Una Base Militar, muchos enemigos en casa

Primero saquean los recursos de las naciones, a la vez venden productos elaborados bien caros con la materia prima robada. Mas adelante imponen alimentos , entretenimientos y medicinas chatarras. Trasladan maquilas a los países por éllos empobrecidos, subsidian sus productores y acusan a los demás países de desleales al hacer lo mismo, promueven los vicios y trafico de droga, y denuncian a los países que se les salen del control y no los dejan a éllos ser los promotores principales y los beneficiarios principales.

El drama de los países del sur del continente, de áfrica y parte de Asia, es un cuento de nunca acabar. Después que los connacionales de esos países, pierden todas las perspectivas de una vida modestamente decente y estable en sus naciones, viran la vista hacia el país que los saqueó. Abrumados por la propaganda estridente sobre las bondades del imperio y su posibilidad de ser la concreción de un sueño. Ponen todo empeño en llegar al paraíso prometido. Los que logran coronar la meta, descubren una realidad diferente a la que les vendieron. Tras de si quedaron los sueños y los proyectos. Lo que les espera es discriminación, persecución y lavar pisos y baños de los inmorales profanadores de ilusiones. Tienen que adaptarse, tienen que arriesgarse. Para ganarse el pan habrán de jugarse la vida o la libertad cada día. Si tal como la mayoría de sus ídem, no logran evadir las policías de inmigración, pues se acaba la pesadilla de la fuga y empieza la del destierro. No se sabe cual de las dos es peor.

A la miseria en el país de origen le ofrecen como ayuda para mitigarla. El establecimiento de unas bases militares, son afortunados, les ofertan un proyecto que les servirá de mucha ayuda para el futuro. Oh Dios que agradecidos han de estar por la bendición. Ya vienen nuevos tiempos, por fin se acuerdan de éllos y sus penurias. Seria justicia que devolvieran algo de lo muchísimo que se han robado. La gran prensa anuncia con bombos y platillos, la próxima llegada de los salvadores.

El acuerdo dice de manera tajante: que los hijos de la “patria salvadora”, no pueden ni deben ser amonestados, ni acusados por los hechos de violación que ingenuamente cometan. Si algún hijo de pendejo se atraviesa en el camino de los hijos de la “patria salvadora” y es asesinado vilmente en un acto de sana diversión, no debe ser reclamado y mucho menos señalado. Pues eso seria violación intencional del acuerdo y por lo tanto los castigarían, con no gastar sus dólares en los burdeles del país maula y mal agradecido.

Es menester, cuando llegan las tropas de la estirpe superior. Que en la nación salvada, aparezcan muchos centros de procesamiento y fabricación de droga. No es que no existían, lo que pasa es que los servicios de inteligencia del país salvador si los conocían, pero el país del tercer mundo no, de ahora en adelante los salvadores se encargaran de la seguridad anti droga del país salvado. Pero como los enemigos tienen mucho poder y son “castro comunistas”. Lo mejor es controlar toda vaina, desde ejercito, policía, boy scout, mandaderos , prefectos y porsia. Hasta es mejor seleccionar éllos – los salvadores - a los futuros presidentes de la nación salvada. Éllos si pueden traficar con drogas, ahh, pero solo es para entregas controladas, o para hacer un dinerito para comprar armas para otros países a ser salvados. Todo por que el congreso salvador, le dio la gana de no aprobarles la partida para tal fin. Pero no importa, para eso son los secretos a viva voz. Nadie se enterará, si no 15 años después; cuando desclasifiquen los documentos del pentágono, algo así como : “ YO YA LO SABIA, PERO AHORA SI LO SÉ".

En la base militar, se pueden resolver económicamente, todos aquellos buenos ciudadanos de buenos sentimientos, que se quieran enrolar en el ejercito salvador para, ir allende los mares a matar niños, mujeres y ancianos, que desde sus humildes casas, conspiran en contra de la democracia occidental y que se niegan tercamente a reconocer un Dios, que les impone obediencia (con el benevolente garrote vil ) total y absoluta a los designio del hijo predilecto, que habla todos los días con Dios desde la Casa Blanca.

El señor que pone bases militares, está molesto con el presidente dictador y come niños de Venezuela ¿ saben por que? Pues él no quiere que en su país se establezcan varias bases militares para salvar a esta nación. Fíjense que mal agradecido es. Es por eso que se han comprado canales de televisión, periódicos, radios y otros medios de comunicación salvadora, para que el pueblo abra los ojos.. ¡VIVAN LOS SALVADORES!

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2236 veces.



Javier del Valle Monagas Maita


Visite el perfil de Gipsy Gastello para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: