¿Hasta cuando Movilnet Sr. presidente?

Este fin de semana no tuvimos línea, hoy miércoles tampoco; pero esto no sucede de manera puntual, ya esto viene ocurriendo de manera reiterativa y nadie hace nada por corregir los saboteos. Este fin de semana en clases de postgrado en calidad de servicios, varios profesionales que trabajan en PDVSA , que también se sienten incomodo con esta situación que los afecta de manera significativa, ya que muchos de ellos tienen línea corporativas producto de la migración a Movilnet de la empresa; esta situación también afecta las operaciones de PDVSA, debido a que en las áreas externas es la única forma de comunicarse, más aún cuando hay situaciones en las que se requiere actuar de manera oportuna para enfrentar eventualidades inesperadas.

  No es la primera vez que escribo sobre la mala calidad del servicio en Movilnet, pero al parecer nadie lee estas líneas al Presidente o lo que me cuesta creer es parte de la política del Gobierno. Al Presidente le mienten cuando le dicen que se ha incrementado de manera significativa las líneas de esta operadora; en una encuesta realizada a jóvenes universitarios el 78% de ellos emigraron a otras operadoras y la mayoría de la clase media ya cansada de estas irregularidades emigraron en busca de un mejor servicio. Recuerdo el día en que cancele una línea, no me quisieron recibir en la oficina del Centro Comercial Orinokia, ubicada en Puerto Ordaz, una comunicación donde denunciaba el mal servicio recibido.

 Bueno señor Presidente ya me canse de recibir un mal servicio y de las humillaciones de estas personas al pueblo (como dice el refrán: ojos que no ven corazón que no siente), buscaré otra empresa y después de tanto años de lealtad es necesario partir en la busqueda de lo que usted llama el buen vivir. Ellos no están cómodos trabajando para el Gobierno, pero no renuncian, su meta es hacer sentir que el Gobierno Nacional es ineficiente.

 Señor Presidente usted tiene la carne dura, ya que palo y palo es lo que recibe de esta gente y aún con mucho plomo en el ala sigue volando alto; pero llega el momento que las alas ya no aguantan más y la caída es inevitable; el remedio existe lo que falta es voluntad para hacerlo; si me necesita estoy dispuesto a brindarle una mano pese a que tengamos en muchos casos formas distintas de hacer las cosas; pero en algo si estamos de acuerdo: “al pueblo hay que atenderlo con la mejor disposición y el mayor cariño del mundo”

(*) Profesor UNEG

henryantonioc@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2886 veces.



Henry Carrero (*)

Asesor y docente universitario en la Universidad Nacional Experimental de Guayana - UNEG. Especialista en temas de mercadeo.

 henryantonioc@gmail.com      @HENRYACARRERO

Visite el perfil de Henry Carrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: