Militares conservarían sus puestos

EEUU propone eliminar sanciones si Venezuela establece un gobierno de transición sin Maduro y sin Guaidó

31.03.20 - El Gobierno de Trump está pidiendo un gobierno de transición en Venezuela compuesto por la oposición y algunos miembros del Partido Socialista del presidente Nicolás Maduro y ha presentando por primera vez cómo podrían levantarse las sanciones de Estados Unidos que han devastado la economía venezolana.

El secretario de Estado Mike Pompeo anunció un "Marco de transición democrática" de la administración para Venezuela que ofrece una "ruta de salida secuenciada" detallada de las duras sanciones de Estados Unidos si Maduro y sus aliados cooperan.

La propuesta, que el emviado especial para Venezuela, Elliott Abrams dijo fue aprobada por Trump, pide a Maduro y a Guaidó a "hacerse a un lado" y a que la Asamblea Nacional controlada por la oposición "elija un gobierno de transición inclusivo aceptable para las principales facciones" y luego supervise las elecciones a fines de 2020.

Cuatro de los miembros serían elegidos por mayoría de dos tercios de la Asamblea Nacional, que preside Guaidó. El quinto miembro, que sería presidente en funciones hasta la realización de las elecciones, sería designado por los otros cuatro miembros del consejo. Ni Maduro ni Guaidó serían miembros del consejo.

Pero en lo que parece ser un debilitamiento del tono estadounidense hacia Maduro, el plan no requería que obligaran a Maduro al exilio e incluso sugirió que "podría postularse teóricamente" en las elecciones.

Sin embargo, Pompeo dijo que "Maduro jamás podrá gobernar Venezuela de nuevo".

Bajo el plan, el Alto Mando Militar (Ministro de Defensa, Viceministro de Defensa, Comandante del CEOFANB y Comandantes) permanecerán en su puestos durante el gobierno de transición. Tanto el Ministro de la Defensa como miembros del alto mando militar venezolano fueron acusados de narcotráfico y terrorismo por un juez estadounidense la semana pasada. 

El plan contempla también que las autoridades estatales o locales permanezcan en sus puestos.

“La esperanza es que este esquema promueva la selección de personas que gozan de amplio respeto y conocidas por su capacidad de colaborar con la otra parte”, dijo el representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, en una explicación preliminar del plan. “La gente del mismo régimen ven esto y comprenden que Maduro debe partir, pero a los demás nos tratan bien y con imparcialidad”.

Las sanciones individuales a docenas de funcionarios del gobierno venezolano podrían levantarse tan pronto como renuncien a sus cargos en una transición, dijo Abrams.

Las sanciones económicas más amplias, incluidas las del sector petrolero venezolano y la compañía petrolera estatal Pdvsa, se eliminarán solo después de que Maduro deje el cargo y se retiren todas las "fuerzas de seguridad extranjeras", en referencia a los operativos cubanos y un pequeño contingente ruso, dijo Abrams.

Según el plan, el Tribunal Supremo de Justicia y el Consejo Nacional Electoral serían reemplazados, los presos políticos liberados y la censura terminada, según el documento del Departamento de Estado. Guaidó también renunciaría durante la transición.

Abrams dijo que si se adoptara el marco, habría la posibilidad de ayuda para Venezuela del Fondo Monetario Internacional y la administración también solicitaría al Congreso de los Estados Unidos que apruebe la ayuda.

"El régimen está ahora bajo una presión más fuerte que nunca. Tal vez esta presión conduzca a una discusión seria dentro del régimen" dijo Abrams.

Durante meses, Estados Unidos ha utilizado las presiones económicas y diplomáticas para tratar de quebrar el apoyo de las fuerzas armadas a Maduro, y la semana pasada fiscales estadounidenses acusaron al presidente, el ministro de Defensa y el titular de la corte suprema, entre otros, de narcotráfico y lavado de dinero.

La iniciativa se produce menos de una semana después de que el Gobierno de EE UU. Tomó una táctica más confrontativa, acusando a Maduro y a más de una docena de otros altos funcionarios venezolanos actuales y anteriores por cargos de "narcoterrorismo", acusaciones que calificó de falsas y racistas.

El poder de permanencia de Maduro se ha convertido en una fuente de frustración para el presidente Donald Trump, dijeron en privado funcionarios estadounidenses. Maduro retiene el respaldo de los militares, así como de Rusia, China y Cuba.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 16156 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter