La bobamanía de ser Pity Yankee

Es evidente que al cierre de este año se cierra un ciclo en la historia del gran coloso imperial del norte. El triunfo de Obama ha generado la gran obamanía de pensar que a partir de ahora todo, todo ha de cambiar en el mundo; incluso comenzando por la discriminación racial, que todavía es aplicada al periodista y líder de las Panteras Negras, Mumia Abu-Jamal, quien está condenado a muerte y lleva 26 años preso en Filadelfia, sólo por andar defendiendo los derechos humanos de sus iguales.

Yo no quiero ser un agua fiesta de esa Asamblea Nacional, que más de una vez ha gritado ¡Yankee Go Home! y hoy ha salido a exclamar como gallera de pueblo: ¡Al zambo voy! , ¡Al zambo voy! No, no no, ni de vaina, yo hasta una botella del mejor Jack Daniel´s mandé a comprar en el mismisimo imperio, para cuando Obama comience a cumplir sus promesas electorales brindar con gusto.

Aquí habrá bombas y platillos cuando veamos salir, uno a uno a todos los detenidos, de esa cárcel gigantesca en que han convertido al secuestrado Guantánamo. Y la obamanía será delirante cuando los tanques dejen de levantar ese polvo de sangre y muerte en las negras noches de Irak y Afganistán.

De este lado del bajareque dejaremos de gritar ¡Yankee Go Home!, a partir del momento en que como un negro, nuestro gran triunfador deje de hablar de problemas migratorios y se faje a derribar todos los bloques que hoy conforman el gran muro, que evitan que desde rió Grande hasta la Patagonia, seamos de verdad la gran nación americana.

Todos seriamos pity yankee con gusto, si el niche Obama al recostarse a la cerca de su blanca casa, no nos viera como su patio trasero y entendiera que aquí en esta gran vecindad, también hay Cholitos bolivianos, Miskitos nicaragüenses, Piqueteros argentinos, Mapuches chilenos, Chichimecos mexicanos y negros, trinitarios, haitianos, dominicanos, colombianos y venezolanos tan iguales como él.

Aquí de verdad todos armaríamos la conga, si la primera medida que tomara Obama Hussein, fuese la de quitarle al pueblo gringo el castigo de tener que gastar en el Departamento de Defensa, el 58% de todos los ingresos gubernamentales federales. Rap, Hit Hot y hasta un buen Blue zapatearíamos, si la primera firma en estampar sería al decreto, que les garantice a los 47 millones de estadounidenses la seguridad de que a partir de ese momento tendrán seguridad social.

En fin, repito que no quiero ser pájaro de mal agüero; pero no me voy a desbocar como esos diputados de la Asamblea Nacional, quienes hasta ayer eran más antiimperialistas que el camarada Chávez. Mejor espero como buen florentino y así evito caer en la bobamanía de ser pity yankee; porque negra se le ve la manta, negro el caballo también; bajo el negro pelo'e guama la cara todavía no se le ve.

douglas.zabala@hotmail


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2665 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor