La trilogía del hambre

El amor y el interés se fueron al campo un día, pudo más el interés que el amor que le tenía, recuerdo este dicho en rima que mi vieja solía repetir, para referirse a la avaricia, la ambición y el predominio de lo material sobre lo espiritual y lo humano; el amor entre parejas donde se imponía el interés, tenía el tiempo contado, es decir estaba destinado al fracaso.

En nuestro país, pudiéramos ser una sociedad psicológicamente unida, si nos preocupáramos por desarrollar altos grados de conciencia, somos privilegiados por la naturaleza, contamos con los recursos naturales suficientes como para haber alcanzado la independencia cultural, educativa, salubridad, económica, social, moral y ética. En dos oportunidades históricas nos ha llegado la luna cerca, cuando nuestro libertador nos liberó del yugo colonial, lamentablemente pudo más el interés que el amor por la Patria liberada, una manada de aves de rapiña, aligeró la muerte de Bolívar y salimos de guatemala y caímos en guatepeor (dicho popular un poco ido, pero dicho en fin), que, como sabemos, salimos de la Europa colonialista y nos entregaron al norte imperialista.

En unos ciento sesenta y ocho años, hubo intentos de independencia, pero todo fue abortado por el poder hegemónico, que hábilmente imponía sus fuerzas, ni por las buenas ni por las malas, pudieron quienes identificados con el amor patrio, trataron inútilmente de hacer una nación próspera y de plena felicidad posible como lo planteara el Genio de Bolívar. A partir de 1998, por las buenas, es decir a través del voto, el pueblo decidió estructurar una nueva Constitución y leyes guiadas por la doctrina bolivariana, bajo el liderazgo del actual Presidente, a quien por cierto le han hecho y siguen haciendo la vida imposible. Es el dilema y la realidad de los hechos que en los últimos doce años, las fuerzas de resistencia a todo cambio son una constante de guerra psicológica para derribar, el proceso revolucionario que ha ido sembrando la conciencia ciudadana.

Se sabe de los diferentes frentes de guerra sucia, estrategias, tácticas que vienen empleando, no los adversarios políticos, sino los enemigos politiqueros, aunque el Presidente sea persistente en llamar al diálogo y no calificarlos de enemigos sino de adversarios, pero en la práctica percibimos sus mecanismos de lucha, agresiva, irrespetuosa de las instituciones y las leyes, llegaron a la Asamblea Nacional, no para dar cátedras de buena educación, sino lo contrario, ejemplos deplorables y, que no nos ayudan a salir de país subdesarrollado, sub-capacitado, dependiente en todos los órdenes a un sistema imperial subyugante y egoísta, que si hubiese sido bueno, hace rato que con tantas riquezas, fuéramos autosuficientes, satisfaciendo las necesidades básicas de nuestro pueblo. No sucedió así, nos explotaron, saquearon nuestras riquezas, irrespetaron nuestra soberanía y éramos colonia yanqui.

LA TRILOGIA DEL HAMBRE.

A veces quisiéramos entrar de lleno al tema central, que nos ocupa; sin embargo los preámbulos, los consideramos importantes como abre boca del punto a tratar, pues estos nos alumbran algo el camino.

En estos momentos atravesamos por otra arremetida politiquera del poder dominante, contra el proceso revolucionario: ACAPARAMIENTO, ESPECULACION e IMPUNIDAD, conspiran abiertamente, el clamor del pueblo así lo testifica, cuando por necesidad sale en busca de los alimentos u otros rubros necesarios para el hogar, y se consigue con las ene dificultades para adquirir lo buscado. Es lógico que nos ubiquemos en nuestra área demográfica para tratar de testimoniar lo que es evidente, aunque el modus operandi es similar en otros estados.

En San Cristóbal, en algunos sectores, urbanizaciones o barios, es cuesta arriba encontrar un litro de leche descremada pasteurizada, la completa aunque con menos dificultad, pero escasea; la leche en polvo a veces desaparece en las dos versiones. En las panaderías suelen venderla a quienes compran otros artículos o pan, es decir a su clientela, en abastos algo similar. En tres panaderías y un abasto cercanos a mi residencia, hace días que no adquiero un litro de leche descremada, pude observar que la venden condicionada, al preguntarla, ofrecen la de larga duración, la que no compro por no caer en el jueguito de baja producción, venta condicionada, no vender la regulada para colocar la de libre precio (larga duración), la descremada la he conseguido sin mucho problema en una panadería lejana de mi domicilio, venden de a litro, pero la venden sin condiciones.

Un amigo que posee un restaurant, me contaba sus penas para conseguir los productos, que por imperativo debe comprar por caja o cierta cantidad, para tener su reserva, lo que es normal, debe pagar la caja de aceite, leche en polvo, carnes, truchas y otros rubros con sobreprecio y facturados al precio regulado o de venta al público, al solicitar factura por el monto que paga, le rechazan el suministro de artículos, de manera que tiene que aceptar las condiciones que ponen los proveedores, me decía, -se siente una impotencia que hay que morir callado- comentamos lo lamentable del acaparamiento con fines especulativos, y la imposibilidad del Estado de poder controlar con eficacia la especulación hambreadora de pueblo, la ley para combatir estos delitos existe, pero se necesitaría un ejército para recorrer las calles y todos los negocios, sin excepción, los de alimentos y los de otros productos o cosas, como neveras, vehículos, equipos de sonido, pañales, cosméticos, que aunque no está regulados, los especuladores se valen del alto circulante y demanda de clientes para especular.

El INDEPABIS, hace ya unos años que mostró efectividad, cerrando negocios por infringir la ley, pero hoy no se siente, al parecer los empresarios y comerciantes están ganando terreno, ante la ineficacia o carencia de recursos humanos para fiscalizar todo el mercado de distribución y ventas a fin de aplicar sanciones a los especuladores, ganados para hacer campaña política a favor de sectores que ya son conocidos como agitadores, propagandistas y conspiradores en todos los terrenos y lo lamentable es que cuentan con el poder mediático para lograr sus objetivos, al hacer ver a la gente que la culpa del acaparamiento, la escasez y especulación es del GOBIERNO DE Chávez.

Un señor, que estaba en la panadería y me oyó la queja por no haber leche, me dijo: -el problema radica en que no hay producción por culpa de este gobierno- a lo que le repliqué: -producción hay suficiente, lo que pasa es que como la leche está regulada, entonces hacen queso o la llevan a la de larga duración, la que venden a mayor precio, la verdad es que la leche y otros productos necesarios deberían ser objeto de revisiones y ajustes, cada tanto tiempo para evitar la especulación y estimular la producción, ir ajustando los precios a medida que la inflación incida en los insumos. Hablando con productores de leche, ellos se quejan de los altos precios especulativos de los productos veterinarios y alimentos para el ganado, además de los problemas climáticos que afecta la producción. No debería dársele ventajas a los especuladores para que hagan de las suyas, el Ministerio del ramo debe adelantarse a los hechos, para actuar a tiempo.

A pesar que en nuestro país, es donde menos se ha sentido la crisis económica, que como sabemos afecta a EE.UU., Europa y otros países, con mayores repercusiones sociales y económicas, y, que como se sabe los medios capitalistas no difunden, pero si centran sus ataques a nuestro país para ir minando las bases de popularidad del Presidente Chávez, lamentablemente se ha fallado en estrategia de medios, se ha dejado que el 90% de los medios privados opaquen al 10% de medios públicos y alternativos, son campañas feroces a nivel nacional e internacional, contra la REVOLUCION BOLIVARIANA Y EL PROYECTO SOCIALISTA CONTRA EL CAPITALISTA, es una tarea muy ardua y difícil, pues atacan en todos los frentes las 24 horas del día aquí y en el resto del mundo. Menos mal que últimamente, en el caso de la rendición de cuentas del gabinete ejecutivo, hubo la oportunidad de cadena nacional, así como las cadenas nacionales el Gobierno debe actuar de acuerdo a la ley, para difundir sus enunciados o mensajes institucionales por todos los medios privados y públicos, no hacerlo es dejar al enemigo la ley de la ventaja.

Los industriales, comerciantes, productores, importadores se las ingenian para crear problemas de abastecimiento y alza de precios, reducen su producción a media máquina, afectan la oferta, diversifican los productos para jugar con los precios y huir a las regulaciones, reducen el salario mínimo al incrementar precios, además aprovechan el flujo de dinero o circulante en manos del público, que muchas veces no repara o detiene las compras, por lo tanto les favorece la demanda para el alza de precios en los productos que diversifican para evadir regulaciones, por ejemplo el arroz saborizado a mayor precio y el que utilizan o se valen del pequeño comerciante para que obligatoriamente compre este a cambio de venderle el regulado, es así como manejan el mercado los expoliadores y avaros del capital, juegan con las remuneraciones y necesidades del pueblo.

Se ha venido hablando de volver al PRECIO DE VENTA AL PUBLICO, el otrora (PVP), el pueblo lo está pidiendo como medida inmediata para frenar la especulación, el acaparamiento, la escasez y la impunidad, sería una medida buena para limitar las excesivas ganancias, mientras la ASAMBLEA NACIONAL Y EL PUEBLO LEGISLADOR, proyectan una ley que controle costos de producción en relación a los precios de venta en el mercado, es decir el control de la ganancia justa, para que los sectores o agentes de producción, distribución, comercialización de productos e insumos en la cadena general de comercialización, sean sometidos a ganar lo que en justicia deben obtener por su trabajo y no como hasta ahora, que hay quienes se dan el lujo de ganar, desde un 25 por ciento hasta pasar del mil por ciento, debe haber un equilibrio, por ejemplo la Industria de la Construcción acostumbrada a ganar el doble o el triple y hasta más muchas veces, causando el gran problema de la estafa inmobiliaria.

Acaparan los materiales de construcción y los venden al triple de su precio, suben los precios de la tierra, las casas y los apartamentos. Por ejemplo una casa que se construya a un costo de 200.000 mil bolívares las venden según el sitio hasta un millón de bolívares fuertes o más, lo que antes era un millardo, y viviendas con más de 30 años de construidas, las venden sin depreciación, sus precios igual las nuevas. Es una burla a las leyes de la República, y entonces cuando se tratan de aplicar, surgen las mafias capitalistas para hacerse pasar por víctimas o perseguidos políticos, muchas veces logran sus objetivos de chantaje y minimizan la aplicación de las leyes. Por cierto en nuestro país las leyes generalmente se quedan en papel, es una ley de la costumbre, porque poco se difunden y la gente poco se interesa en conocerlas, a esta mala práxis hay que darle un vuelco, para que podamos ser una sociedad que cumplamos los deberes y reclamemos los derechos, es decir nos respetemos para vivir en sana paz. ESTE PROBLEMA HAY QUE ENFRENTARLO CON LA LEY EN LA MANO, ES DECIR LA DICTADURA LEGAL ASI PONGAN EL GRITO AL CIELO LOS HAMBREADORES DE PUEBLO…. 

saguete@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2788 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a118733.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO