¿Por qué a Sucre?

Porque algunos de esos valientes hombres de una epopéyica gesta, tan sólo se limitaron a consolidar a feliz término la guerra independentista de Venezuela. Por lo tanto, Antonio José de Sucre se convierte en el relevo esencial que daría marcha al amplio y ambicioso proyecto a futuro de Simón Bolívar, capaz de transformarse en una sola vasta Nación equiparada en tamaño y fuerza con el gigante Brasil; y así, ambos, cuál gladiadores de las criollas arenas, con gallardía resistir a la voraz pretensión del implacable Calígula del Norte, que tiene metido entre ceja y ceja que esta parte del Hemisferio nuestro es tierra baldía. Allí groseramente instalado, tiene el centro de acopio bélico del más asfixiante de los vértigos.    

Por eso y mucho más al Mariscal Antonio José de Sucre, un 4 de Junio de 1830, cabalgando por los accidentados caminos en las montañas de Berruecos, una misteriosa e impía jugada del destino le sale al paso, cubriéndole de negra sombra una misión de vital relevancia.  

Era Sucre semejante a un Páez en la guerra y a un Bolívar de rechinante idealismo patrio.  

¿Quién era en el fondo ese muchacho de Cumaná? Un tanto taciturno y a veces melancólico; que un día envidió las heridas del general José Laurencio Silva.  

Era Sucre un Gran Mariscal de disciplinada juventud, que pasó por encima de muchas jerarquías militares diestras en el manejo de la guerra, pero subordinadas al mandato de las ideas. 

A Bolívar le tocó la misión del rayo y, para dolor del Padre Libertador, a Sucre un rayo le fulminó la misión.

Santa Marta y Berruecos, dos coincidencias cómplices que se escaparon por la abertura de una misma tangente, o acaso fue tan sólo un atajo en la interposición de tiempo y espacio, como una estrategia más de dos colosos de la guerra y las ideas, que homogéneamente de nuevo emergen a través del torbellino de una sociedad que, aunque moderna, hoy se bate a duelo por darle fina textura a un viejo sueño inconcluso, que recién comienza a zafarse del frío témpano de una quimera. 

San Joaquín estado Carabobo.

julio.cesar.carrillo@hotmail.com  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2386 veces.



Julio César Carrillo


Visite el perfil de Julio César Carrillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Carrillo

Julio César Carrillo

Más artículos de este autor