El acertado nombramiento de Fernando Soto Rojas

¡Enhorabuena! No lo decimos sólo por Fernando, sino por la Revolución Bolivariana. Es una decisión muy acertada por dos razones fundamentales:
  1. Soto Rojas, con su bagaje ideológico y su experiencia política, puede garantizar que el debate político, en la Asamblea Nacional, se mantenga en el terreno ideológico. Ese, y sólo ese, es el terreno que nos conviene. En el terreno de los “dimes y diretes”, de la “diatriba fútil”, perdemos. El capitalismo nunca podrá derrotar al socialismo en el terreno de las ideas. ¿Por qué? Porque no existen argumentos para defender un sistema basado en la explotación del hombre por el hombre, en la concentración de los medios de producción en pocas manos y en los derechos básicos de la educación, la salud, la alimentación y la vivienda, restringidos a un sector privilegiado de la población. Si somos capaces de llevar la discusión al terreno del debate de ideas, el socialismo triunfará. Si nos dejamos llevar al terreno de la discusión banal, triunfará el capitalismo, con el apoyo de su eficiente maquinaria ideológica.
  2. Soto Rojas, con su serenidad y madurez política, puede garantizar la profundización de la unidad revolucionaria y la conformación exitosa del Polo Patriótico. En los años 2004 y 2005, con Fernando, tuvimos una experiencia que nos parece útil rememorar. La articulación de una instancia unitaria que llamamos “Espacio de Encuentro Popular Revolucionario (EEPR)” y que conformamos 10 organizaciones, entre ellas: el PCV, el MEP, la Liga Socialista, la Coordinadora Simón Bolívar, ANRROS, el CONIVE, la Coordinadora Popular de Caracas, Clase Media Revolucionaria (en aquel entonces, Clase Media en Positivo). Fernando, junto con Eduardo Piñate y Wilfredo Jiménez, participaron como voceros de la Liga Socialista, en las múltiples reuniones, que terminaron en su creación. La conformación del EEPR tuvo una motivación pragmática, dictada por la circunstancias, que fue “la de hacernos oír” y una motivación trascendente, ideológica, conformar un amplio y unitario frente anti – imperialista. Nuestra Declaración de Principios no dejaba dudas al respecto: “El EEPR debe preservar y cuidar LA UNIDAD, dentro de la diversidad, con todas las Fuerzas del Cambio, sin exclusiones, como necesidad para encarar la lucha anti – imperialista…Las organizaciones políticas y sociales que lo conforman, sin menoscabo de su autonomía, deben asumir posiciones colectivas, no individualista, ni personalistas. También deben mantener la discusión en el plano del debate político e ideológico, de ideas y conceptos”. Dimos prueba fehaciente de ello, en el año 2005, cuando PODEMOS y el PPT, se distanciaron circunstancialmente del MVR, y buscaron formar un frente “Todos contra el MVR”, para negociar, desde una posición de mayor fuerza política, mayores espacios electorales. ¡El EEPR se opuso contundentemente a esa propuesta divisionista!

La experiencia amplia, abierta y respetuosa de EEPR debería ser útil para la conformación del Polo Patriótico. Ojala que el liderazgo equilibrado y unitario de Fernando Soto Rojas pueda fluir sin trabas, ni cortapisas. Así lo requiere la Revolución Bolivariana.  

Clase Media Revolucionaria

inprocoin@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1841 veces.



Reinaldo Quijada


Visite el perfil de Reinaldo Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a115968.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO