A propósito de la partida final de Guillermo García Ponce

Guillermo

Toda una vida de lucha revolucionaria, recta, digna, íntegra.

Sembraste la semilla de esta Revolución Bolivariana, y con la marcha del Comandante, la viste llegar y florecer, con sus logros, peligros y dificultades, pero abriéndose camino inexorablemente hacia la Patria Socialista.

Ya le habías entregado tu vida desde mucho antes, durante y para siempre, con honda pasión e inquebrantable compromiso.

Y también la defendiste cada hora de cada día con la artillería del pensamiento, en la imprenta de la libertad, hasta el último aliento.

Una bandera, para quienes te admiramos y te queremos.

Un ejemplo para vivir y seguir luchando.

Allá Dios, que será divino.
Yo me muero como viví.


Sigue por favor, dándole luz al camino…

11 de septiembre de 2010


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2455 veces.



Antonio Guillermo García


Visite el perfil de Antonio García Danglades para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: