Ocurrido en Aragua, en 2008

Ayer 27 de noviembre, se conmemoró el sesinato de los dirigentes obreros Richard Gallardo, Luis Hernández y Carlos Requena

Los dirigentes sindicales asesinados en la Masacre de La Encrucijada (2008): Richard Gallardo, Luís Hernández y Carlos Requena. En la foto inferior Richard Gallardo en protesta contra la impunidad y exigiendo cárcel para los corruptos.

Los dirigentes sindicales asesinados en la Masacre de La Encrucijada (2008): Richard Gallardo, Luís Hernández y Carlos Requena. En la foto inferior Richard Gallardo en protesta contra la impunidad y exigiendo cárcel para los corruptos.

Credito: LaClase.info y Aporrea.org

Ayer 27 de noviembre, se conmemoró el sesinato de los dirigentes obreros Richard Gallardo, Luis Hernández y Carlos Requena en Aragua, ocurrido 2008

Richard Gallardo, era coordinador nacional de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Luis Hernández era dirigente sindical de los trabajadores de una importante empresa transnacional de refrescos (Pepsi Cola) y dirigente comunitario en Villa de Cura, también de la central obrera regional, y Carlos requena era igualmente un dirigente obrero de la Unión Nacional de Trabajadores en el Estado Aragua, sindicalista de Produvisa-Conasat.

Los tres líderes obreros eran parte de la C-CURA, Corriente Sindical Clasista Unitaria Revolucionaria y Autónoma, y miembros de la que era entonces la organización política revolucionaria (aunque con críticas hacia el gobierno chavista) Unidad Socialista de Izquierda (USI), que más adelante se convertiría en el Partido Socialismo y Libertad (PSL). Provenían de lo que fue el Partido Revolución y Socialismo (PRS) que unificara previamente a varias organizaciones trotskistas, pero que luego daría lugar a los actuales partidos PSL y Marea Socialista (ambas corrientes fundadoras de la UNETE).

El asesinato sucedió en noche del 27 de noviembre y cerca del inicio de la madrugada del 28 de noviembre de 2008. Los compañeros se encontraban en La Encrucijada, próximos a la población de Cagua del estado Aragua. Habían estado en tareas de solidaridad con los trabajadores de Alpina, en conflicto laboral (una multinacional de productos lácteos, de propietarios colombianos) y en esa jornada tuvieron que enfrentar la represión policial que buscaba desalojar a los trabajadores de esa empresa. Cuatro obreros de Alpina habían quedado heridos por la represión. Posteriormente, un sicario y muy buen tirador abordaría a los dirigentes sindicales tras haber salido de una reunión, cometiendo a balazos el asesinato.

Richard Gallardo, coordinador nacional de la UNT, y Luis Hernández habían sido candidatos a las elecciones del 23 de noviembre por el partido Unidad Socialista de Izquierda (USI) para la Alcaldía del municipio Zamora y a la Asamblea de Diputados de Aragua, respectivamente.

Venían de una larga trayectoria de luchadores obreros y socialistas revolucionarios, con radicales posturas anti-patronales, anti-imperialistas, enfrentados a las burocracias sindicales conciliadoras y mafiosas. Estos dirigentes eran odiados por la derecha local, involucrada con bandas de mafiosos, por las patronales, pero también por la burocracia sindical y políticaprogubernamental . Los dirigentes fueron interceptados en La Encrucijada, cuando se disponían a cenar, abatiéndolos de varios disparos.

En los días siguientes se produjeron en Aragua y en otras partes del país movilizaciones para repudiar este asesinato múltiple y para reclamar que no quedase impune. Hubo muchas expresiones nacionales e internacionales de repudio al crimen y de solidaridad con el movimiento obrero clasista venezolano.

Sin embargo, la C-CURA y el PSL, denunciaron a lo largo de los años siguientes que tanto durante el gobierno de Chávez como en el de Maduro, desde el Estado se había "hecho todo lo posible para impedir la investigación del crimen y el castigo a los culpables". Reclamaron que el gobierno "impidió el funcionamiento de la comisión investigadora independiente que los trabajadores impusieron con la huelga general regional en diciembre de 2008", y que, le dieron un "espaldarazo a los burócratas sindicales del PSUV que son los principales sospechosos del brutal asesinato", según lo expusieron en distintas ocasiones y en un comunicado del PSL y de C-CURA publicado en 2017 en Aporrea.org (https://www.aporrea.org/actualidad/a256046.html). Y en el día de hoy, la corriente internacional en la que militaban estos trabajadores publica un texto conmemorativo a 15 años de ocurrencia de los hechos: Venezuela: A 15 años del asesinato de nuestros camaradas Richard, Luis y Carlos – Uit-Ci

Aseguran los deudos políticos de los trabajadores asesinados que "el asesinato de nuestros compañeros Richard, Luis y Carlos fue un crimen político, un golpe dirigido directamente a la vanguardia obrera más importante del país" y explican en notas publicadas en Aporrea las luchas más importantes en las que habían estado involucrados.

Ver: www.aporrea.org/actualidad/n124761.html

Hubo una detención de un delincuente al que no se le conocía relación con el medio sindical, que fue preso y según dicen se convirtió en un "pran" de la prisión en la que fue encarcelado, pero el caso parece no haber quedado esclarecido satisfactoriamente.

Los dirigentes obreros víctimas de esta masacre de La Encrucijada, dieron en vida numerosas declaraciones y entrevistas para Aporrea y desde Aragua ejercían autónomamente la comunicación obrera y popular para este medio alternativo con noticias de las luchas de los trabajadores en ese estado. ¡Camaradas Richard, Luis y Carlos, hasta el socialismo siempre!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4649 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter