Pildoritas 152 (año 03)

"¿Por qué Venezuela no sale de Chávez?" Pregunta que se hace un tal Alexander Cambero en el Universal del 04-08.

No  Sr., no es la pregunta de la sesenta mil lochas, pero si puede tener hasta sesenta mil respuestas.

Venga y le digo Sr. Cambero, así por encimita, por qué Venezuela no sale ni saldrá de Chávez.

En primer lugar, antes de mencionarle solo  algunas de las razones, que son miles, le diré que la primera es por la existencia de sujetos como usted, que no saben hacer otra cosa que insultar, y mentir sin que les suceda nada y sin embargo  dicen que aquí no hay libertad, que tenemos un presidente autoritario, sin percatarse que el pueblo ya no es el de hace once años, al cual se engañaba fácilmente, y no sabia dilucidar dónde estaba la verdad.

Este pueblo Sr. Cambero, hoy, es otro, va a los CDI, a los módulos de Barrio Adentro a recibir prestación de salud gratuita, al cardiológico infantil, si es que lo requiere, al Clínico Universitario donde existe la medicina robótica gratuita, como en ningún pais de Latinoamérica. ¿Sabe usted acaso que una cirugía de próstata aquí mismo en este país en una clínica privada  cuesta  hasta l00.000 Bs.F?, este pueblo en Revolución, Sr. Cambero,  tiene el cupo asegurado en las  universidades,  los pobres que ya no lo son tanto, ni tantos como en su cuarta, comen tres veces al día, como nunca antes los de menores ingresos, tienen alternativas alimenticias en  Mercal, Pdval y Bicentenarios, y los pocos que quedan en pobreza crítica tienen las casas de alimentación. Vio usted el resultado de los últimos Juegos Centroamericanos y del Caribe en los cuales la actuación de nuestros atletas no deja duda de que la inversión que este gobierno presidido por Chávez, ha dado resultados sin parangón en la historia de este país; ha recorrido usted esta patria para que vea la enorme cantidad de obras de envergadura como puentes, autopistas, trenes, hospitales, Liceos, instalaciones deportivas, Hospitales, etc. etc.; sabe usted cuántas universidades hay ahora en este país, sabe usted en cuánto ha aumentado en numero de becarios  FUNDAYACUCHO, sabe cuántas personas han sido alfabetizadas, sabe cuántos han sido operados de la vista, y cuántos con dificultades físicas han sido dignificados y atendidos, sabe en cuánto ha disminuido el desempleo, se ha preocupado acaso por cuantificar los avances de nuestra industria petrolera en inversiones productivas, y de explotación y exploración, ha acaso comparado lo que es ahora la CANTV con lo que era  en el Festín de Baltasar que durante 40 años destruyó esta Patria; ha visitado acaso las fábricas de producción socialista como la de automóviles, bicicletas, celulares, tractores y productos alimenticios, ha palpado acaso usted el crecimiento del salario año tras año, algo nunca visto en su añorada cuarta republica, se dio cuenta acaso cómo este gobierno presidido por Chávez resolvió en tiempo record la crisis bancaria creada por sus ladrones compañeros de causa antichavista o la crisis energética producto de la sequía y que ustedes, como todo lo malo que sucede en este país y hasta en el mundo le achacan a Chávez, ha oído sobre la Universidad del Deporte, y  la del Arte; se ha paseado por la feria del libro de cada año para apreciar la creación literaria de valores de la Revolución, ha sabido de los enormes éxitos a nivel internacional de nuestra sinfónica Simón Bolívar, dirigida por  ese genio llamado Dudamel, y el programa internacional del Orquestas al frente del cual está el maestro Abreu, todo con el apoyo incondicional del gobierno nacional, y acaso se ha dado por enterado de la proyección internacional de Venezuela en su relación con casi todos los países del mundo, sabe usted que ahora nuestro país es conocido en todo el globo, ha visto las innumerables visitas que hemos recibido de presidentes de todos los continentes, se acuerda a cómo estaba el barril de petróleo en el gobierno del pillaje la cuarta y lo que hizo Chávez para levantarlo, por cierto una de las cosas que el imperio, no le perdona; ha  ido acaso al Centro de Caracas, al boulevard de Sabana  Grande para que vea los cambios, se acuerda de los buhoneros de la cuarta, sabe donde están ahora, se ha fijado usted en la felicidad de la gente cuando sale a la calle a acompañar al líder en quien creen, no por argumentos tan pobres como los que expresa en su articulo, traídos de los cabellos, sino por sus realizaciones; ha comparado esa alegría con los rostros lúgubres por el odio de sus pares del escualidismo; recuerda usted los presidentes de la cuarta, lejanos, si acaso percibidos cuando sus caravanas transitaban por la capital con las sirenas a todo volumen , y vistos a lo lejos cual estrella fugas; ha podido acaso ver el amor que este hombre,  contra quien usted denuesta usando epítetos que en otro pais ya lo tendrían tras las rejas por irrespeto, no al hombre sino a la majestad presidencial, muestra de manera espontánea con los niños, con los ancianos con los enfermos, sin la necesidad de correr a lavarse las manos con alcohol como los hacían sus presidentes de la cuarta; se ha dado cuenta la capacidad pedagógica del mensaje, mediante la palabra, de este hombre ante quien por  esa  sola razón  yo me quito el sombrero, yo que soy profesional de la educación que transité todos los niveles, hasta que me jubilé de las aulas, pero no de mi deber de educar cada vez que puedo hacerlo; se ha  dado acaso cuenta de la capacidad de trabajo de este presidente?  No, ¡qué va!, usted como que vive en las nebulosas o tal vez como muchos de sus compañeros de farra, léase Álvarez Paz y otros ya perdió  la capacidad de percepción de la realidad, por estar siempre casi a punto de traspasar el umbral que les separa de un “delirium tremens”.

Sr., Cambero, cómo me gustaría responderle por la misma vía que usted utilizó en un pasquín que una vez fue icono del periodismo venezolano, pero pensándolo mejor, no tengo la vocación de quien le gusta revolcarse en los estercoleros y por eso lo hago por un medio decente, que tal vez usted no lee, pero abrigo la esperanza de que alguien que le conozca le muestre mi reacción  que estoy seguro es la de millones de venezolanos, que todos los días le damos gracias a Dios, por enviarnos un ser, de esos que nacen pocos,  para entregar su vida al servicio de su prójimo, mostrándonos con su ejemplo lo que debe ser el nuevo hombre y la nueva mujer en el Socialismo Bolivariano y Cristiano que nos estamos empeñando en construir para nuestro pueblo. Cómo me gustaría ver su rostro el 26S por la noche Sr. Cambero.-




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2014 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: