El contrato colectivo y la reestatización de Sidor

El Estado venezolano, garante de la interpretación y cumplimiento de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las demás leyes del país, ya generó jurisprudencia en cuanto a el cómo se pagan las vacaciones, utilidades o cuales conceptos se aplican cuando se trata del salario normal o integral, al reconocer y aplicar los mismos a todas las empresas básicas del país, llámense PDVSA, ALCASA, VENALUM, BAUXILUM, MINERVEN entre otras; quedando demostrado que la no aceptación por parte de la transnacional de estos conceptos en el contrato colectivo de los sidoristas no reside en la legalidad o no, sino que se trata de que LA TRANSNACIONAL ESTÁ ACTUANDO POR ENCIMA DEL ESTADO VENEZOLANO Y APLICA SUS CONSIDERACIONES SUPRANACIONALES violentando el marco constitucional y de las leyes venezolanas.

Esta conclusión, que se verifica en la violación permanente de derechos sociales y de la familia que comete la transnacional y que explica el porque un obrero del sector aluminio con 5 años de experiencia gana 1.900 Bs F y saca de (15.000 a 20.000) Bs F en utilidades y en vacaciones, mientras que un ingeniero en SIDOR con 20 años de experiencia gana 1.300 Bs F y logra de (3.000 a 5.000)Bs F en utilidades y en vacaciones, o el porque dentro de sidor hay 7.000 ex sidoristas haciendo sus labores anteriores, inherentes o propias de la producción, pero hoy, en el mundo de la tercerización en peores condiciones, violentando de manera burlona y retadora nuestra Magna Constitución en su Capítulo V, Artículo 88. El Estado garantizará la igualdad y equidad de hombres y mujeres en el ejercicio del derecho al trabajo., el Artículo 89. El trabajo es un hecho social.…, su inciso 1 Ninguna ley podrá establecer disposiciones que alteren la intangibilidad y progresividad de los derechos y beneficios laborales. En las relaciones laborales prevalece la realidad sobre las formas o apariencias, (llámense fijos, contratas o cooperativas) Artículo 91. Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales. Se garantizará el pago de igual salario por igual trabajo….

Además de la violación flagrante de nuestros derechos sociales y de la familia, está la forma en como se apropian de beneficios correspondientes a los venezolanos cuando en vez de darle valor agregado a los planchones dentro de SIDOR los venden, nos lo regresan al país como bobinas quedándoles la mayor ganancia, o la manera incontrolada y sospechosa como manejan las instalaciones del muelle o el manejo de los estados financieros de la empresa donde si nos presentan el 60% de las ganancias reales es mucho, o como ellos mismos con sus contratas, se ganan las contrataciones de obras, bienes y servicios y luego sub contratan a los apátridas contratistas venezolanos que en su debilidad moral defienden a la transnacional para que les den un cupo en la contratación, o como aprovechan para la transnacional decretos de incentivo al desarrollo industrial que el Estado venezolano le da a la industria nacional( hasta finales del 2007 el Estado le regalo a la transnacional para que desarrollara la industria aguas abajo, 200 millones de dólares y lo único que hizo además de no cumplir con el número comprometido fueron las bombonitas de gas, que de paso se las vende al pueblo en 25 Bs F).

COMO RESOLVER EL PROBLEMA DONDE LA TRANSNACIONAL ESTÁ ACTUANDO POR ENCIMA DEL ESTADO VENEZOLANO

En primer lugar reflexionar sobre el momento histórico que vivimos los venezolanos y concientizar que así como hace mas de 500 años abolimos la esclavitud y por ende esa relaciones humanas donde LEGALMENTE los trabajadores esclavos eran UNA HERRAMIENTA, ni siquiera un ser humano, superamos también el feudalismo donde LEGALMENTE al señor feudal le correspondía estar con la novia la primera noches de bodas, también en 1999 abolimos la representatividad y este heroico pueblo, decidimos asumir nuevas relaciones humanas de protagonismo y respeto a nosotros mismo y darnos una nueva sociedad justa y amante de la paz, que promocione la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos en nuestra NUEVA Constitución tal como se establece en el TÍTULO I –de los PRINCIPIOS FUNDAMENTALES, pero lo mas resaltante como proceso histórico, es lo que a cada momento repite nuestro máximo líder el comandante Chávez cuando reflexiona sobre el poder del pueblo y nos recuerda que el siendo el presidente de la República Bolivariana de Venezuela es un simple instrumento del huracán revolucionario que es el pueblo venezolano inspirador de los pueblos oprimidos del mundo. Es este, el momento histórico del cual debemos tener conciencia y entender de una vez por todas, lo que plasmamos en el articulo 5 de nuestra carta magna (La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.).

Esto significa que habiéndose convertido el problema de SIDOR en un problema de Estado al momento en que la transnacional violenta nuestra soberanía y nuestras leyes e impones condiciones supranacionales, es un deber y un derecho del pueblo venezolano dar una respuesta definitiva a dichos intrusos. Así como sucedió en los años 96-97 donde los bandidos en el Congreso Nacional hicieron uso de la Constitución de Venezuela y pudieron vender a SIDOR siendo de todos los venezolanos, ya que LEGALMENTE existía la REPRESENTATIVIDAD y LEGALMENTE podían decidir por los venezolanos; hoy 2008, abolida la representatividad, LEGALMENTE pero sobre todo MORALMENTE el heroico pueblo venezolano tiene el poder para decirle definitivamente a la transnacional que SIDOR REGRESA DE NUEVO A MANOS DE LOS VENEZOLANOS a través del Estado revolucionario que estamos construyendo. Por lo tanto los sidoristas y el pueblo trabajador de Guayana invitamos al resto del pueblo venezolano a ejercer nuestra soberanía, nuestro PODER CONSTITUCIONAL y recuperar definitivamente nuestra SIDOR.

Para evitar dudas de nuestra decisión y de nuestra convicción de respeto entre nosotros mismo como pueblo, establecimos en el Capítulo IV De los Derechos Políticos y del Referendo Popular en la Sección Segunda, el Artículo 71. Las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo por iniciativa del Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; por acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes; o a solicitud de un número no menor del diez por ciento de los electores y electoras inscritos en el registro civil y electoral. También podrán ser sometidas a referendo consultivo las materias de especial trascendencia parroquial, municipal y estadal. La iniciativa le corresponde a la Junta Parroquial, al Concejo Municipal o al Consejo Legislativo, por acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes; al Alcalde o Alcaldesa, o al Gobernador o Gobernadora de Estado, o a un número no menor del diez por ciento del total de inscritos en la circunscripción correspondiente, que lo soliciten.

Pero si a alguien se le ocurriera firmar convenios o contratos en perjuicio de nuestra soberanía, también decidimos en el Artículo 73. Los tratados, convenios o acuerdos internacionales que pudieren comprometer la soberanía nacional o transferir competencias a órganos supranacionales, podrán ser sometidos a referendo por iniciativa del Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; por el voto de las dos terceras partes de los o las integrantes de la Asamblea; o por el quince por ciento de los electores o electoras inscritos e inscritas en el registro civil y electoral.

Para que exista transparencia en el manejo financiero de SIDOR, para que los trabajadores podamos ejercer la contraloría social y aplicar nuestro protagonismo y corresponsabilidad a través de los consejos de fábrica y para eliminar la aberrante tercerización de nuestra empresa les proponemos que además de la discusión del contrato colectivo, organicémonos dentro de la fábrica y en nuestras comunidades comités por la reestatización de SIDOR, recordemos que este problema al igual que la arremetida de la EXXON, no es solo del presidente, del ministro, del sindicato, ni de los sidoristas , es un problema de toda la sociedad y así debemos abordarlos.

ELIO SAYAGO---MANGLIO UTRERA--- WILFREDO YAJURE

(Candidatos a directores de los accionistas clase B ante la junta directiva de SIDOR)

marpasaed@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7191 veces.



Elio Sayago, Manglio Utrera y Wilfredo Yajure


Visite el perfil de Elio Sayago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Control Obrero, Cooperativismo y Desarrollo Endógeno