De los Perros de la Guerra a los Pérfidos del Hambre

Chávez: no te dejes

La revolución bolivariana se encuentra en una encrucijada, nacionalmente los sectores que se le oponen al Comandante Presidente, Hugo Chávez, con apoyo extranjero, afinan sus estrategias donde el caso Pdval –crimen de lesa humanidad- es parte de ese escenario y no es porque no sea un hecho real de corrupción de vieja data que involucrados a tirios y troyanos -denunciado desde el año 2008- que deliberadamente destapan, a mi juicio a destiempo, de cara a las elecciones del venidero 27 de septiembre. La oligarquía económica que monopoliza el sector alimento, sus importaciones, distribución e incluso posterior contrabando (tanto del sector público como del privado), zanjan sus diferencias y consolidan el “TOCCHA” y al igual que en el 2000, cargan baterías para imponer en Venezuela en régimen democrático burgués muy parecido al fenecido “Pacto de Punto Fijo”.

Mientras lo anterior se cuaja, en Colombia se finiquitan los detalles para la agenda que impulsará Juan Manuel Santos una vez asuma Nariño y no serán precisamente flores las que de allá vendrán. Santos es el verdadero hombre de Tío Sam y su plana militar al igual que la surcoreana por allá u hondureña por acá, es (son), grosera y abiertamente pro USA. Esas burguesías no comprenden que, una cosa es cohabitar y otra, ser un dócil subordinado.

En esta parte del mundo, la Venezuela bolivariana, socialista, popular y junto a ella todos quienes son parte de la propuesta ALBA, es y son el enemigo a vencer pues ese proyecto libertario sigue siendo observado como un mal ejemplo en la Subregión y por mampuesto hacia el resto del mundo, lo que les obliga geopolíticamente a ingresarnos a la lista “negra” de enemigos de la democracia occidental, capitalista y judeocristiana; por ende, terroristas y Estados Parias. Ellos harán lo que tengan que hacer para derrotarnos; sino, pregúntenles a los cubanos.

Ante las vicisitudes siempre mi padre me dijo, estando en vida, “Cuando no todo esté claro, es preciso detenerse y no desbocarse”… “Deje de ir de frente y si es preciso, dele la vuelta al tronco”... “Quien devela sus tácticas y estrategias tiene mucho que perder”… Creo que mi progenitor -viejo militar zamarro yaracuyano y del pueblo-, acostumbrado a velar venados y pasar horas pescando, esperando en alguna laguna o encaramado en la horqueta de un árbol a la orilla de un río aplicaba, probablemente sin saberlo, la filosofía de la paciencia china y por eso, cazaba o pescaba como debe ser. Sin yo saberlo en ese momento pues era un niño, él me hablaba de estrategia y táctica. Me indicaba lo que es sus manuscritos militares (que más luego conocí), grandes pensadores de todos los tiempos nos legaron para la posteridad.

En ese sentido, Lenín nos indicó sobre la importancia en política de la “coexistencia pacífica” de la revolución con su entorno adverso, nacional e internacional. Nosotros decimos, la acción de un pueblo decidido, con la sabiduría de un liderazgo correcto, no la derrota nadie.



(*) Politólogo e Internacionalista Venezolano
Magister en Seguridad y Defensa

monlan2001@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1632 veces.



Manuel José Montañez Lanza


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: