Pildoritas 65 (año 04)

YO TAMPOCO QUISIERA REPETIR COMO EN LA CUÑA: “¿VISTE COMANDANTE?, TE LO DIJE”

Gervasio Artigas y luego Victoria Elena Otero y hoy yo, estoy seguro, coincidimos no solo con quienes nos expresamos libremente gracias a Aporrea, sino con la inmensa mayoría de quienes hemos cerrado filas en esta revolución a la que llevamos como parte inseparable de nuestras vidas y por quererla tanto, sufrimos con las fallas que individualidades cometen pero que le son achacadas por el enemigo al colectivo, como cuando algún miembro de nuestra familia se descarrila.

Si se hiciese un trabajo de investigación desde que aporrea y otros medios revolucionarios existen, nos encontraríamos con un alto porcentaje de personas que denuncian hechos de corrupción, acciones de funcionarios útiles solamente para hacer rabiar a los usuarios y a muchos desilusionarse del proceso, alcaldes y otros funcionarios de cierto rango que se olvidan de promesas y de sus obligaciones, no con la revolución sino con el país y no tienen empacho en cambiar totalmente su tren de vida y los vemos ostentando con el mayor descaro.

Las fallas que señala la compatriota Victoria en su escrito “¿Viste Comandante?, te lo dije”, y muchas otras como por ejemplo que el nuevo Seguro que del Ministerio de el Educación que cubre a los educadores activos y jubilados ahora haga las cosas más complicadas exigiendo para rembolsar los gastos que por servicios médicos y medicinas tengan que hacer los beneficiarios, en lugar de la copia de la libreta, una certificación del banco en donde tiene la cuenta, con lo que ello significa sobre todo para los ancianos; Un amigo fue al banco (Banco de Venezuela) y después de hacerlo esperar por más de una hora le dijeron que lo único que le podían dar era una referencia bancaria pero que la impresora estaba dañada, además, ahora con el nuevo sistema la espera es interminable para para que se haga efectivo el reembolso correspondiente, lo que no sucedía con el antiguo Seguros Horizonte, no solo suceden en el pueblo de Victoria, son comunes a toda la geografía nacional, y estoy seguro, en buena parte son por negligencia de nuestra dirigencia a todos los niveles, porque ¿Cómo es posible por ejemplo que se permita que en pleno día las luces de alumbrado público estén encendidas, en momentos en que se nos pide casi de rodillas que ahorremos energía?; ¿Qué hace la dirigencia del PSUV que no organiza acciones de protesta, entre otras contra los alcaldes de la derecha, que según Corpoelec son los responsables del alumbrado público?. Bastaría con que se actuara a nivel de cada municipio por parte del PSUV, para frenar el desmadre que en este sentido no es otra cosa que evidente saboteo a sabiendas de que el problema de la luz es un aspecto muy sensible para todo el mundo.

Cada buró del partido, en todos los niveles, a sabiendas que en todas partes no existen Consejos Comunales, y en muchos sitios están en manos del enemigo, debería tener un departamento que debería ser también de investigación para recibir las denuncias, para procesarlas de inmediato y buscar los correctivos, porque no es temerario afirmar que los casi tres millones de compatriotas que se han quedado en sus casas en el momento de votar, en un alto porcentaje lo ha hecho movido por la desilusión al ver que muchas prácticas de la cuarta siguen vivitas y coleando y lo más grave, por acción de supuestos revolucionarios al frente de los cargos que detentan.

Si hilamos finito y somos realistas tenemos que aceptar que a un gran porcentaje de los votantes no les importan mucho las macro políticas, la Alba, UNASUR, convenios internacionales etc., prácticamente no les dicen nada, lo que si les importa es lo que les afecta en sus accionar diario, el pensar cómo hace para poder comprar el medicamento que tiene que tomarse obligatoriamente porque sufre de hipertensión y no puede suspender la pastilla diaria y que al ir a la farmacia la plata no le alcanza porque de una semana a otra el precio se lo aumentaron demasiado, igual cuando va a al mercado porque lamentablemente Mercal y Pedeval no pueden llegar a todos, un ejemplo es el lo que sucede con la llamada Feria del Pescado, según informan los medios se dispone ( a estas alturas supongo que habrá que decir que se disponía) de 480 toneladas, eso es 480 mil kilos, que escasamente podrían alcanzar para 480 mil venezolanos (kilo por persona) de los millones que quisieran adquirir el producto a precios accesibles, entonces quiere decir que la mayoría si quiere comer pescado, por obligación termina en manos de los especuladores a quienes nadie controla, pues bien mucha de esa gente con toda seguridad no le va a dar las gracias a la revolución y en bastantes, ése solo hecho puede servir para que el día de votar o se abstenga, vote nulo o quien quita y lo haga por el enemigo, porque hay que aceptar que todos no tenemos la fortaleza doctrinaria como para estar en capacidad de no achacarle al gobierno todo lo que nos pueda afectar.-

No digamos lo que sucede con el cemento, los repuestos, los cauchos, los útiles escolares, etc. lo que hace que muchos se pregunten cómo es posible que los especuladores puedan más que todo un gobierno.

Así que algo hay que hacer, por alguna vía estas cosas que a manera de denuncia unos, y otros para hacer catarsis, escribimos deben llegarle al Comandante; pienso que aun estamos a tiempo de cuidar los detalles que espantan a los votantes cuando más se necesita su apoyo para evitar el tsunami que se nos vendría enzima si la IV República también la perdemos.-

LA CALAÑA DE LOS WILLIAM

Definitivamente los William de la Asamblea Nacional, en las filas de la derecha golpista como que se pusieron de acuerdo para falsear la verdad, el primero con más cola que el traje de una novia de la monarquía inglesa, con aquello de la sigatoca negra en los platanares de Santo Domingo y el segundo queriendo hacernos ver que el Presidente sí renunció y para ello el ahora vendido a la oligarquía, equivocado al creer a los venezolanos pendejos, falsifica un audio, extrayendo, como lo comprueba esta Página, de una rueda de prensa del restituido Presidente el 15 de abril del 2002, un segmento que para nada prueba la realidad de una renuncia que en definitiva no es tal si no existe un documento firmado de puño y letra del renunciante.

El solo hecho que este pirata de la información y más aun por ser periodista, venga después de nueve años a salirnos con esa estupidez nos sirve para confirmar la clase de sujetos que conforman la bancada de la derecha y cómo cada vez que usan recursos como ése, demuestran la calaña que los impulsa por lo cual con esa gente no se puede ni siquiera dialogar y menos darles cuartel en una guerra de la que depende la sobrevivencia de la justicia hacia los más desposeídos que es en definitiva el objetivo más importante de esta Revolución.

Qué diferencia de estos dos William, con el hoy lamentablemente desaparecido, William Lara, ese valiente de los días del golpe de abril, quien como Presidente de La Asamblea Nacional, demostró arrojo, entereza y solidaridad con el pueblo y su líder.


yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2070 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: