(Im)pertinencias

Los errores de Zapatero

lunes, 17 de mayo de 2010

El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero viene haciendo aguas desde hace meses precisamente como consecuencia de fallas en la política social y de igualdad que con tanto ahínco ha querido promover.

Ideas y medidas claramente contrarias al ideario y la práctica socialdemócrata y más propias del liberalismo (como las de los 400 euros o el cheque bebé, la eliminación de impuestos y la creencia de que bajarlos es bueno para las rentas más bajas y para el conjunto de la economía), leyes ambiciosas pero sin financiación adecuada (como la integral de violencia de género o la de dependencia) y errores garrafales en la previsión de la coyuntura y en el reconocimiento de la crisis han ido haciendo mella en su liderazgo a lo largo de los últimos meses y lo están llevando al desastre en las últimas semanas. Incluso alguna encuesta indica que Zapatero tiene en estos momentos peor valoración que la que tenía Aznar en plena guerra ilegal de Irak. Ya es decir.

Pero los errores de Zapatero en política económica y social no han sido solo puntuales. Me parece que a lo largo de su periodo de gobierno hay otros muy graves de fondo y que pueden llevar a su partido a un desastre electoral sin precedentes si no cambia de rumbo, algo que no sería nada bueno para los sectores sociales más desfavorecidos si solo representa una derrota del PSOE que no venga acompañada de una regeneración de su propio partido y de las organizaciones de izquierda.

Con independencia de los coyunturales que ha ido cometiendo en estos años últimos, los errores principales que yo creo que ha cometido Zapatero en el plano socio económico son los siguientes.

El primero, no ser consciente de que un gobernante con limitaciones en el liderazgo personal, sin gran capacidad de análisis e intelectualmente limitado necesita a su lado equipos muy potentes. Todo indica, por el contrario, que Zapatero ha decidido siempre a partir de sus propias intuiciones o de las de un grupo muy reducido de personas, muchas veces, sin que sus propios ministros o equipos más amplios de asesores supieran por dónde iban los tiros. Eso explica que se hayan tomado decisiones como las que he mencionado y que meses más tarde ha habido que abandonar, o que haya sido tan torpe y actuado tan equivocadamente como lo ha hecho frente a la crisis, careciendo a estas alturas de la mínima credibilidad que necesita un gobernante.

El segundo, el haber recurrido, cuando lo ha hecho, a equipos en donde los liberales predominan de modo absoluto. En el campo económico y social se ha desprendido de socialdemócratas o socialistas coherentes como Jordi Sevilla, Jesús Caldera o Cristina Carbona, entre otros, para preferir los consejos de liberales como Miguel Sebastián, David Taguas (que de la Oficina económica de ZP pasó significativamente a la patronal de la construcción) y, en general, de los que forman la plantilla de esta última. ¿Cómo se puede pensar que es posible hacer política socialdemócratas cuando la doctrina en la que uno se inspira es claramente liberal?

En tercer lugar, creo que Zapatero ha cometido el error de creer que se puede llegar lejos en política social dejando que la política económica se oriente fundamentalmente a salvaguardar un marco productivo predominantemente dominado por el mercado desregulado y la especulación. No parece que Zapatero haya tenido en cuenta que cuando es así, o se incurre en un coste muy grande que hay que financiar convenientemente (con políticas fiscales a las que ha renunciado) o simplemente se diseñan medidas que luego no se pueden llevar a la práctica, lo que tarde o temprano hace que la gente se frustre y pierda confianza en el gobierno que las ha vendido como grandes avances sociales. Basta hablar con las docenas de miles de familias que están pendientes de las prometidas ayudas a la dependencia para confirmar lo que digo.

El error estratégico de Zapatero en este sentido fue el no haber aprovechado la etapa de expansión para promover el cambio productivo que ha querido fomentar justo cuando la crisis echaba por tierra la posibilidad de impulsarlo con éxito. No puede decirse que en este aspecto cambiara el rumbo anterior que sobre todo había fortalecido el Partido Popular en la etapa de Aznar sino que lo reforzó.

En cuarto lugar, Zapatero no parece que haya calibrado bien que la política socialdemócrata que yo creo que él sinceramente ha querido llevar a cabo es muy difícil que pueda ser aplicada cuando en Europa se establece un corsé tan rígido orientado, precisamente, a dificultar esas políticas. Yo creo que el error en este campo de Zapatero ha sido el no haber actuado con más beligerancia, sobre todo en los años de expansión, contra estas políticas europeas que tanto daño han hecho y que han coadyuvado a que la crisis ahora sea tan grave. Al revés de ello, las ha suscrito fielmente y ha hecho suya la cantinela de la estabilidad, del 3% de déficit y de la necesidad de rebajar impuestos, lo que le ha atado de pies y manos y ha hecho que ahora sea esclavo de sus propias decisiones anteriores.

Finalmente, me da la impresión de que ni Zapatero ni sus asesores han contado con algo esencial: las políticas socialdemócratas de bienestar (que en tantos aspectos han sido positivas y proporcionado mejores condiciones de vida a millones de personas) son siempre el resultado de un pulso ganado al capital y a los grandes poderes financieros e industriales. Nunca se conquistan como algo gratuito frente a estos últimos y mucho menos en esta etapa neoliberal en la que tienen una fortaleza tan extraordinaria. No hay manera de que los gobiernos las lleven a cabo si no cuentan con suficiente y explícito respaldo social. Y cuando la sociedad está desmovilizada y sin fuerza son materialmente inalcanzables en la práctica. El error de Zapatero ha sido el de destruir la capacidad movilizadora de su propio partido. Con ZP el partido socialista ha alcanzado el máximo nivel de gubernamentalización.

Realmente, no existe el partido socialista, todo lo decide su dirección y dentro de ella Zapatero. Basta oír a la derecha e incluso a los propios dirigente socialistas: solo hablan de lo que hace o deshace ZP, olvidando, porque él mismo parece haberlo olvidado, que detrás de él hay más de 10 millones de votantes y miles de afiliados de un partido que es (o que debería ser) la inteligencia y la fuerza colectivas que lo sustentan. Si Zapatero se hubiese encargado de hacer ver que detrás de él hay tanta gente y tanta fuerza, en lugar de desmovilizar y desarmar a su propio partido, la derecha no se atrevería a decir de él las cosas que dice. Pero ha renunciado a la fuerza y al apoyo social, ha dejado la calle y la movilización ciudadana a la derecha y ahora no le queda otra cosa que aguantar él solo el chaparrón, arrastrando en el naufragio a su propio partido.

Es verdad que esto es algo que no solo practica Zapatero dentro de su partido, sino que se reproduce hacia abajo a todos los niveles (antes de celebrarse el congreso andaluz, el presidente de la Junta de Andalucía reclamaba un partido y una ejecutiva hecha “a su medida”, una auténtica aberración política y democrática pues, en todo caso, son los gobernantes quienes deberían estar hechos y actuar a la medida de su partido). Pero lo cierto es que quien ha encabezado ese proceso y quien lo ha llevado a su máxima y más paralizante expresión ha sido José Luis Rodríguez Zapatero como secretario general del PSOE.

La socialdemocracia no puede basarse, como ha ocurrido con Zapatero, solo en la imagen de un líder, por muy necesaria que ésta sea. Cuando la socialdemocracia se limita a confiar en el poder de una imagen de marketing, cuando no crea y fortalece una ciudadanía que suscribe, defiende y se moviliza por los avances sociales de las políticas socialdemócratas, y que cree y hace suyos sus valores y aspiraciones, la socialdemocracia (como en realidad cualquier otra política que se disponga a enfrentarse a los poderes establecidos) fracasa estrepitosamente. Así es necesariamente porque desmovilizar a la sociedad que puede apoyarla significa que no se va a tener fuerza frente al poder económico para llevar a cabo las políticas socialdemócratas.

Ahora, como ocurre siempre que la socialdemocracia fracasa, Zapatero está de rodillas a los pies de los poderes económicos: la ciudadanía que confiaba se pregunta para qué sirve que gobierne un partido socialista si la política que aplica es la de la derecha. Y por eso le da la espalda.

No es bueno que la socialdemocracia española se hunda y que los miles de socialistas que honestamente quieren transformar la sociedad dejen de tener influencia y capacidad de decisión, pero para evitar el desastre es imprescindible que tomen nota de la lección. Es necesario que sean conscientes de que no se puede transitar sin peligro por cualquier camino y que quien alimenta a un cocodrilo es muy posible que termine devorado por él.

COMENTARIOS

Jordi Sevilla y Caldera?
Miguel (Unregistered) 2010-05-17 14:21:00

Solo hacer una observación, estoy de acuerdo con los ideas de base del artículo, estoy convencido y creo que las políticas sociales deben de primar en una sociedad justa, pero poner como ejemplo a Jordi Sevilla y Jesús Caldera, es algo ilarante, todavía esta muy fresco en la memoria aquel espisodio con el tipex de Jesús Caldera o el desprecio a la economía de Jordi Sevilla con sus dos tarades (asi nos va con esos conesjitos), ... desgraciadamente para todos nosotros no veo políticos a la altura de las cirscunstancias.

Saludos
Al pan, pan y al vino, vino
Luisa (Unregistered) 2010-05-17 14:45:42

Bien Juan, ya estaba pensando que eras demasiado benevolente con Zapatero.
POCHOLO (Unregistered) 2010-05-17 14:50:54

Decir que el PSOE es un partido de izquierdas socialdemócrata es una exageración y decir que Jordi Sevilla es socialista es el despiporre. Zapatero no es la causa, es la consecuencia de un partido que ya hace tiempo, si lo fue algún día, dejo de ser socialista.

Con lo demás estoy de acuerdo.
! OLÉ ¡
Jorge Econopata (Unregistered) 2010-05-17 16:56:38

Su análisis es certero ,en especial me gusta el parrafo "las políticas socialdemócratas de bienestar (que en tantos aspectos han sido positivas y proporcionado mejores condiciones de vida a millones de personas) son siempre el resultado de un pulso ganado al capital y a los grandes poderes financieros e industriales. Nunca se conquistan como algo gratuito frente a estos últimos y mucho menos en esta etapa neoliberal en la que tienen una fortaleza tan extraordinaria".
Solo me gustaria añadir mi anhelo de que Zapatero hubiera sido el nuevo (imprescindible) Olof Palme que necesitaba España y Europa. Ahora queda por ver si el descalabro del PSOE, se traduce en cambios de calado estructural, en un partido en el que los liberales son la voz cantante, aun siendo una minoria de lo afiliados y ya no digamos de los votantes.Me pregunto cuantos votos tendria el PSOE si quitara la O y la sustituyera por L de lliberal.
bueno
inZurrecto (Unregistered) 2010-05-17 18:17:12

Bueno Zapatero es socialdemócrata y actúa como tal, para mi la socialdemocracia no es más que un invento capitalista de la época en que tenían miedito de que los obreros frustrados optasen por opciones tipo URSS, un apaga fuegos de la clase obrera lo mismo q UGT y CCOO, son parte imprescindibles del sistema sean concientes o no, ya que canalizan la rabia con migajas y subsidios o con alguna huega, y de esta forma desactivan las posibles revueltas que habría de no existir estos calmantes y que si pondrían en serio riesgo los privilegios de los poderosos ¿Quién promulgo las leyes que permiten que millones de obreros cobren un salario mínimo de 633?? ¿Quién no controla la explotación en las empresas con jornadas de doce horas? ¿Quién permite que los empleados de la limpieza doméstica sean uno de los colectivos más desfavorecidos y con menos derechos del panorama laboral? ¿Y los contratos basura? Pues teniendo en cuenta que los peperos han gobernado 8 años y el PSOE el resto desde 1982 cada cual que saque sus conclusiones.
En realidad la socialdemocracia es la medicina que intenta paliar el síntoma pero que nunca acabará con la enfermedad porque forman parte de la misma.
http://inzurrecto.blogspot.com/
Alternativa
Enrique Palma (Unregistered) 2010-05-17 18:17:32

El primer error que comete zapatero es cuando abandona la negociación con ETA por las presiones del estado ( léase derecha) y sus acólitos ,iglesia medios de comunicación , ejercito y fuerzas de seguridad del estado ( seguridad del estado) , el segundo error cuando en la segunda legislatura abandona el pacto de ?izquierdas ? que sin ser tal si servia para clarificar las diferencias mínimas que existen entre la derecha natural y la distintas fuerzas políticas en el parlamento , pero por lo visto eso era peligroso porque se podía idiogilizar a la sociedad y eso no interesa al estado ni por supuesto a la socialdemocracia y sus lacayos ( léase vividores de estos) . La socialdemocracia históricamente a cometido grandes atentados contra los trabajadores y siempre poniéndose al lado de los que mas tienen ( aprendieron de la iglesia). Debido a la política anticomunista que practica desde siempre la socialdemocracia , que se ha dedicado en esta democracia a potenciar a los trásfugas ósea a los traidores de los trabajadores ( ni el imperialismo romano pagaba traidores pero la socialdemocracia si) pagándole prebendas y subiéndoles a escalas superiores ( carrillitas , garridistas y tantos otros a titulo personal, como la cantidad de intelectuales , profesionales y artista que se han vendido a las prebendas que les ofreció esta ), algunos a la espera de que le hagan su homenaje ( léase Carrillo) por los servicios prestados al sistema que es en realidad el enemigo de los trabajadores y de mas capas populares de la sociedad , es por lo que el PSOE hoy paga con su incapacidad de movilización y su propio descrédito , traicionando a esos militantes y base social honesta que hoy no saben a quien votar por que están huérfanos en benefició de la derecha natural ,el sistema capitalista gana por que no hay una alternativa consecuente que se halla dedicado a concienciar a los trabajadores ( sindicatos que son despachos para firmar y cobrar )y crear una vanguardia que hoy seria muy necesaria para cualquier cambio en nuestra sociedad y que hubiera obligado a que la socialdemocracia se enconara al centro izquierda en vez de a la derecha ( pero ya se sabe hoy yo y mañana tu ), lastima que el PCE de hoy no sea ese partido que necesita el pueblo para enfrentarse a esta situación , ya que este esta en manos de los ecocristianos ( que nunca cambiaran nada) con su Centella al frente producto de la política que desarrollo Santiago Carrillo con la ayuda de los poderes facticos del sistema y la ayuda implícita de la socialdemocracia , pagando este con el ingreso de todos sus militantes al PSOE.
El partido comunista seria la solución pero no existe, dejo su función como vanguardia en la educación y formación ideológica de las clases populares de hay la falta de compromiso de los sindicatos con su clase y por supuesto de IU organización que busca sus cuadros en el mercado así va la cosa . Así hoy los propios votantes del PSOE votaran mas a la derecha para ver si acaban con la derecha de Zapatero (y de aquí a equis años a ver si nos votan otra vez y sigue la noria) , sin pensar que ellos pertenecen a la clase trabajadora y que tienen una alternativa que es el COMUNISMO Y LA LIBERTAD.
No soy en principio anti nada ( todos somos necesarios para cambiar esta política anti popular) porque pienso que los trabajadores están en distintas organizaciones pero si denuncio que esas organizaciones no sirven a sus intereses ya que nos educan en el consumismo el personalismo y en que pensemos que todos podemos ser ricos, en definitiva en la insolidaridad de clase.

?Sin intelectuales comprometidos no hay movimiento obrero, sin movimiento obrero nunca habrá revolución.? e.p.m
Sobre lo que dice Enrique Palm
Juan Torres López (Unregistered) 2010-05-17 18:36:19

Por favor Enrique Palma, decir que Zapatero abandonó la negociación con ETA por presiones de la derecha es una infamia, creo yo. ¿Quién negocia con otro cuando éste pone una bomba en mitad del proceso? Lo que se demostró una vez más es que ETA se ha convertido en una banda de criminales desde hace mucho tiempo.
Es mi opinion
Enrique Palma (Unregistered) 2010-05-17 19:21:33

Juan sin entrar en valoraciones subjetivas te diré que no soy yo quien lo dice lo dijo el propio presidente del gobierno,( hay están las hemerotecas ), las negociaciones ya estaban rotas cuando se produce ese atentado en la terminal de barajas. Aunque mi opinión te parezca infame te diré que es lo mejor que intento hacer Zapatero y pudo ser un buen presidente pero el estado lo puso en su sitio, y el se puso como tu dices en otros comunicados de rodillas, lamentablemente para la democracia, y como veras a la derecha natural le da igual el pacto antiterrorista, cuando a ella le interesa utiliza el terrorismo para mantener a sus votantes fascistas y confundir a los ciudadanos . Es mi opinión.

?Si conscientes y aceptas todo, podrás estar, si criticas desaparecerás; Esta es la sociedad que tenemos.? e.p.m?

Los seres humanos perdemos el tiempo, sabiendo que hay tiempo para todo, dejamos que el tiempo nos pase sin darnos cuenta,, hasta que este nos despierta y, ya no hay tiempo.? e.p.m
Jordi Sevilla
Dick Turpin (Unregistered) 2010-05-17 20:08:05

Estimado y admirado Juan, creo que es demasiado generosa tu calificación política de el autor de 'De nuevo socialismo', libro por cierto prologado por Zapatero. Te recuerdo que defiende la idea de un único tramo en el IRPF. Aunque, desde luego, mejor él al frente de Administraciones Públicas que su mala tecnócrata sucesora Elena Salgado, hoy en economía, y que ayer plagó de opusinos las altas esferas de su ministerio.
¿socialdemocracia?
ramon (Unregistered) 2010-05-17 20:15:48

Observo que algunos atacan a las políticas de Zapatero o del PSOE en general por ser socialdemócratas. Pero ¿alguien se puede creer que el PSOE ha sido socialdemócrata alguna vez?. Veo que algunos también confunden la democracia cristiana con la socialdemocracia en algunas cuestiones que aquí se han dicho.
Lean el blog de Vicenç Navarro o las políticas redistributivas que se han aplicado en Suecia o en Finlandia durante tantos años y sabrán lo que es la socialdemocracia, no se guíen por lo que ha hecho el PSOE para saberlo.
Ya lo dijo el mismo filósofo Rubert de Ventós "Ya no somos ni socialdemocratas" aludiendo a una anécdota biográfica de Carlos Marx:
http://www.elpais.com/articulo/opinion/somos/socialdemocratas/elpepiopi/20080406elpepiopi_5/Tes


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2028 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a100807.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO