Según el presidente de ALCASA, en esta empresa se aprende a destruir empresas rentables

Manual para destruir una empresa del estado

En ALCASA al igual que en todas las empresas e instituciones del estado, ha sido la tecnocracia quien las ha dirigido, bajo una concepción “técnica” que aparece como neutral. La organización, toma de decisiones, y manera de administrarlas son aprendida en las diversas universidades, escuelas y por supuesto dentro de las mismas empresas con el mismo criterio con que se ejerce en las empresas privadas capitalistas, donde el patrón vela por mantener la máxima ganancia (explotación del trabajo), supervisa sus negocios y cualquier “error” se paga con despido, estos técnicos o compañeros de carrera y de gremio, formados bajo este enfoque, administran nuestras empresas básicas y públicas, hay que hacer dinero dentro de ellas, por lo que las empresas del estado son el gran negocio para muchos de los técnicos y políticos de turno, si exciten “errores” el estado paga y la culpa de las crisis de nuestras empresas siempre, según estos señores, es de los trabajadores.

Como consecuencia estos técnicos en Guayana han construido todo un tejido tenebroso que con banqueros (fundamentalmente el banco Guayana y Caroní), empresarios, vendedores de insumos, vendedores de materia primas, contratistas, subcontratista, cupos del aluminio, carteles etc., son los responsables de nuestras crisis. Estas políticas siempre han sido orquestadas desde la CVG o han contado con su beneplácito, hoy señor Presidente Chávez, muchos de estos funcionarios continúan en sus cargos, otros vienen con la misma mala maña de otras instituciones, donde priva la misma lógica de los negocios en la administración.

Ahora bien, cuando en ALCASA comenzamos a impulsar el Control Obrero y las mesas de trabajo, estos tecnócratas blancos, verdes, rojos, rosados, fucsia, etc., se unieron en una sola voz: “los trabajadores de planta no pueden administrar la empresa, no saben, el saber lo tenemos nosotros”, pero no solo fue ALCASA, en la CVG y demás empresas del holding, el pánico corría por todos los pasillos: “los obreros de ALCASA van acabar con las empresas del estado, nos quieren sacar a nosotros los profesionales con muchos años de servicio para administrar ellos, estos es una locura”, desde el General Rangel Gómez, hasta cualquier tecnócrata tenían esta opinión, nuestra respuesta fue clara y contundente: si ustedes son los que saben y han administrado a ALCASA toda la vida ¿porque tenemos más de 20 años dando perdidas?, el silencio se mantuvo en la mayoría, salvo un grupo de profesionales que se integro a las mesas de trabajo con los obreros. Comenzamos a poner orden en ALCASA y se demostró que en muchas gerencias se podía ahorrar y  pagar deudas y pasivos que tenían durante años, en estas mesas se hicieron adecuaciones tecnológicas (gerencia de laminación, gerencia de reducción, departamento de embarillado y gerencia de fundición) rompiendo con los negocios que esta tecnocracia hacia,  demostramos que la unidad de los asalariados al unir su saberes( saber técnico intelectual con el  saber práctico) podíamos levantar a ALCASA y cambiar la vieja estructura burguesa que heredamos: de una empresa jerarquizada y dirigida a dedo pasamos a una empresa dirigida democráticamente por los trabajadores de manera horizontal (rompimiento con la división social del trabajo), estas mismas mesas de trabajo elaboraron el plan estratégico 2006- 2012, plan que no se ha podido ejecutar, tanto por la vieja tecnocracia como por la nueva. Fue en este proceso que en mejores condiciones económicas estuvo ALCASA en los últimos 15 años,

Ahora bien,  el presidente de la planta ha dicho, en diversas espacios de la empresa, como en foros, que ALCASA es una escuela para aprender a destruir una empresa, a los compañeros pasantes hijos de trabajadores de ALCASA, les dio la tarea de construir un “Manual de cómo se destruye una empresa”, tomando ALCASA como ejemplo.

Lo que no ha dicho el nuevo presidente es ¿porque y quiénes? son los responsable de la crisis de ALCASA, qué relación tiene este plan con las relaciones de producción capitalista, que la CVG nace como mecanismo para impulsar la división internacional del trabajo (transferencia internacional de plusvalía) y en lo interno para saquear estas empresas por medio de las llamadas pequeñas y medianas empresas (donde se expresa la mayor explotación de trabajo, ya que el patrón tiene que competir con los grandes y donde puede bajar los costos es en la mano de obra y el trabajo intensivo). La CVG contribuye así a formar y fortalecer una burguesía nacional (EMPRESARIOS) y local para desarrollar las fuerzas productivas con la sobreexplotación del trabajo.

Nos preguntamos  ¿qué plan tiene el equipo gerencial actual de ALCASA, para sacar la empresa de la crisis, que sea rentable socialmente y convertirla en empresa socialista?, por tanto debe tener como línea la rentabilidad sin explotación, ¿Por qué nos llama flojos, haraganes, sinvergüenzas a nosotros los trabajadores de ALCASA? ¿Será porque hemos ejercido el control obrero rompiendo con la división social del trabajo?

Algunos puntos que debe tener el manual para destruir una empresa 

  • Tener como política la contratación y subcontratación del servicio y el mantenimiento de la planta.
  • Mantener la misma lógica de comercialización y de compras de insumos.
  • Aprobar aumentos desproporcionado para hacer insostenible la planta y poderla privatizar.
  • Mantener la cultura de la no pertinencia de nuestra empresa.
  • No comprar repuestos a tiempo.
  • No tener planes de mantenimientos preventivos.
  • Mantener la lógica de la compra por separado de otras empresas hermanas  como VENALUM, BAUXILUM, CARBONORCA de insumos, materia prima, repuestos etc.
  • Licitar y sacar a todas o mayoría de las cooperativas y meter a las contratas.
  • Mantener a las cooperativas con contratos bajos para que renuncien y mantener a las contratas con contratos elevados y reconsideración de precios.
  • Aumentar la nómina y creación de cargos nuevos por interés de mantener a su familia y amigos en la nómina de la empresa sin el más mínimo conocimiento de la planta.
  • Tener una junta directiva de familiares y amigos que no conocen de aluminio y que deciden vía fax.
  • Mantener fuera de servicio el mayor número de celdas y no castigar a los responsables.
  • Continuar la herencia del zar Sucre Figarela.
  • Contratar abogados de escritorios nacionales declarados completamente de derecha.

De ante mano está mal encarado el debate y desde el punto de vista pedagógico es improcedente, puesto que este manual se les pide a los pasantes, y el pronunciamiento en diversas ocasiones sobre la flojera de los trabajadores (lo único que trabajan son el nuevo equipo, que no sabe lo que es una celda, grúa, horno o un laminador) en vez de crear  una actitud de pertinencia trae  una gran apatía, y la práctica de dirección de la empresa es la misma que siempre se ha tenido en la planta, el dedo supremo sin discusión, viva la dedocracia, viva la tecnocracia.

La democracia obrera no va con este socialismo “guatirense”.

En cuanto al plan para la empresa, ha sido elaborado en claustro por estos tecnócratas y lo único que conocemos del nuevo plan es que se habla de una industrialización del sector aluminio, en una estrecha alianza con el capital privado sea este nacional o internacional (trasnacionales)

 !! Valla forma de salir adelante y construir el socialismo del siglo XXI!!

Escenarios que se nos avecinan

En ALCASA se viene diciendo que no hay dinero para pagar las utilidades, hecho este que preocupa al grueso de los trabajadores, sin embargo, la empresa acaba de aprobar un aumento por merito de 410 Bs.F mensuales, más 5 Bs.F diario por contrato colectivo, bueno, si no hay para pagar las utilidades, ¿Cómo es que nos aprueban 560 Bs.F mensuales?. Esta contradicción se discute por los departamentos, muchos trabajadores viejos creemos que podemos estar en la puerta de un cierre técnico, por lo tanto, esta es una de las preocupaciones para los que han dejado su vida en la planta, otra también es la crítica a la nueva gerencia en cuanto a que ven a estas personas que no solo no saben de aluminio, sino que su trato y opiniones no son las más adecuadas ni revolucionarias.

A raíz de las acciones de la gerencia, veamos algunos conflictos que se pueden generar dentro de la empresa y sus consecuencias dentro de la región:

  • No pagan las utilidades antes de las elecciones, esto llevaría a un gran descontento dentro de los trabajadores, quienes acusarían al gobierno de negligente. Por los candidatos oficialistas votaran los trabajadores de ALCASA y su familiares (3800 trabajadores lo multiplicaríamos X 3 votos de familia y nos dan 12000 votos menos.
  • Se pagan las utilidades con el dinero que se consigue con la venta de tochones, producto de la crisis y la necesidad de pagar utilidades con salario nuevo: el sábado 18 de octubre 2008, pág. 14, Ultimas Noticias, salió pública una licitación de venta de tochones de ALCASA, por costos inferiores a su valor real, esta licitación quedo desierta por la exigencia de la empresa, la ley permite que luego de una licitación desierta, o así siempre lo han hecho, la empresa determina un comprador y vende a este con otras  exigencias, este compra a precios bajos, vende en el extranjero a precios internacionales y trae las divisas al mercado negro, el presidente paga utilidades y queda como un salvador, pero ¿quién paga los daños patrimoniales?
  • En enero se abren licitaciones para los trabajos no “conexos”, quedan más de 800 trabajadores en las calles, tomando calles y edificios públicos (CVG), en momentos en que se habla de una enmienda constitucional o reforma a favor de las reelección presidencial (estarán de acuerdo con esto los señores del MIBAM y CVG o tendrá su “gallo tapao”). Los contratistas entran con contratos millonarios que tercerizan la mano de obra con convenios a largo plazo.
  • Se vende tochones y otros productos a ventas futura, para honrar pagos de quincenas y nos amarran con negocios a largos plazos que dañan el patrimonio de la empresa, esto se ha hecho en el pasado.
  • Se niegan a discutir contrato colectivo, por la crisis financiera y esto sirve para que la contra aproveche para crear desesperanza y protesta en la zona.
  • Se elimina la gerencia de economía popular, porque en ella se encuentra un reducto de guerrilleros, terrorista y comunista (Dicho por el presidente de la empresa), por ende, se acaba la formación socio político “¿para que los trabajadores deben aprender de política, economía, filosofía?” (Dicho por el presidente de la empresa), como también la Universidad Bolivariana de los Trabajadores puesto que la independencia tecnológica no es necesaria si según la actitud y enfoque de la nueva gerencia, vamos a hacer la industrialización con la burguesía y las empresas imperialista, de allí que se firmen convenios con otras universidades públicas donde su contenido y currículo siguen la lógica de la reproducción capitalista.

La emancipación de los trabajadores es obra de los trabajadores mismos y no de un filántropo.  Carlos Marx

Razón tiene el viejo Eustoquio, operador de grúa, que con la llegada del nuevo equipo del ministro nos dijo, “nadie vendrá a hacer lo que nos corresponde a nosotros hacer, pensar que llegaron arcángeles y querubines a salvar los que nos toca, es un sueño de infelices”,  el compañero tiene razón, es a nosotros como pueblo trabajador que nos toca reimpulsar la nueva ALCASA. Debemos, aprender de los errores y aciertos del proceso cogestionario, desarrollar desde nuestra concepción de clase, la política que permita desarrollar políticas liberadoras y hacer de ALCASA una empresa productiva que con el pueblo libre se desarrolle aguas abajo del sector aluminio, para producir productos (no mercancía) que satisfagan las necesidades de nuestros pueblos, en una política de intercambio con los pueblos Nuestroamericanos.

Sabemos que la contra revolución quiere acabar con nuestro imaginario rebelde de pueblo, dentro del cual está el espíritu del 13 de abril, y es por ese temor de tener un 13 permanente como poder constituyente de este pueblo, que trataran por todos los medios de crear la desesperanza. El establecer cualquier convenio con los empresarios y acabar con la construcción un nuevo tejido de propiedad social que apunte a la autogestión, tiene este objetivo. Vivimos hoy más que nunca entre socialismo o barbarie, entonces, debemos ver muy bien quienes estamos por la emancipación del género humano y quienes apuestan por la esclavitud.

Lo que si debemos tener claro es que el capital privado, venga de donde venga, no va ayudar a la construcción del socialismo como sociedad liberadora, le pondremos el nombre o apellido que queramos, pero simplemente es capitalismo, su lógica  es la acumulación, y no se puede acumular sin explotación. Ningún empresario puede decir: “he hecho dinero con el sudor de mi frente”, no y menos en Venezuela, donde los empresarios con la explotación y los negocios con el estado han podido amasar grandes sumas de capitales. El sudor es nuestro.

Pensar que los empresarios liberaran a la clase es creer que la esclavitud fue acabada por los esclavistas.

Osvaldo león

Solo el pueblo rebelde salva al pueblo.

Volveremos por todo los caminos.

Es hora de la otra política

maraco1956@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4717 veces.



Osvaldo León


Visite el perfil de Osvaldo León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a66224.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO