A Lula-Brasil y Honduras- Zelaya

De un compatriota de las serranías venezolanas. Como los hermanos sin frontera de América Latina, despercudidos mentalmente del lastre de la humildad en tiempos del Socialismo que es el mismo de siempre, el de Jesucristo, de Marx, de Lenin; hoy nos hace entender que lo de la humildad es obra de los barbaros y fariseos cuando, por mandato de los avaros, nos obligan a bajar la cérvix.

Entonces, camaradas del mundo, de un hombre sin esos complejos, un grito de alerta para que no permitamos que unos peleles anti patria, atenidos a la fortaleza bélica de su amo, se estén burlando descaradamente de un valioso y valiente compatriota de este continente del sur americano, después que el gozón Vásquez Velasco lo sacó de la residencia presidencial para enseñarle la “ misión cumplida” a los amos de Palmerola, antes de entregárselo al títere de Costa Rica, heredero político de “Pepe” Figueres, quien reclutó a Rómulo Betancourt para la CIA.

Claro que Manuel Zelaya, no fogueado aún después del percance, se confío un tanto en la alfombra roja, quizás por lo simbólico del color, sin darse cuenta que quienes se la tendieron nunca enarbolan el púrpura. Lo pisan.

Pero que carajo, ese seria un tropezón del cual Zelaya se recuperó con valentía trasponiendo montañas y ríos de su Patria para estar más cerca de su gente. Lo que le quita autoridad a los cobardes, si es que alguna vez tuvieron coraje, para martirizarlo con la diabólica intención de ocasionarle una muerte minuto a minuto al hombre que, de seguir vivo, no le pueden quitar la presidencia que le dio el pueblo. Ni siquiera con elecciones. Los plebiscitos dejaron de serlo.

Así los acontecimientos, Presidente Lula, rescatemos a Zelaya y al personal de la embajada de Brasil, quienes corren el mismo riesgo que el Presidente constitucional de Honduras. No permitamos que el golpista Micheletti y otro gorila militar se aprovechen de su indefinición para matarlos. El peligro se incrementa presidente Lula. Haga un alto en los preparativos para las Olimpiadas del 2016 y verá. Es que el caso de Honduras es de vida o muerte, Presidente amigo. Y si tomamos en cuenta que Brasil se está deslastrando de los residuos de la maldita droga con miras al `16, es de concluir que está tocando intereses de los capos que están en el norte. Y tipejos como los golpistas hondureños, quienes ya no tienen alma que vender, no les importa enajenar territorio ajeno y antes que esto suceda, saque de allí a Zelaya, quien sin ese “gancho” sombrerio, debe acogerse al asilo diplomático Su pueblo lo necesita vivo y, además, en el continente suramericano y el Caribe, se le hizo una rebaja sustancial a las morrocoyunas rémoras de la OEA de Insulza. Ahora decimos que no hay mal que dure 2 años. Y en cuanto al borrón y cuentas nuevas del gusto de los gorilas, no hay prescripción que los ampare, ya que a las reposiciones se le sumarán los recesos forzados. Garzón tiene la palabra.

Patria, socialismo o barbarie


pedromendez_bna@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1652 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor