Mujeres iracundas. VENEVISION Y TELEVEN, las Academias del delito


PRIMERO

Las féminas de la Ultraderecha (MUD) han ocupado espacios en demasías en los medios privados de Comunicación diría yo. Aparecen irascibles, histéricas e iracundas defendiendo sus posiciones y actuaciones con tal vehemencia que uno podía pensar que son culpables de lo que se les acusa. Y sépalos de una vez, la corrupción no tiene seso, ladrón o ladrona lo mismo da y merecen el castigo que al parecer está bien lejos, por la cuestión esa de la impunidad.



SEGUNDO

A la rectora de la UCV, Cecilia García Arocha, no sólo le gusta que le vean las piernas que de seguro la tendrá muy bonitas según sus propias palabras:"Yo lo invitaría que me viera otras cosas: por ahí dicen todavía que yo tengo las piernas muy bonitas". Si ese fuera el principal PROBLEMA que confronta nuestra primera casa de estudio, no habría problemas. Con un afiche de las extremidades inferiores de la agresiva rectora bastaría y san se acabo: pero es el caso que la señora se la pasa proponiendo marchas rodeada de sus autoridades y sus manitas blancas y cuando se mete en un lió de medios, llama desesperada a sus matones o guardianes de seguridad de la UCV; que no son otros que su policía personal. Ya no le basta con sus dos camionetas de lujo y blindadas para protegerse de cualquier abusador que pretenda comprobar si en verdad tiene las piernas u “otra cosa” bien bonitas. A veces aparece en los medios medio brava, y eso que invita para cubrir sus declaraciones a sus compinches y parcializados periodistas; pero de pronto aparecen los periodistas de la red pública y alternativa y es con ellos que comienza su pelea, arma sus berrinches, mostrando su lado más ofensivo y grosero. No da ni siquiera una repuesta inocente de unos de sus periodistas. Lo fulmina con una feroz mirada, pareciéndole decirle: ¿Y a ti que te pasa chico?.. ¿Tú también? Al final de todo se hace la loca cuando le pregunta por el presupuesto, las camionetas blindadas y los reales de la Zona Rentada. Es como si le apretaran un botón o le tocaran algún que otro interés oculto. Los ojos parecen salírsele de las orbitas, abre su boca y lanza el mayor números de improperios y descalificaciones que rector alguno haya lanzado en la historia de la UCV. Pide y pide real pero no presenta cuentas claras. Si en realidad no tiene nada que ocultar, debería hablar claro y presentar los números que la inmensa comunidad de estudiantes y profesores desearían oír y saber. Nanai, nanai, la rectora es ferviente partidaria de que “la mejor defensa es el ataque”. Bien por los muchachos de la Central.



TERCERO

La Secretaria de Defensa y Seguridad Ciudadana del estado Zulia, Odalis Caldera cuando era miembro del directorio de la antigua PTJ lucia como una mujer tranquila y comedida. No se alteraba ni le gritaba a nadie. Ahora que es funcionaria de confianza de Pablito Pérez (recomendada por el filósofo del Zulia) se la pasa agrediendo a los trabajadores cada vez que protestan y luchan por sus reivindicaciones. Se les enfrenta con el rostro descompuesto, prodigando todo tipo de retos y agresiones, lanza topo tipo de sapos y culebras, amenazando con meter presos a todos los que osen enfrentársele. El filósofo del Zulia se la llevó para su gobierno para sustituir al asesino de Henry Sisco. La protesta de los trabajadores del Aseo fue recibida con una andanada de groserías e improperios. ¿No era este un problema relacionado con la Alcaldía de Maracaibo?, bueno, Alcaldía y Gobernación es lo mismo. Allí quien manda es el tonelero de las peras al horno, refugiado en su guarimba del Perú.



CUARTO

Los dos “monstruos” de la TV privada, Venevisión y Televen tiene sus Academia Privada de Delincuentes a través de sus telenovelas. “Rosario Tijeras” y “El Capo” son las más representativas de ese género en la televisión venezolana. Escribo esto por las denuncias que he recibido de las maestras de las escuelas de mi municipio. Me cuentan de la fascinación y admiración que sienten los niños varones por el personaje del “Capo” y las niñas se declaran admiradoras de la tal “Rosario”. Con estos bodrios televisivos no hay ley resorte que valga. La posesión del dinero en grandes cantidades a través del delito, los “trapos” de marcas, y en especial el tráfico de drogas y el asesinato son los platos principales de estos teleculebrones. Las acciones del CICPC contra este flagelo, la detención de los narcos y el decomiso de la droga, pierden rápidamente su efecto ante un capitulo de las citadas telenovelas. Delincuentes potenciales pueden resultar sus hijos ante estas Academias del delito. No dejen que sus hijos las vean. No se trata de coartar la libertad de expresión. Es por el bien de su familia. Muchacho pequeño a dormir temprano. Alerta CONATEL.

Antojofel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3466 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a110832.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO