Mentira y doble discurso sobre la expropiación de las urbanizaciones

Entre el Capitalismo y el Socialismo las diferencias conceptuales son múltiples y antagónicas, una de ellas es que mientras en el Socialismo no se miente nunca, en el Capitalismo la mentira, el doble discurso y la apropiación del discurso del otro son características esenciales de sus líderes.

En el programa Nº 366 de “Aló Presidente” de ayer domingo 31 de octubre, nuestro Presidente-Comandante anunció la expropiación de los inmuebles pertenecientes a seis urbanizaciones: San Antonio en San Felipe, Yaracuy; Parque Residencial Matalinda en Charallave, Miranda; Lomas de la Hacienda en San Diego, Carabobo; El Fortín en Guarenas, Miranda; El Encantado y El Encantado Humboldt en El Hatillo, Miranda. También anunció la ocupación temporal sobre los inmuebles pertenecientes a ocho urbanizaciones: Los Pinos en Miranda, San José del Avila en Caracas, Monte Mayor en Carabobo, Mira Villa en Miranda, Terrazas de Güicoco en Miranda, Plaza Jardín en Caracas, Urbanismo Thai en Anzoátegui y Ave María en Miranda; existiendo un tercer grupo de 19 conjuntos habitacionales sobre los que pesa una medida de enajenamiento que permitirá al Estado supervisar las obras intervenidas, la mayoría de las cuales pertenecen al estado Miranda.

Como era de esperarse desde el propio domingo en la noche comenzó la campaña de ataque a la medida por parte de la oposición y en la mañana del lunes un señor de nombre Roberto León Parilli, que funge de presidente de una O.N.G. llamada “Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores” cuyas siglas son “ANAUCO”, que no sabemos a cuantos usuarios y consumidores representa, sale por Globovisión en un aparente discurso de apoyo a las personas estafadas, por estos empresarios urbanizadores, inescrupulosos y corruptos, a preocuparse porque el gobierno ahora no vaya a poner dilaciones en la entrega, a variar los precios, etc., enumerando todos los vicios practicados por los constructores privados de esas urbanizaciones, vicios que justamente fueran los que ocasionaron las medidas revolucionarias del gobierno. Por supuesto que los dueños de los terrenos donde están enmarcadas estas urbanizaciones, los presidentes, gerentes y vendedores de las viviendas allí construidas, deben sin lugar a dudas pertenecer a los usuarios y consumidores que este señor representa en la mentada O.N.G. “ANAUCO”.

Este mismo señor en el mes de Febrero de este año, declaraba en Madrid a la agencia EFE y lo reseñaba el Universal de Venezuela el día 22 del mes citado, febrero de este año: “que estaba recabando apoyos- quizás allá recababa fondos- para presentar su candidatura como diputado para las elecciones parlamentarias de septiembre con el objeto de buscar una mejor calidad de vida para los venezolanos. Los venezolanos cada vez tienen más cuesta arriba llevar la calidad de vida que merecen, en un país rico, petrolero. Hemos decidido llevar esta defensa del consumidor a la Asamblea Nacional (AN) para procurar leyes beneficiosas y procurar el aprovechamiento de los recursos del país para mejorar la calidad de vida de los venezolanos. No se puede andar expropiando porque eso genera inseguridad jurídica y entonces no habrá inversiones en el país”. (mentira, doble discurso y apropiación del discurso de la Revolución))

Y es que en el capitalismo el derecho a una vivienda digna, que dicho sea de paso es un derecho humano, se convierte en una propiedad privada, es decir que priva al ciudadano de menores recursos a gozar de ese derecho, con el agravante de que el ciudadano de clase media que mediante inmensos sacrificios logra pagar una inicial, es posteriormente obligado, mediante tretas y engaños de quienes se hacen más ricos y poderosos, a perder el capital invertido y sus esperanzas de mejorar. Ellos, los capitalistas consideran la vivienda como una mercancía más, mientras nosotros en el Socialismo consideramos la vivienda como un instrumento primigenio de bienestar para la familia, como célula primaria de la sociedad.

Nadie más interesado que nuestro Presidente-Comandante en el desarrollo personal de todos los venezolanos como lo contempla la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 3. Por ello estas medidas de expropiación son complementarias de los acuerdos firmados en su reciente viaje con los países hermanos de Rusia, Belarús, Irán y Portugal que permitirán la edificación de 37.512 viviendas en lo inmediato, con fecha aproximada de enero 2.011, además de la instalación de 9 fábricas de componentes para la construcción de viviendas de manera industrializada.

Lo que les molesta a quienes siempre fueron empresarios de la cámara de la construcción de Fedecámaras, es que no podrán seguir controlándolo a través de gobiernos complacientes que dejaron en sus manos el negocio de la construcción y el manejo especulativo de los costos y precios, porque hoy hay un gobierno que considera que el problema de la vivienda es una responsabilidad del Estado venezolano y por lo tanto es un tema de seguridad nacional.

P.D.: Todo ciudadano que se sienta estafado por las empresas de la construcción, denuncien sus casos a Indepabis en su sede o por los teléfonos 0800-7325262

mgosios@gmail.com

mgosios@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4434 veces.



Miguel Osío Sandoval


Visite el perfil de Miguel Gerónimo Osío Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Gerónimo Osío Sandoval

Miguel Gerónimo Osío Sandoval

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social