Pildoritas 212 (año 03)

¿SERÁ QUE POR FIN LA LLAMADA CLASE MEDIA ABRE LOS OJOS?

Me pregunto, como seguramente muchos lo harán, qué hubiese sucedido con los venezolanos y venezolanas de clase media que han sido víctimas de estafas inmobiliarias si el gobierno estuviese en manos de la derecha, es decir de la misma gente que gobernó durante maá de cuarenta años este pais y permitió lo de la crisis bancaria, los créditos indexados, balón o mexicanos como se les llamó, la eliminación de las prestaciones sociales de los trabajadores etc. etc. La respuesta es obvia, nada, simple y llanamente, nada, porque durante los aciagos años de la pseudo democracia que aquí soportamos, la conchupancia entre los entes de gobierno y las empresas constructoras era evidente, funcionaba la comisión, para que los permisos salieran no solo de forma rápida sino dejando pasar por debajo de la mesa hasta disposiciones técnicas, cuestiones que lamentablemente tenemos que aceptar , aún suceden y habrá que estirar definitivamente porque de ello, entre otras cosas, depende la sobre vivencia de la Revolución.

Este domingo en el “Aló Presidente”, pudimos constatar algo que demuestra una vez más la enorme y radical diferencia entre un gobierno revolucionario, en vías hacia el socialismo y un gobierno neoliberal al que le importa un bledo el sufrimiento de miles de familias que tienen que pasar por el vía crucis para adquirir una vivienda.

Lo que da hasta dolor cuando vemos que desde el Presidente de la República para abajo, se involucran para frenar la estafa, casi colectiva y generalizada en todo el país de que es víctima la clase media, es que como sucedió, en las ultimas elecciones, pareciera que ese numeroso sector de la sociedad venezolana, no cae en cuenta, de que si por alguna razón la revolución fuese derrotada, todo lo que ésta está haciendo para hacer justicia, se revertería, en menos de lo que canta un gallo, no solo anularían las expropiaciones, las intervenciones y las ocupaciones temporales, sino que les cobrarían intereses si es que no les dejarían sin su vivienda.

Uno se pregunta por qué esa clase, en su mayoría conformada por profesionales no entra en razón, no es capas de visualizar lo que se vendría sobre sus familias si este proceso se viese interrumpido. No hay que esforzarse mucho para darse cuenta que la mayoría de las numerosas familias que se están viendo beneficiadas con las medidas del gobierno, tendentes a frenar las estafas inmobiliarias son gente que ha votado contra el proceso, tal vez no habían caído en cuenta de que hacerlo era utilizar cuchillo para su propia garganta, cabe entonces la esperanza, que con esta prueba irrefutable de que solo en revolución se pueden esperar acciones como las tomadas y anunciadas por el mismo presidente este domingo, la clase media abra los ojos y se de cuenta que es necesario por su propia existencia, cerrar filas con este proceso de inclusión y de justicia.-


¿PRECEDENTE CHUCUTO?

Muy buena la noticia cuya fuente es el Tribunal Supremo de Justicia, mediante la cual se informa que la Sala Constitucional ha anulado el decreto mediante el cual el gobernador fascista del Táchira, pretendía suplantar nada menos que al mismísimo Presidente de la República quien es el único con exclusividad para realizar convenios internacionales.

El personaje que hoy ostenta el cargo de gobernador, no por sus méritos sino porque el odio inyectado por los medios contra el proceso, aquí en el Táchira encontró terreno fértil hasta el punto de que para nadie es un secreto, que los resultados hubiesen sido los que conocemos, así el candidato fuese el vendedor de perros calientes de la esquina, es abogado, chimbo como la mayoría de los egresados de la Escuela de Derecho de una universidad privada conocida por el reinado del caletre y por la ausencia de actividades prácticas y/o pasantias que por lo menos contribuyan a una formación acorde con la que todo profesional debe tener, para enfrentarse con alguna garantía de éxito a su campo de acción una vez egresado.

Este ciudadano, nunca ejerció el derecho y dedicó su vida a la política como medio para atesorar las posesiones de las que hoy hace gala y que todos quienes le conocemos, sabemos no podría justificar, con los solos ingresos que como funcionario ha tenido.

Es de esos personajes que bien podríamos comparar con el de la novela aquella de Pedro Emilio Coll: “El diente roto”, quien pasó como un intelectual, dechado de virtudes, sin serlo, en este caso hasta llegar a ser nada menos que la primera autoridad civil de un estado estratégico como nuestro pobre Táchira cuyos habitantes quien sabe que estaremos pagando para ser castigados de tal manera.-

Pero aquí, en este país hay gobierno y por lo menos en el caso que comento, la Procuraduría General de la República, actuó y logró que se colocaran las cosas en su justo lugar, pero ello no debería quedar hasta allí, lo que este señor hizo debería tener una sanción porque si no, el precedente que se quiere sentar quedaría chucuto y nada de raro tendría que los gobernadores y alcaldes de la derecha, sigan pisoteando la Carta Magna cada vez que les venga en gana.-


yuyviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1564 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: