pudo vengarse de aquellos dueños de medios que pelaron los ojos y mantuvieron en sus bocas el QUE BOLAS, cuando se le ofreció el cargo. Si la Poleo ha tenido que tragar grueso esa reacción y poner una sonrisita para no perder su exposición en los medios. Cuanto cuento bueno debe saber la brujita sobre el Granier, Otero, Cisneros, Etc. Como le debe picar la mano para sentarse un día y echarles una buena vaina a esos carajos que la ven por encima del hombro como una loca de carretera y le tienen el mismo desprecio que al padre. Pero no se tiene que calar las narices respingadas cada vez que la ven ya que les es útil para atacar este gobierno.

Pensar que el Carmona está de acuerdo con nuestro presidente sobre estos mal llamados periodistas, que se venden al mejor postor. Tristeza da ver nuestros medios plagados de títeres muchos de los cuales en el fondos están de acuerdo con las acciones de este gobierno pero por unas pocas monedas venden su imagen y hasta sus pensamientos.

Yo creo que la venta y entrega de la CTV a la oligarquía no tiene historia en el resto del mundo. No se de una central obrera que se halla plegado a la oligarquía en ningún país del mundo. Por comentarios del propio Carmona se ve como la dirigencia de la CTV estaba plegada y actuaba conjuntamente con la oligarquía como participaba de las reuniones y hasta puestos estaban seguros ene. Nuevo gobierno. Llama la atención los lazos de amistad entre los dos representantes de organizaciones que son y deben ser agua y aceite, pero aquí en Venezuela son uña y carne ¿Qué queda para aquel obrero que aspira algo? Cuando su representante comparte criterios y acciones con aquel patrón que lo perjudica.

Cosa aparte da risa pensar que Ortega pueda llegara ser una suerte de Lula, me imagino que ese sueño o idea solo puede ser posible en la mente de los Poleo. En verdad comparar al zorro de Ortega con una persona como Lula demuestra la limitada y retorcida imaginación de los Poleos.

Lo que si no es Ortega es tonto, el fue y se reunión con Carmona el día 12 de Abril en la mañana, en esa reunión acordaron al nuevo ministro del trabajo, pagina 114 del libro donde en reunión en Miraflores el día 12 de abril con el Comité Ejecutivo de la CTV se acordó designar a León Arismendi como ministro del trabajo.

Ese fue el último contacto personal de Ortega con Carmona, ya que a la salida de Miraflores cerca del medio día, Ortega fue informado de los movimientos de masa popular que se estaban realizando y del descontento del pueblo. Zorro viejo y conocedor del pueblo, partió para Paraguaná tomando distancia de un gobierno que ya estaba con el plomo en el ala, desde ese momento no tuvo contacto con Carmona ya que cortó toda comunicación ya él sabia el resultado de lo que estaba pasando.

Hay un aspecto muy importante de este libro y es por quien esta escrito, aquí de primera mano sabemos las responsabilidades de aquellos que negaron y niegan cualquier participación en el golpe de estado de abril del 2.002. No bastan los videos de la fecha donde salen alegres en primera instancia y asustados al final en loca carrera. Aquí hay un testimonio escrito de uno de los principales protagonistas, quien ya a resguardo con sus amigos colombianos se siente herido y traicionado y cuenta su historia con lujo de detalles. Hoy aquellos que niegan a Carmona que lo critican, aparecen en estas líneas serviciales y prestos apoyando al presidente dictatorial de un golpe de estado, que gracias a Dios y sobre todo a este noble pueblo solo duró unas horas.

Roberto Pérez Pérez
rrobertoperezperez ARROBA yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6440 veces.



Roberto Pérez


Visite el perfil de Roberto Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Pérez

Roberto Pérez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas