Venezuela expresó su preocupación por pronunciamiento conjunto de Canadá y Guyana sobre asuntos internos venezolanos

El Gobierno de Venezuela manifestó ayer viernes su "preocupación" por el reciente pronunciamiento conjunto hecho por Canadá y Guyana en el que se refieren a asuntos internos venezolanos.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano advirtió que el Gobierno de Guyana mantiene una "posición desestabilizadora" respecto a Venezuela a la que se "suma la hostilidad del Gobierno canadiense".

"Calificar a Venezuela como una prioridad de 'seguridad y estabilidad' para ambos Gobiernos claramente denota intenciones injerencistas que son inaceptables", señala el texto oficial.

Así mismo, exige respeto a las instituciones y procesos democráticos de Venezuela "por parte de todas las naciones del continente".

El Gobierno de Canadá emitió el jueves un comunicado sobre la reunión que sostuvo su primer ministro, Justin Trudeau, con el presidente de Guyana, Mohamed Irfaan Ali, en el que señala entre sus "prioridades compartidas" la situación venezolana.

En la reunión, afirma el comunicado, Trudeau e Irfaan Ali coincidieron "particularmente en lo que se refiere a la restauración de la democracia en Venezuela".

En respuesta, Caracas reiteró que "Venezuela posee un sistema democrático sólido, que ha sobrevivido numerosas pruebas y que puede asegurar que refleja la voluntad de su pueblo".

A continuación texto íntegro del comunicado

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela expresa su preocupación ante el pronunciamiento de los gobiernos de Canadá y de la República Cooperativa de Guyana, realizado al margen de la cumbre Canadá-Caricom.

A la posición desestabilizadora asumida por el gobierno guyanés en representación de los intereses de ExxonMobil y del Comando Sur, ahora se suma la hostilidad del gobierno canadiense, promotor del fracasado Grupo de Lima y sus agresiones contra el pueblo venezolano. Calificar a Venezuela como una prioridad de "seguridad y estabilidad" para ambos gobiernos claramente denota intenciones injerencistas que son inaceptables.

Venezuela posee un sistema democrático sólido, que ha sobrevivido numerosas pruebas y que puede asegurar que refleja la voluntad de su pueblo. A su vez, la política exterior venezolana es soberana e independiente y se fundamenta en la Diplomacia Bolivariana de Paz y no en los intereses de corporaciones transnacionales o de ninguna otra potencia. Venezuela, en consecuencia, conforme al derecho internacional y al principio de la autodeterminación de los pueblos, exige respeto a sus instituciones y a sus procesos democráticos por parte de todas las naciones del continente.

Con información de Prensa Presidencial / Agencia Xinhua.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6373 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter