Los farsantes

Quieren debate y cuando el chavismo lo acepta, lo descalifican. Quieren interpelar a los ministros, pero cuando éstos se someten al interrogatorio, lo cuestionan.

Piden cifras, y cuando los voceros del gobierno las suministran, sostienen que los altos funcionarios no las presentan o que son falsas.

0000000000000000000000000000000000000000

TOTAL: SI LOS MINISTROS NO SE SOMETEN a las interpelaciones, la oposición los critica –como es lógico -, pero si se someten también los critican.

Si dan cifras y presentan argumentos, los cuestionan y, por supuesto, si no las dieran,  con mayor razón las objetarían.

00000000000000000000000000000000000000000

SI LOS MINISTROS EXPLICARAN la inflación, su origen, las características de la economía venezolana y compararan los porcentajes brutales del fenómeno durante los gobiernos de la IV república con los 12 años de la V, la oposición despreciaría lo dicho por ellos y se atrinchera en la negación absoluta. No creen en cifras oficiales. No creen en la palabra de los funcionarios. Sólo creen en lo que ellos consideran que es la verdad, y lo que es peor, se niegan a reconocer la validez del pasado.

000000000000000000000000000000000000000000

CLARO ESTÁ: PARA LA OPOSICIÓN NO EXISTE EL PASADO porque no le conviene que exista. Para la oposición el pasado representa severa acusación. Un estigma. Una fechoría, tanto en materia política como económica y social. Por consiguiente hay que borrarlo.

0000000000000000000000000000000000000000000

Y HAY QUE BORRARLO presentándose en el hemiciclo con unas bolsas de verduras y unas cajas de sardinas. O bien con la arrogancia de la señora Machado, con los ojos inyectados por el odio, trémula, fuera de sí, dividiendo el país entre comunistas y demócratas. Y, desde luego, ella como representante de la democracia, la que ella contribuyó a apuñalar el 12 de abril de 2002, cuando suscribió la proclama de apoyo  a Carmona, de disolución de los poderes públicos y se derogó la Constitución Bolivariana; la misma señora que se le arrodilló en Washington al mayor genocida de los últimos tiempos.

00000000000000000000000000000000000000000000000

EN EL FONDO SE TRATA DE UNOS FARSANTES. Gente que habla de democracia y no creen en ella. Gente que defiende la libertad y no cree en ella. Gente que habla del pueblo y no cree en el pueblo. Gente que invoca el tema social y no cree en él.

00000000000000000000000000000000000000000000000

GENTE QUE SE SABE que está en el juego democrático y que participa del parlamento, pero que en cuanto pueda recurre al atajo y le da un palo a la lámpara. Como ya lo hizo en abril de 2002. Sólo que por pocas horas, durante las cuales cometió las mayores iniquidades. Por lo cual no quiere que se hable del pasado. Que se escarbe las cenizas. Pero hay que hacerlo, siempre, en cualquier circunstancia, ya que hay que impedir que la amnesia se apodere de la memoria.- 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4058 veces.



Marciano


Visite el perfil de El Marciano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



El Marciano

El Marciano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas