Los Consejos de Trabajadores(as) y el Sindicalismo Clásico.

La confrontación entre el sindicalismo clásico y el papel de los de los consejos de trabajadores(as) en la revolución es histórica e ideológicamente enriquecida por la práctica revolucionaria. No es contra toda manifestación de sindicalismo que las posiciones revolucionarias enfilan sus baterías, por el contrario reconocemos que en momentos históricos determinados algunos sindicatos han asumido posiciones revolucionarias al identificarse plenamente con los intereses de la clase trabajadora. Bienvenidos entonces los sindicatos clasistas, que cuestionan y enfrentan el carácter privado de la propiedad, el papel de asalariado del trabajador(a) como vendedor de la mercancía fuerza de trabajo (la explotación del hombre por el hombre) y la desigual distribución de la riqueza mediante el apropiamiento de la plusvalía.

Nuestros enemigos son aquellos sindicatos que nacen bajo la tutela de la ideología burguesa y capitalista y por lo tanto son concebidos para el reforzamiento del sistema de opresión. A esto denominamos sindicalismo clásico: engendro del sistema capitalista para que mediante migajas económicas debilitar y distraer la lucha de los trabajadores(as) en su fin ultimo de liberarse mediante la destrucción del capitalismo.

La crisis mundial del Capitalismo, manifiesta en la hambruna mundial de millones de personas que mueren de hambre, la inestabilidad social y política producto de pueblos que no tienen acceso a la salud, educación, agua potable y otras condiciones mínimas para una vida digna; el planeta en vías de destrucción por el afán desaforado del consumismo que no repara en daños ambientales escudado en el falso discurso desarrollista, uso indiscriminado de la energía (solo la máquina de muerte del imperio norteamericano necesita cerca de 600.000 barriles diarios de petróleo para su mantenimiento) entre otras causas, empujan al ser humano a convencerse de que una nueva sociedad es necesaria: la sociedad socialista.

Frente a esta situación el capitalismo recurre a debilitar al movimiento revolucionario mediante la administración de su crisis. Entonces el sistema sufre pero a la vez administra su crisis mediante la promoción de toda suerte de ideas e iniciativas que le permitan sobrellevarla. Donde los revolucionarios han avanzado en la toma de posiciones de poder, el capital fortalece a los restauradores. Donde la lucha esta en pleno desarrollo, fortalece a los reformistas. Bajo este enfoque nace y se fortalece el sindicalismo clásico. Les escucharan decir a estos sindicatos: ¡Luchemos por sueldos justos! ¡Por primas de subsistencia! ¡Por reducción de la jornada laboral! ¡ por comedores y cesta ticket! etc. etc. Pero jamás les dirán a los trabajadores(as) la raíz de sus males: jamás le dirán lo injusto de la propiedad nosocial, jamás le dirán el derecho que tienen de apropiarse de los medio de producción.

Despreciemos entonces camaradas al sindicalismo clásico. Combatámoslo con el derecho irrenunciable de construir una sociedad justa. Puntualicemos algunas diferencias de entre el sindicalismo clásico y los consejos de trabajadores(as):

    Sindicalismo Clásico
      Consejos de Trabajadores(as)
    Sindicalismo clásico es una forma de organización de la sociedad capitalista, y no una superación de la misma. Los consejos de trabajadores(as) enfrentan la ideología capitalista y tienen como objetivo construir la sociedad socialista. Entonces son herramientas revolucionarias.
    El sindicalismo clásico, por su función, se instituye para defender las reivindicaciones específicas y corporativas de los trabajadores(as) de un gremio. A tal fin, reconoce, la soberanía del estado y el carácter de mercancía de la fuerza de trabajo El consejo de Trabajadores(as), representación directa de los trabajadores(as) agrupada en el proceso de trabajo, ejerciendo el control de la producción, se constituye en abierto cuestionamiento a ese orden, al capital y por esa vía al estado burgués.
    Organiza los trabajadores(as) no como los productores de bienes y servicios (mercancías), sino como asalariados, esto es como elementos del régimen capitalista de propiedad privada, como vendedores de la mercancía fuerza de trabajo Los trabajadores(as) se organizan como la expresión del poder popular que toma control de las empresas, fábricas (medios de producción). Proclaman la propiedad social como reivindicación histórica de los explotados y excluidos
    El sindicalismo clásico estimula que la producción se defina en torno al mercado y al consumismo. (Sociedad de consumo) El Consejo de trabajadores(as) organiza la producción en torno a las necesidades sociales y al compromiso revolucionario de sastifacerlas.
    El ser humano es un ente productivo: Es mercancía, materia prima, tuerca, equipo, implemento, tornillo, fuerza de trabajo, etc. Un elemento más de los muchos que participan en la producción de mercancía El ser humano es un ente político: trasciende la Empresa, la fábrica, la producción. Su rol en el sistema productivo esta determinado por su accionar político. Actúa sobre la sociedad para cambiarla.
    Entiende el salario nominalmente: la expresión monetaria es la paga por la fuerza de trabajo. Se desentiende de los problemas del resto del pueblo El salario se entiende socialmente: Deben ser cubiertas las necesidades del ser humano: a la expresión monetaria se le suman medidas: Humanización del trabajo, Seguridad en torna a salud, vivienda, educación, enfoque de género, no discriminativo en edad. Etc. Exige que las medidas se expandan a todo el pueblo.
    Promueve la prosperidad de la empresa aun a costa de la explotación de los trabajadores(as) y del fin último del capitalismo: reproducción infinita del capital. Supone que una empresa más prospera implica mejoras para los trabajadores(as) El fin último del trabajo y de la producción es la sastifacción de necesidades materiales que contribuyan a la felicidad del ser humano. Garantiza este objetivo a través de :
    • Propiedad social de los Medios de producción
    • Control de los mismos por parte de los explotados y excluidos (Trabajadores(as)).

*Trabajador de la CVA miembro de la E.P.S. “Pedro Camejo”

freddyrivasd@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3403 veces.



Freddy Rivas


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Gil

Freddy Gil

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a63107.htmlCd0NV CAC = Y co = US