(Hablemos de “explotadoras” y explotadores)

Conozcamos el Feminismo Abstracto

http://es.wikipedia.org/wiki/Feminismo

http://es.wikipedia.org/wiki/Feminismo_marxista

En ninguno de los vínculos de nuestro epígrafe hallamos el verdadero feminismo científico, puesto que hasta ahora todos esos movimientos han tenido como objeto para sus defensas a una mujer abstractamente considerada.

El marxismo es consecuente con sus teorías y su juego de categorías relacionadas con el modo burgués de producción. Es así cómo se habla de “trabajo abstracto” o desgaste de músculos y nervios en funciones laborales, y también se trata el tema del “trabajo concreto” aplicado específicamente a determinadas materias u objetos de trabajo, y con la ayuda de los específicos y apropiados medios de trabajo.

La masa proletaria está constituida por asalariados y asalariadas, trabajadores y trabajadoras, con inclusión de niños y niñas, y quizás por ese “sexismo” característico del modo de explotación regido por “propietarios” privados, más  que por “propietarias” privadas, quizás por eso, decimos, cuando tratamos el tema de la “explotación del hombre por el hombre” dejamos a un lado la “explotación de la mujer por la mujer”, como si estas no pertenecieran a ninguna clase social.

Por eso, cuando se defiende los derechos  de la mujer, estos debería referirse prioritariamente al derecho de no ser explotada por hombre alguno ni por mujer alguna.

Pero hay más: En el supuesto negado de que el ejercicio del capitalismo corriera a cargo  sólo de hombres burgueses, está claro que las esposas de esos explotadores de hecho se convierten   en coexplotadoras de hombres y mujeres asalariadas.

La violación de esos derechos de la “mujer” ha corrido a cargo principalmente de de proletarios, y a los patronos capitalistas se les ha ignorado como que si en nuestras sociedades fuera indiferente  ser amo de las fábricas o simple padre de familia. Es que en materia de Derechos Humanos, en el movimiento feminista universal cumplido hasta ahora,  ha sido sintomático que a la mujer se le defienda como mujer en abstracto, y cuando se la concreta como trabajadora asalariada o  como ama de casa, la   defensa esgrimida por los defensores del feminismo se ha dirigido a su protección contra el maltrato físico,  el derecho al trabajo, a la   paga de un salario supuestamente, justo, al libre acceso a los centros fabriles sin diferenciación de sexo, a los centros de estudios, profesiones y oficios diversos, es decir, se ha pretendido defender a la mujer como asalariada, pero  en beneficio y convalidando su explotación.

marmac@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2566 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Ley de Igualdad de Género, uniones homosexuales y aborto

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Ley de Igualdad de Género, uniones homosexuales y aborto