Post-caso Granda

Una evaluación necesaria

Tal vez como ningún otro pueblo sobre la faz de la tierra, somos amantes de la risa, la fiesta, la paz, la justicia, el amor, los niños, nuestros ancianos, costas, montañas y llanos. Amamos como ningún otro conglomerado humano, la alegría y en la actualidad cincelamos en la piedra de la esperanza nuestro sueño bolivariano. Todo lo cual molesta al Señor del Norte; le molesta el mensaje bolivariano paseándose por el mundo, le incomodan las noticias que vuelan narrando el éxito de Barrio Adentro, Misión Robinsón y otras iniciativas hechas realidad. He allí el motivo que empuja al imperio a estimular acciones como las criminales campañas de las empresas privadas de comunicación social; el golpe de Estado de Abril del 2001; el Paro Criminal Petrolero; la Plaza Altamira; las Guarimbas; los para-militares en Miranda; el asesinato de Anderson y, últimamente la provocación ejecutada por el gobierno de Uribe con el caso Granda. El imperio del mal dirigido por Bush y secundado por algunos gobernantes, y líderes latinoamericanos, no cesará en sus agresiones contra el ideal bolivariano. Por consiguiente, estamos obligados a prepararnos continuamente para la defensa de nuestro proceso y para ello, es una gran responsabilidad de todos los que militamos en la idea de una Venezuela libre, digna y justa aportar nuestras ideas y propuestas con el fin de profundizar y defender la soberanía nacional y confrontar la intromisión imperial en nuestros asuntos.

La confrontación entre la Revolución Bolivariana y el imperialismo es inevitable, pues la razón de ser de una es la absoluta negación de los aspectos esenciales del otro. Convencidos estamos que nuestros aportes en esta temática serán eso, un aporte mas, ya que confío en que nuestras diversas instituciones gubernamentales habrán hecho sus análisis, diagnósticos y proyecciones que superan con creces esta iniciativa, pero aún así, allí van.


Que nos enseña el caso Granda:
-La partida de fascistas que controlan a Washington no cesaran en sus aventuras terroristas contra el pueblo bolivariano y por extensión contra los pueblos del mundo.

-Los Yanki afinan la utilización de Colombia como freno de la Revolución Bolivariana en lo inmediato, y posterior instrumento de control al estilo Israelí en América Latina.

-Los pueblos al sur del río Grande, ya no son los mismos de antes, la comunicación global, el cúmulo de agresiones del imperio y una noción de soberanía han generado una especie de sexto sentido colectivo de solidaridad e identificación de los enemigos de la paz y del desarrollo en nuestras tierras.

-La oposición venezolana, sus medios de comunicación y especialistas, mostraron una vez mas su carácter antinacional y pro-imperialistas.

-Nuestro pueblo y sus vanguardias actuaron conservadoramente, no ejerciendo su autonomía, a la espera del llamado del Presidente Chávez. No se cumplió con un principio básico: La defensa de la soberanía no espera llamado, se ejerce.


Fase Post-Granda:
-El imperio del mal evaluará y afinará sus planes de chantaje a los gobiernos de América Latina y, particularmente al gobierno de Uribe, con la finalidad de aislar a la Venezuela Bolivariana, como paso previo a la intervención.

-Debemos prepararnos para una respuesta integral y continental.

-La defensa del Proceso Bolivariano no solo es un deber de las FAN, es también una obligación de toda mujer, hombre, niño y anciano de la cuna de Bolívar, mas cuando es una realidad el compromiso del pueblo bolivariano por la defensa del proceso y la soberanía nacional, la cual se extiende al resto de pueblos latinoamericanos y antillanos como una necesidad de sobrevivencia. De allí que sea de suma importancia valorar el conocimiento, el debate, la discusión sobre temáticas tales como: la lucha de todo el pueblo; la inteligencia social; la sistematización de experiencia conocidas; la Coordinación de equipos; la Toma de decisión y ejecución de planes.

Muy importante no dejar la solidaridad internacional al azar, así como sistematizar la cantidad de amigos que el proceso bolivariano tiene internacionalmente. Tenemos entones que inventariar: amigos e instituciones simpatizantes con el proceso bolivariano residenciados en Norteamérica, Centro América y Sur América; así como posibles aliados en África, Europa, Asia y Oceanía, es la lucha de todo el pueblo con el apoyo de todos los pueblos del mundo.

A lo interno, requerimos de una exhaustiva evaluación que nos permita diagnosticar el alcance del Control Interno, en caso de agresión; el rol de las comunidades populares, de los profesionales y técnicos; de los trabajadores de las empresas publicas o privadas ganadas o no con el proceso; de artistas e intelectuales, deportistas, excursionistas, etc., para garantizar la unidad de acción hacia lo externo. Con respecto a los medios de comunicación de masas se ha de tomar muy en cuenta el uso y proyección sistemática de seudo-valores totalmente contrarios a nuestra idiosincrasia e intereses a los cuales hay que confrontar. Son todos, aspectos de una ofensiva bolivariana a construir por la paz, para resistir y garantizar la victoria en cualquier confrontación contra el imperio.


Con respecto a la zona de frontera con Colombia:
-Es muy importante constatar que contamos con una fortaleza fundamental en el área, que tiene que ver por una parte, con nuestra presencia activa como Estado ante el abandono del lado Colombiano. De igual modo, contamos con invalorables recursos materiales (gasolina y electricidad, entre otros) que nos abren brechas de control en la zona. Y además, contamos con lo más importante, la existencia de colombianos y sobre todo venezolanos identificados con las políticas del presidente Chávez. Pensamos, que con motivo del caso Granda, se nos abre una valiosísima oportunidad para evaluar de rigurosa la situación en la frontera y sobre todo ganar a los habitantes de la misma para la paz, en contraposición al discurso guerrerista de Uribe y Bush.

Es necesario inventariar también nuestras debilidades. En primer lugar las conductas mercantilistas, usureras, corrupción y demás vicios presentes en algunas autoridades gubernamentales, sean civiles o militares, baste el ejemplo de los integrantes del comando anti-secuestro involucrados en el caso Granda. Otra gran debilidad tiene que ver con la ausencia de vocearías calificadas, sean civiles, militares, deportistas, artistas, entre otros, que permitan acentuar una matriz comunicacional bolivariana, integracionista y solidaria entre los pueblos venezolano y colombiano. Siguiendo con este resumido diagnóstico, no podemos dejar de lado dos amenazas fundamentales; por una parte, el monitoreo y la presencia Yanki al sur del Estado Apure, haciendo levantamiento del terreno y proyectando escenarios de intervención; y por la otra, la “desmovilización” de los paramilitares que a todas luces no tiene otra finalidad que la incursión en nuestras áreas fronterizas, enmarcado dentro de las finalidades del Plan Colombia.

En correspondencia con el balance presentado, resumimos a continuación un cuadro de propuestas, con el ánimo de acelerar el debate y la reflexión que permita convertir la provocación Yanki (caso Granda) en un paso de avance en la defensa de la soberanía y hacia la profundización de nuestro proceso.

Queremos dejar claro, que para nosotros cada una de las siguientes propuestas tiene sentido en la medida que constituyen partes de un todo integral, instrumentarlas por separado nos alejaría del fin buscado: dar una respuesta contundente, realizable y pertinente a la ofensiva norteamericana.


En lo social:
-Actualización de censo en el área de frontera, así como reconocimiento de la distribución y estado social de los diversos hermanos venidos del sub-continente latinoamericano, haciendo especial énfasis en la población de origen colombiano, en el entendido que éstos serán nuestros principales aliados ante la eventualidad de una acción criminal del imperialismo.

-Inventario y coordinación efectiva de los medios de comunicación comunitarios y alternativos en el área de frontera (Zulia, Táchira, Apure, Amazonas).

-Inventario y diagnóstico sobre los grupos populares, culturales y sociales que hacen vida en la zona; comité de tierras rurales y urbanos; UBEs; círculos bolivarianos; círculos Zamoranos; lanceros; comité de salud; integrantes de misiones, entre otros.

-Realización de micros, series y documentales referidos al área fronteriza (“Fronteras por la paz”; “Así se construye la Solidaridad”; “Artesanía, vida y costumbre en frontera”; “Festival o Encuentro de comunidades, intelectuales y artistas de la frontera”, etc, pueden ser alguna de las series). De ser posible que sean realizados por los mismos habitantes de la zona fronteriza.


En lo político ideológico:
-Impulsar encuentro, debates, programas en radios comunitarias referidas a: valores y democracia participativa y protagónica; Soberanía y Dignidad; derechos de los niños, adolescente, mujeres y ancianos; memoria histórica local.

-Reactivar o activar políticas gubernamentales y populares integrales.

-Coordinar con nuestros amigos y aliados en cualquier rincón del mundo las acciones e iniciativas que puedan realizar contra la maldad imperialista y en solidaridad con nuestra causa.


En lo económico:
-Acelerar el impulso de núcleos endógenos de desarrollo.

-Impulso de cooperativas de servicios (seguridad de centros comerciales, haciendas, fábricas, etc.); Cooperativas artesanales y artísticas, de producción y educativas.

-Estudio de propuestas referidas al autoabastecimiento popular, conservación de alimentos y distribución de los mismos según las circunstancias de confrontación.


En lo militar:
-Revisión crítica de la alianza cívico-militar, superación de vicios político-ideológicos y construcción de una subjetividad respetuosa de los valores, de la solidaridad, de los derechos humanos y del impulso de acciones políticas sociales inscritas en el marco del ideario bolivariano, martiano y nuestroamericano.

-Impulso de talleres y seminarios dirigidos a las comunidades, militares y funcionarios públicos sobre el combate de todo el pueblo en la lucha por defender la soberanía, la paz, la justicia, la solidaridad y la vida digna.

-Democratización del conocimiento sobre la Inteligencia Social, el Control Territorial, Político, Social y Militar.

-Inventario, evaluación y democratización sobre los principios y fundamentos de los instrumentos básicos de la guerra de todo el pueblo (partiendo de que todo sirve como arma letal en la lucha contra cualquier ejército invasor).

-Impulsar eventos en los cuales sean presentados inventos, propuestas, ideas y escenarios de defensa de la soberanía nacional.

-Inventario y levantamiento de áreas de comunicación, tránsito y transporte constituyentes del acervo cultural de las comunidades fronterizas.

-Inventario y conocimiento de actores favorables a la revolución bolivariana y contrarios en la frontera.

-Cronograma de festividades populares y folklóricas como escenarios de encuentros colectivos, procesamiento de información y cualificación de actores.

-Recordemos, no existe satélite, computadora o arma alguna que pueda superar al imaginario popular cuando se dispone y apresta en una guerra justa.


Por último:
El gobierno de Uribe debe asumir la responsabilidad que le toca en lo que respecta a las causas de la violencia, el para-militarismo, la guerrilla, la injusticia social, la marginalidad y miseria de las mayorías colombianas. Los pueblos y gobiernos latinoamericanos deben implementar metodologías que posibilite no solo empujar a Colombia a cumplir con sus tareas, sino que, esas mismas naciones deben sopesar que tan lejos les queda Washington y que cerca está la injusticia e inconformidad de sus pueblos.

Por otra parte, esta es una importante oportunidad para inventariar y evaluar el rol del Instituto de la Juventud, Federación de Estudiantes Bolivarianos, el frente Francisco de Miranda, los círculos bolivarianos, las UBE, la Universidad Bolivariana y la propia militancia del MVR, PCV, Tupamaros, Podemos, PPT, Clase Media en Positivo y otros factores que bastante protagonismo han alcanzado bajo la sombra del proceso bolivariano.

Ciertamente, según como se evalué, el caso Granda es un regalo del cielo que pudiera ayudarnos a llevar a cabo una agresiva política de profilaxis, limpieza y cualificación de los organismos e instrumentos del proceso.

Tras el caso Granda, Nuestramérica tiene mucho que hacer por un mundo mejor. Que nadie se llame a engaño, en las entrañas de este pueblo trota, como muchacho tremendo, el espíritu de nuestros hermanos mayores, con Bolívar a la cabeza, cimentando esa matriz ideológica, esa disposición de lucha, semejante al picoteo, en salto de oro y plata del Cóndor sobre la calva del águila Yanki. El Cóndor no pasa, se queda y siembra en la entraña de estas tierras la sonrisa insurgente del Che, acompañado de todos nuestros mártires y soñadores.

Luis Villafaña
PNA-M13A
Caracas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3514 veces.



Luis Villafaña PNA-M13A


Visite el perfil de Luis Villafaña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas