(Al Ministro Ricardo Menéndez y su fabuloso equipo de trabajo)

Cuando la eficiencia tiene nombres y apellidos

Cuando en realidad se quieren hacer las cosas como Dios, nuestro comandante y nuestro proceso de cambios profundos nos lo exigen, nos los ordenan y nos los mandan; no es menester ni necesario tanto burocratismo, ni muchos protocolos, solo es cuestión de algo tan sagrado en la política como la vida misma al ser humano. LA VOLUNTAD DE HACER LAS COSAS.

El pasado día domingo 27 de febrero de 2011, estuve en la caminata o marcha convocada por el ejecutivo nacional en conmemoración de los sucesos acaecidos en aquellos desventurados días 27 y 28 de febrero de 1989, cuando el pueblo fue masacrado tan solo por reclamar los derechos que para aquellos entonces les había conculcados y ultrajados con unas mediadas groseras económicas dictadas bajo los lineamientos neoliberales del fondo monetarios internacional al gobierno títere del entonces presidente Carlos Andrés Pérez.

En esa marcha o caminata, tuve la mala suerte de emplazar a varias figuras emblemáticas de nuestro proceso revolucionario, primero me encontré con la estrella artista de la Asamblea Nacional ROBERT SERRA, al cual emplacé para que me atendiera un momento para informarle del asunto que me llevó a molestarlo, pero como estaba más pendiente de su sección de fotos que de brindarle apoyo o colaboración a un pajúo que no conoce, prefirió posar para las cámaras con sus luces y lentejuelas y a este su humilde pajuo lo dejó hablando paja solo. Muchas gracias Robert Serra; ahora si estoy seguro para que fuiste electo diputado. Para estrella de cine. Disfruta tu tiempo de estrella de las marquesinas, luego veremos ¿para qué sirve, el cargo de diputado que ostentas?

Luego de este infortunio me encontré con Erika Faría, en donde de vaina no fui agarrado a coñazos por un carajo que hacia el papel de escolta de la susodicha diputada, de igual manera a esta camarada le hice el planteamiento de las razones y los motivos que me impulsaron a emplazarla, pero por toda respuesta obtuve, un regaño por parte del escolta y una profunda indiferencia por parte de la ex ministra y ahora diputada. Menos mal que ahora puedo decir ¡El pueblo pa´ la Asamblea! Si es que antes no me caen a coñazos cuando llegue a las puertas de la misma por iluso y ¡CRIDO! (creído).

Pero dicen por ahí y hay una máxima que lo confirma que dice “que después de la TEMPESTAD viene la CALMA” y por unos de esos acontecimientos esotéricos, mágicos o de muy difícil explicación, tuve el tino de estar parado o ubicado en el sitio y momento indicado y fue cuando aconteció la cosa, de repente y sin haberlo previsto se presentó el SEÑOR ministro RICARDO MENENDEZ, sin escoltas y sin esa parafernalia de seguridad con que cuentan algunos diputados, y con la mayor naturalidad me atendió, con el mayor de los respeto y con la mayor amabilidad posible, le dio a mi denuncia la atención que requería y de inmediato me puso en contacto con uno de sus asistentes y lo encargó para que me atendiera la información que le estaba suministrando. Eso es ser solidario y revolucionario en plenitud y no como otros. ¿Copiaron los falsos? Eso fue el día domingo 27 de febrero a eso de las 3:30 pm en plena pepa de sol de una marcha que parecía interminable, lo muy cierto del caso es que este hermano me atendió, me suministró su número telefónico y me dijo que lo llamara el lunes 28 de los corrientes.

El lunes como todo fastidioso en las primeras horas del día, llame al señor asistente del señor ministro (aunque tuve algún percance para dar con este amigo debido a las alcabalas administrativas de los distintos despachos ministeriales) y para mi mayor sorpresa y asombro, me dieron respuesta satisfactoria, porque, pude entrevistarme con una persona que me atendió con la misma amabilidad con que me atendió el señor ministro MENENDEZ y para mucho mas sorpresa y envidia de los ineptos diputados que emplacé en esa marcha, hoy día miércoles 02 de marzo de 2011, me le han dado respuesta satisfactoria a mis denuncias.

El día de hoy he podido descubrir que ningún esfuerzo es suficiente, para dormirnos en los laureles, pero, cuando existen personas como el señor ministro Ricardo Menéndez y su fabuloso equipo multidisciplinario de trabajo, a las personas que trabajan en pro de las necesidades del colectivo, les quedan algunas horas libres para realizar…lo que al principio de este camino decía nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS… el descanso del guerrero, porque la eficacia no debe estar reñida con la revolución y la eficiencia de uno es la eficiencia de todos porque cuando se es revolucionario y socialista, y se tiene un problema, se tienen todos los problemas del mundo.

CHAVEZ es el camino

CHAVEZ es la razón

Sin Chávez no habrá ¡Patria! ni revolución

cabacote@gmail.com         



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2059 veces.



Jesus Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: