Presos y estudiantes huelguistas

Habrá que explicar a los estudiantes huelguistas que nuestro sistema carcelario tiene más de 40.000 personas en la triste y lamentable condición de presos. Incluyendo hombres y mujeres, blancos y negros, pobres (la mayoría) ricos (muy pocos), gordos y flacos, altos y bajos, viejos y jóvenes, educados y sin educación, venezolanos y extranjeros, etc.

Todos estas personas tienen en común haber cometido hechos que la sociedad establece como delitos y a quienes cometen delito en nuestro país el Estado está obligado a sancionar y privación de la libertad es precisamente lo que padecen más de 40.000 personas en nuestro país que hoy conforman la población de presos.

En el universo de presos de Venezuela hay personas que antes de sufrir la consecuencia de sus actos y pasar a engrosar la lista de los presos tenían oficios conocidos y en algunos casos hasta profesionales eran. No obstante, al cometer los delitos de los cuales se les acusó y lo más importante al quedar suficientemente demostrada su culpabilidad pasan a convertirse en un preso o una presa más.

Hoy en Venezuela vemos un número, no tan alto, en comparación con los más de 40.000 presos, de personas que están presas y que antes de estarlo ejercieron el oficio político. Están presas y presos por cometer delitos, no por el oficio que han ejercido, aunque en el caso de algunos “robaron” por estar en el poder, pero no han sido condenados por ejercer la política sino por cometer delitos en el ejercicio de ella.

No existen presos políticos en Venezuela, son presos que habiendo cometido delitos comunes (peculado, asesinato, complicidad de asesinato, etc.) tienen a su servicio el poder mediático que los presenta a nivel nacional e internacional como víctimas del gobierno y del rrrééé´gimen” de Chávez y del socialismo a la cubana que se instauró en Venezuela.

Cualquier rato de estos al mismo Chávez se le ocurre llamar al insulzo, perdón a José Miguel Insulza y solicitarle que venga a ver los expedientes de cada uno de los 40.000 presos y quede aclarada la “duda” o demostrada la “marramucia” de la derecha respecto al tema de los derechos humanos y de los presos en nuestro país. De repente y termina felicitando al gobierno por experiencias como la introducción de la música en el triste mundo de nuestras cárceles.

carloslunarvelo@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1855 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: