Pildoritas 85 (año 03)

“DESPUES NO VAYAMOS A LLORAR AL VALLE”

Las advertencias, que no son de ahora, pero que ante la coyuntura que se comienza a generar, repite Marciano, en su columna “Piedra de Tranca” es obligante sea tomada en cuenta al más alto nivel del gobierno revolucionario, con la mayor seriedad, con el mayor profesionalismo, y sobre todo conscientes de que es una guerra a muerte la que nos tienen jurada.

La acción desestabilizadora y conspirativa ya comenzó, se traduce en múltiples estrategias, que ya estamos padeciendo como es el desabastecimiento y el acaparamiento, que saca de repente del mercado productos de la cesta básica a sabiendas de que cuando el gobierno reaccione ya el daño está hecho, pues para implementar su estrategia se ponen de acuerdo y actúan de manera organizada a nivel nacional, a sabiendas de que el gobierno no tiene la logística para poder cubrir toda la extensión territorial.

La estrategia, bien montada y aplicada con la participación de los medios privados que se encargan de machacar hasta el cansancio que no hay tal o cual producto, o que si se consigue está por la nubes, enfila sus emisiones a hacer creer que es culpa del gobierno y entonces hablan de una errada política agroalimentaria, de expropiaciones de fincas productivas que ahora lucen abandonadas, de importaciones de ganado que se dejan morir, etc. etc.

Y volvemos a lo mismo no hay quien salga, a dar una respuesta contundente, sino que tímidamente alguien declara en contrario, por un medio oficial creyendo que con éso basta, sin pensar que el ataque fue difundido por todos los medios, televisivos, radiales, escritos, cibernéticos e incluso en asambleas, lo que establece un desequilibrio informativo de tal magnitud que solo se podría contrarrestar con una cadena bien estructurada que desnude las mentiras y desmonte las matrices de opinión.

Por otro lado, Marciano lo dice, no es un secreto que sobretodo en las frontera y el la Capital de la República, estemos minados de paramilitares, que cada día son más, aquí en San Cristóbal, el pago de vacuna ya forma parte del quehacer diario de los comerciantes que tienen que pagar mensualmente una cantidad para supuestamente ser protegidos de robos y atracos, que los beneficiarios de la vacuna, cometen para una vez esparcido el terror, forzar el pago, todo muy parecido a los tiempos a Al Capone.

Nadie se atreve a denunciar por miedo, y las autoridades que conocen muy bien los hechos e incluso saben donde se ubican los irregulares que nos han exportado desde a Colombia, se hacen de la vista gorda, pues aunque usted no o crea, ven en ellos una solución a la inseguridad, que por cierto no se ve, pues no hay día en que las páginas rojas de los periódicos, registren hechos de todo tipo que tienen que ver con la inseguridad.-

Lo cierto es que tal situación es muy bien aprovechada por la canalla opositora, que pareciera está sacando ventaja de esta especie de guerra que tenemos planteada,

En cuanto al desabastecimiento y acaparamiento, muchos piensan que tenemos perdida la batalla, por ejemplo aquí en el Táchira no se consigue leche ni para remedio, igual sucede con el aceite que cuando aparece lo racionan, de litro por cliente, así otros productos, sin contar el abuso con los precios, todo lo cual va logrando que se acumule en la gente un sentimiento de rabia y frustración que bien puede manifestarse el 26 de septiembre, que es lo que en realidad buscan los contrarrevolucionarios que manejan los hilos de la conspiración.

Lo que aquí expreso que otros lo hace con frecuencia, cada quien desde su óptica no es otra cosa que hacer buena la petición del líder de la Revolución cuando dice; “Es necesaria la autocrítica, para corregir a tiempo las fallas y los errores…..”

Ojala y aquella frase: “Después no vayamos a llorar al Valle”, no nos sea aplicada, aún estamos a tiempo.-



¿POR QUÉ AQUÍ NO?

Todo no es malo, en las filas del enemigo, a veces se pueden observar conductas que si se adaptan a nuestro desenvolvimiento diario, pueden servirnos de mucho.

Por ejemplo en Colombia, los medios por ley están obligados a informar frecuentemente, al consumidor sobre los precios de los productos. Existe un organismo que dirige, como aquí, pero de manera efectiva, todo lo que tiene que ver con la protección al consumidor porque delega en los gobernadores y alcaldes, a nivel de los municipios el garantizarle a los consumidores, que no van a ser víctimas ni de la especulación, ni del acaparamiento, por lo cual deben por todos los medios lícitos eliminar la cadena especulativa de los intermediarios. ¿Por qué no podemos hacer lo mismo aquí, qué nos lo impide?

Malo no fuese que durante el día de manera periódica los consumidores se enteren por los medios de los precios de los productos de la cesta básica, así cada quien podría estar dotado de su lista particular, para que compare al comprar y denuncie cuando esta sea violada por los expendedores.-

Creo que sería un buen aporte en la lucha contra la especulación y que mejoraría substancialmente la cobertura de la Ley en todo el territorio nacional, pues en este momento, es bien sabido, el INDEPABIS, que aquí tenemos se ve tan disminuido ante las numerosas formas de ilegalidad en este campo, que con su reducido personal, no da abasto para poder combatirlas; igualmente se puede dotar al público que acude a los supermercados, mercados y abastos, de un volante que contenga la lista de los artículos con precios regulados, para que con ella en mano puedan adquirirlos y reclamar cuando constaten diferencias; INDEPABIS, puede subsanar la falta de personal, con un buzón de quejas en cada establecimiento, para que la gente coloque sus denuncias que serían recogidas semanalmente para proceder en consecuencia; es decir todo lo que se pueda hacer hay que hacerlo, pero no nos podemos dejar ganar esta batalla que nos está planteando la derecha en una acción repetitiva para la cual ya deberíamos tener, por la experiencia, suficientes estrategias para derrotarla.-

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1829 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: